cine alemán 1933-1945

el-cine-aleman1933-45
Luego de un largo periodo en que el cine alemán era sinónimo de oscuridad, pesadumbre y depresión, delatores de un pueblo perdido y descorazonado, con la llegada del nacionalsocialismo el cine alemán cambia totalmente. Ahora gusta y divierte, es popular y esto porque se ha hecho ahora sinónimo de melodioso, sentimental, bueno y seductor.
Para el pueblo alemán, desde el advenimiento del nacionalsocialismo, el porvenir volvió a presentarse henchido de esperanzas y esto es precisamente lo que se respira en su cine. Se cree de nuevo en los sentimientos, en la música, en el campo y en el amor. Las películas hacen soñar, cantar; hablan de un pasado heroico y confían en el porvenir.
Existe además una cuestión de disciplina. El pueblo alemán ha recobrado su patriotismo, un patriotismo que no admite deserciones y aquí sería una deserción venir con imágenes que pudieran desacreditarlo moralmente ante los ojos de fuera.
Tal vez el arte tiene también una secreta simpatía para todos aquellos aspectos buenos y dulces, luminosos, que constituyen el honor y la grandeza del hombre.
La crítica moderna se las ha ingeniado sin embargo para encontrar en cada detalle del cine alemán, sea bueno o malo, ligado a la política o no, una ácida crítica al nacionalsocialismo y para reducir el arte de aquella época a un perverso instrumento de un aún más perverso fin.
Pero aun con estas anteojeras puestas, puede notarse que algunas de las características esenciales del cine alemán eran mostrar los sentimientos, tratar temas musicales, localizar la acción en el campo y como trasfondo de todo, el tema esencial de toda la historia del cine: el amor.
Realmente esos cuatro temas mencionados resumen muy bien las principales características del cine en tiempos del nacionalsocialismo.
Se intenta en este libro, acompañado de una gran cantidad de imágenes, dar un vistazo a los hechos más destacados del cine en el período 1933-1945, así como de sus películas, temáticas y personajes más importantes, con el fin de tener una visión general del cine alemán en tan controvertida época.

ÍNDICE

Películas políticas ………………. 3
El judío Süss ………………. 13
Documentales ………………. 18
Leni Riefensthal ………………. 25
Luis Trenker ………………. 46
Heimatfilms ………………. 54
Otros artistas ………………. 58
Heinrich George ………………. 65
Música ………………. 71
Actores y actrices ………………. 93
Películas de temática general ………………. 129
Películas bélicas ………………. 162
Películas biográficas o históricas ………………. 181
Películas posteriores al III Reich ………………. 197
Relación de películas realizadas en el III Reich ………………. 202
Directores en el III Reich ………………. 219
Actrices ………………. 220
Actores ………………. 223

INTRODUCCIÓN

En la revista “Films Selectos” del 25 de mayo de 1935, se publicó un interesante artículo firmado por J. Palau y titulado “Nuevas Rutas del Cine Alemán” que es muy clarificador. Posiblemente J. Palau sea José Palau prolífico autor en temas artísticos especialmente musicales. En los años cincuenta era el autor wagneriano por excelencia con dos libros publicados sobre el maestro de Bayreuth y otros varios dedicados a músicos ilustres, historia de la ópera, vida de Goethe etc. Aunque en caso de tratarse de dicho ilustre personaje, en esos años era una persona joven, no hay duda de que sus opiniones son atinadas y producto de la reflexión y del conocimiento. Veamos lo que decía en dicho artículo: “Tiempo atrás película alemana significaba, además de un alarde de virtuosismo fotográfico, la exposición de una historia desagradable en estilo francamente realista. Hablamos aquí, naturalmente, en términos generales y creemos que todo el mundo que tenga en consideración las películas realmente características, tendrá que reconocer la exactitud de nuestro diagnóstico.
“En los últimos tiempos del cine mudo el género imperante es aquel, que una película ya sonora, “El ángel azul” lleva a su máxima extralimitación. Cine alemán es, en aquel entonces, sinónimo de pesadumbre, vicio, barrios bajos, de escenas en claroscuro, en donde flota una atmósfera de depresión, delator de un pueblo perdido y descorazonado. Un pueblo que ha perdido la guerra y que tiene pocos motivos para alegrarse. En las películas, cuando ríe, lo hace con más cinismo que gracia. (…)
“Hoy las cosas han cambiado del todo. Los productores alemanes han modificado totalmente los métodos de trabajo, supeditándolo todo a la conquista de la simpatía que han conseguido finalmente. Hoy el cine alemán gusta, es popular y esto porque se ha hecho ahora sinónimo de melodioso, sentimental, bueno y seductor. En materia de películas color de rosa, hoy, por una curiosa inversión de los términos, los productores alemanes pueden aventajar a sus competidores americanos. Antes triunfaban solamente las elucubraciones utópicas de un Fritz Lang. Aparte de estas realizaciones, las obras maestras de la cinematografía alemana, no conseguían más que el favor de un público reducido, aunque selecto. Hoy la producción de tipo corriente -pongamos un film, sea cual sea, de Martha Eggerth- constituye una seria competencia al buen film comercial americano”.
El autor pasa a continuación a enumerar los tres motivos que, a su juicio, han sido causa del cambio de orientación del cine alemán. El primero de ellos es la necesidad de un cambio, ante la imposibilidad de volver una y otra vez sobre los mismos temas, según J. Palau: “La persistencia se convierte en abuso, el abuso es monotonía”. El segundo motivo lo encuentra en la llegada del cine sonoro lo que permite a países tan musicales como Alemania y Austria, desarrollar un género que se adapta a su sensibilidad y aptitudes. El tercer motivo es el siguiente:
“Como tercer motivo cabe señalar las profundas modificaciones que la vida pública alemana ha sufrido últimamente, desde el advenimiento del nacionalsocialismo. El porvenir parece ahora henchido de esperanzas. Al menos, mejor que el presente, y esto siempre ha sido un resorte de energía. Ya lo ha dicho Keyserling: “En ninguna parte encontraréis hoy más optimismo fácil que en los países que estando peores ven mejorar cada día un poco su condición”. Y esta esperanza recobrada se respira en las películas. Ahora hay de nuevo luz y risas. Ahora se cree de nuevo en los sentimientos, en la música, en el campo y en el amor. Ahora las películas hacen soñar, cantar; hablan de un pasado heroico y confían en el porvenir.
“Además existe una cuestión de disciplina. El pueblo alemán ha recobrado su patriotismo, un patriotismo que no admite deserciones y aquí sería una deserción venir con imágenes que pudieran desacreditar moralmente al pueblo alemán a los ojos de fuera. Hay que considerar delincuente todo lo que pueda mermar la entereza moral, la voluntad alegre de las nuevas generaciones e indudablemente no es con espectáculos como “Varieté” o “El ángel azul” como se forma una juventud disciplinada y cordial.
“El cine alemán se ha vuelto de color de rosa. Hay excepciones, pero aún en estos casos es muy raro hoy encontrar películas alemanas desagradables.
“La esencia del arte es indiferente a estas cuestiones y el cine alemán puede ser tan digno hoy con películas como “Vuelan mis canciones” como ayer con películas como “Asfalto”. Ahora que, la verdad, cuando el film no tiene la categoría de una realidad artística, más vale mil veces la fórmula actual. Si más no, no molesta. Después de todo las cosas sucias siempre nos han molestado. Y quién sabe… Quién sabe, pensamos para nosotros, si el arte no tiene también una secreta simpatía para todos aquellos aspectos buenos y dulces, luminosos que constituyen el honor y la grandeza de un hombre.”
¿Es posible explicar mejor en menos palabras el cine del III Reich? Y sin embargo cuando no hace muchos años se emitieron por una cadena de pago una serie de películas alemanas de aquella época, los dos o tres presentadores que se alternaban en la presentación de las diversas películas, hacían una competencia para intentar ser el peor de los tres. Evidentemente habían recibido todos ellos instrucciones precisas de que era necesario hacer una critica demoledora contra todas las películas por el simple hecho de haber sido realizadas entre 1933 y 1945. El que productores, actores, guionistas fueran o no nacionalsocialistas no era importante. Si hicieron cine en el III Reich es que eran malos y si las películas se habían producido en esa época, es que eran malas. Y así ni una sola vez hablaron bien de manera general de una película. Había que destacar todos los errores por pequeños que fueran y dar interpretación ideológica a los mínimos aspectos del diálogo y así esos críticos que se extasían al hablar de “Casablanca”, no lograban encontrar nada positivo en el cine alemán. Como muestra de lo dicho veremos la advertencia que precedía a la película “El Lago de mis Ensueños” cuando fue emitida por televisión en un canal público: “Durante la II Guerra Mundial el cine alemán, junto a películas de propaganda al servicio del nacionalsocialismo, se dedicó a realizar comedias y dramas de contenido romántico, productos dirigidos a procurar la evasión de la realidad en fechas trágicas para el pueblo alemán. La película de esta noche, dirigida en 1943 por Veit Harlan, es un fiel exponente del cine alemán de aquella época”. Es evidente que si no se hubiese mencionado nada del tema, indicando únicamente el año y la nacionalidad, nadie hubiese pensado en que pudiese tratarse de una cuestión política, pero al indicarlo se favorecía evidentemente al III Reich ya que nadie podría pensar que una característica del cine de aquella época fuera el ser “cine romántico”, y si algún espectador se puso a reflexionar sobre esa nota, debió percatarse de que ese “fiel exponente del cine alemán de aquella época” fue realizado en 1943 y que no podría ser motivo de “evasión de la realidad en fechas trágicas para el pueblo alemán”, pues desde 1933 hasta 1943 inclusive, las fechas no habían sido trágicas para el pueblo alemán sino sumamente optimistas, de lo cual hay que deducir que el cine romántico era la característica esencial del cine nacionalsocialista, sin necesidad de explicaciones inventadas.
Tal como dice J. Palau, algunas de las características esenciales del cine alemán eran mostrar los sentimientos, tratar de temas musicales, localizar la acción en el campo y como trasfondo de todo, el tema esencial de toda la historia del cine: el amor.
Realmente esos cuatro temas mencio­nados por J. Palau resumen muy bien las principales características del cine en tiempos del nacionalsocialismo. Es por este motivo que hemos señalado en la lista que sigue, las películas que tratan temas musicales y también hemos indicado aquellas películas que “pasan en el campo”. En Alemania existe la tradición -sorprendentemente todavía hoy- de los llamados “Heimat Films”, es decir, “películas de la patria” más que “películas patrióticas”. Son películas que pasan en zonas rurales, donde todos los personajes son gente de campo. Más adelante volveremos sobre este tema. Hemos señalado estas películas así como las que tratan temas de montaña o las que sin tratar específicamente de ello, transcurren de manera notable en ambientes naturales. No hemos señalado las películas de “amor”, ya que de una manera u otra lo son todas y aunque algunas destacan especialmente por ello, son difíciles de calificar y lo mismo con las que tratan de otros sentimientos.
===
FUENTE:
http://www.libreria-argentina.com.ar/libros/cine-nacionalsocialista-el-cine-aleman-1933-1945.html

Anuncios

7 nov 2015: DIA DE LA SANGRE

unnamedI DÍA DE LA SANGRE
-Sábado, 7 de noviembre de 2015, Madrid-

10:30 – Apertura de puertas

11:00 – Bienvenida

11:15 – Conferencia “Por deber me quedo”, a cargo de Jesús Lorente.

Esta conferencia versará sobre las últimas batallas más encarnizadas en la defensa de Berlín, describiendo algunos de sus episodios más importantes, como los del búnker del zoo y el búnker de la Cancillería del Reich en Berlin.

12:30 – Conferencia “El nacionalsocialismo, ese gran desconocido”, a cargo de Ramón Bau.

El nacionalsocialismo es totalmente desconocido, no solo para el público en general sino para nuestros propios medios de alternativa. Y lo peor es que tanto la gente como muchos simpatizantes creen que lo conocen, con lo cual ni siquiera son conscientes de que no es así.

17:00 – Conferencia “9 de Noviembre: Empieza la revolución NS”, a cargo de Javier Nicolás.

Han pasado más de 90 años desde aquel 9 de noviembre de 1923, origen de muchos de los arquetipos que marcarían la revolución NS en Alemania: la confección del “Mi Lucha”, la creación del nuevo NSDAP, los primeros mártires del movimiento y el fortalecimiento del Führer.

18:00 – Presentación de la nueva campaña de Ayuda Parda.

18:30 – Conferencia “La lucha editorial”, a cargo de José García Hispán.

19:30 – Clausura.

Entrada: 5€
-Puntualidad, seriedad y corrección al vestir-
(Acto privado, acceso solo mediante invitación personal.
Para asistir póngase en contacto con la dirección de la Asociación: info@devenireuropeo.com)

la ECONOMIA durante el III REICH

http://vnnforum.com/showthread.php?t=141900&goto=nextoldest

Hitler NO era Capitalista

“La burguesía sabe volverse heroica, ¡y cómo!, apenas se le toca la billetera.”

Adolf Hitler

La explicación marxista del fenómeno Hitler da por seguro que éste fue elevado al poder por los grandes industriales, detentadores reales y exclusivos del poder en un régimen capitalista. Las altas finanzas judías cooperaron también a esta elevación, para salvar las inversiones norteamericanas en Alemania. En consecuencia, el movimiento nacionalsocialista se habría beneficiado de subvenciones inmensas que costearon la propaganda y al aparato de intimidación que aseguraron el advenimiento del III Reich.
Algunos se basan en el famoso libro “Hitler gano la guerra” de Walter Graziano quien comparando a los EEUU con Hitler, ha terminado siendo utilizado por una derecha que converge con él en la aversión a los “gringos”, sin importarles mucho lo que piense de Hitler y ante todo el libro está hecho para vender y que el lector se asombre de la conspiración pero al final termina sin saber nada. El autor la pasa hablando de la oligarquía norteamericana pero nunca menciona nada que pueda parecer judío, al contrario, dice que Hitler ganó la guerra porque insinúa que la oligarquía estadounidense es de cierta manera “nazi” Parte de una concepción erradísima del Nacional Socialismo y piensa que Hitler ganó la guerra porque la potencia dominante de hoy en día se parece al III Reich. Para fundamentar ese ridículo argumento payasea un poco con inversiones que estadounidenses hicieron en el III Reich pero no dice nada de los millones que iban a la Unión Soviética.

En realidad la una pequeña parte de la finanza internacional SÍ financió a Hitler, pero hay que aclarar cómo y por qué:

En 1923 un “renombrado economista” (eufemismo para cerdo liberal pro-banca internacional) fue nombrado presidente del Reichsbank, que vendría a ser algo así como el Banco Central de Alemania. Su nombre era Hjalmar Schacht.

Hjalmar Schacht dimite en 1930.

En 1933 llega Hitler al poder.

Hjalmar Schacht dice en su libro “Memorias” que no simpatizaba con la ideología de Hitler, pero que un mes antes de su llegada al poder le ofreció sus servicios “con la esperanza de que sería posible encauzarlo” (es decir, desviar su futura política económica). Schacht explica en el libro que en todo caso es más fácil ejercer presión desde dentro que desde fuera del régimen.

Cuando Hitler llega al poder le pregunta a un tal Luther, que en ese momento era presidente del Reichsbank, cuánto dinero podía conseguir para reactivar la economía. Luther le dice que puede conseguir 150 millones de marcos.

Por separado, Hitler le hace la misma pregunta a Schacht, que le ofrece, seguramente confiando en sus amigos extranjeros y hermanos de logia (*), 600 millones de marcos.

Así es que Schacht es nombrado presidente del Reichsbank por segunda vez.

Schacht logra romperle las pelotas a Hitler durante varios años tratando de encauzarlo hacia una política liberal, amenazándolo con que su política económica va a generar inflación y todos los bolazos que siempre tiran los liberales, pero Hitler no le hace caso ninguno y en enero de 1939 lo manda a freír espárragos, echándolo del cargo. La inflación augurada por Schach no llegó nunca.

Se afirma que al inicio Schacht obtuvo algunos préstamos secretos por parte de las casas bancarias judías de Warburg y Kuhn Loeb and Company. Según Sidney Warburg, la ayuda total -solo en 1933- había sido de 32 millones de dólares.

Schacht menciona en sus memorias como se empeñó en cambiar siempre el criterio de Hitler. Dice que le entregó personalmente, durante un breve viaje por mar, un memorándum en el que le hacía notar la mala impresión que causaban en el extranjero las leyes de Núremberg (que excluían a los judíos de la economía, recordándole la famosa frase de Schopenhauer: “Si se le pisa un pie a un judío en Frankfurt, toda la prensa, desde Moscú hasta San Francisco, levanta vivas manifestaciones de dolor”. Schach cuenta también en sus Memorias que siempre, desde 1935 “traté siempre en todas las reuniones ministeriales de retrasar y limitar el rearme”.

Luego cuenta que comenzó a reunirse con opositores para intentar matar a Hitler, ya que no lograba encauzarlo.

(*) Aquí cabe aclarar que Schacht tenía importantes contactos con la finanza internacional y pertenecía además a una logia llamada “Urania Hacia la Inmortalidad” a la cual pertenecían los banqueros judíos Benjamín Stroung, presidente de la Reserva Federal de USA, Jacobo Goldschmidt, Montagu Norman, James Speyer, Havenstein, Dreyfus, Straus, Warburg, Aufhauser, Behrens y otros más. Schacht se hizo miembro de la misma siguiendo la tradición de sus antepasados. Todo esto no se supo hasta el juicio de Núremberg, cuando Schacht fue absuelto con las siguientes palabras:

“Si la política propugnada por Schacht se hubiese llevado a la práctica, Alemania no hubiese estado preparada para una guerra europea”.

Después de ser absuelto en Núremberg, Schacht fundó un banco en Dusseldorf.

Los que en realidad financiaron a Hitler fueron:

– IG Farben (sector electro-químico)
– Deutsche Bank
– Thyssen
– Dresdner Bank
– Commerzbank
– Kreditbank
– Flick (consorcio del acero)
– Bosch
– Aceros Krupp
– Ford

Para la mayoría de las anteriores, la colaboración con el movimiento NS no se iniciaría hasta 1933, según algunos autores, movidos por distintos intereses. Así:

IG Farben, Siemens (Carl Siemens ya donaba fuertes cantidades a las SS en 1933) y Deutsche Bank, defenderían la idea de un bloque económico europeo cerrado. Interesadas igualmente en eliminar las restricciones del rearme y la protección estatal de la industria pesada/terratenientes.
Se apoyarían en Darré, Dr. Schmidtt, Hess y Röhm (se estima que donaban a las S.A. 3 millones de marcos mensuales).

Las empresas pesadas Thyssen, Flick, Junkers y Dresdner Bank (vinculada a capital norteamericano), consideradas “conservadoras y reaccionarias” preocupada por la posición de los Strasser e interesadas en líneas comerciales con Norteamérica. Apoyadas dentro del Partido por Göering.

Sobre Henry Ford:

La discusión se centra en el apoyo por Henry Ford para la oposición de Hitler al bolchevismo. En la década de 1920, Ford publicó un periódico, The Dearborn Independent, en gran parte dedicada a exponer las raíces judías del bolchevismo y de la complicidad entre los comunistas en la Unión Soviética y los banqueros judíos de Wall Street. Sus artículos, incluyendo su análisis de los Protocolos de los Sabios de Sión, se recogieron en forma de libro, un estudio en cuatro volúmenes llamado El Judío Internacional, el problema más importante del mundo.

Los Grupos de escribir: “Tanto Ford como Hitler creía que los capitalistas judíos y los comunistas judíos eran socios encaminadas a obtener el control sobre las naciones del mundo Sus puntos de vista difieren en cierta medida, pero esto fue principalmente el resultado de sus posiciones contrastantes y nacionalidades….. El comunismo era una creación completamente judía. No sólo fue su fundador, Karl Marx, el nieto de un rabino, pero lo más importante judíos ocupado cargos importantes, así como un alto porcentaje de los miembros, en los partidos comunistas de todo el mundo. ”

Hitler era un aliado de los Bush:

“Según el Reporte de la Investigación gubernamental de 1942 afirma que Compañía de Fachada de Bush para los Nazis era una compañía del Vereinigte Stahlwerke (United Steel Works Corporation Trust Nazi del Acero) conducido por Fritz Thyssen y sus dos hermanos. Después de la Guerra, investigadores del Congreso probaron que los intereses de Thyssen y el Union Banking Corporation eran unidades relacionadas al Partido Nazi. La investigación demostró que el Vereinigte Stahlwerke produjo la siguiente proporcion del total alemán para el periodo:

• 50.8% del Hierro en lingotes Nazi.
• 41.4% del Acero en placas universales Nazi
• 36.0% del acero en laminas pesadas
• 38.5% de las láminas galvanizadas
• 45.5% de la tubería y las cámaras nazis
• 22.1% de los alambres nazis.
• 35.0% de los explosivos nazis. “

Replica de Argumentos:

Hacer algunas búsquedas en la web. Como de costumbre, la izquierda progre sólo presenta hechos cuidadosamente seleccionados que apoyan sus reclamos e ignoran cualquier “inconveniente” de desinformación.
“El presidente Bush debe su herencia familiar a Adolf Hitler, y su abuelo, Prescott Bush, ayudó a financiar la llegada de los nazis al poder en Alemania”. Estas historias han circulado durante años, pero reapareció el 13 de mayo de 2003, en el diario cubano Granma del Partido Comunista, titulado, “La familia Bush Financio a Adolf Hitler”. Pero en realidad Prescott había estado en la junta directiva de Union Banking Corporation., cuyo propietario mayoritario, la familia Thyssen de Alemania, de hecho había financiado a los nazis en contra de un temido golpe comunista de la Alemania de los años 1920 y 1930. El líder de la familia Fritz Thyssen rompió con Hitler durante el programa de la Kristallnacht de 1938 contra los judíos, así que “el famoso industrial nazi Fritz Thyssen” se manifestó en contra del régimen nazi y fue catalogado como un enemigo. Huyó de Alemania, pero fue finalmente capturado en Francia por los nazis y pasó 4 años o más en prisión hasta la victoria aliada. fue despojado de su ciudadanía y fortuna, y se encontraba en una prisión nazi en el momento de Bush se sentó en ese tablero. Prescott Bush, tenía sólo una parte de las acciones de la UBC, No hay evidencia de que tuvo algo que ver con el trabajo político de Thyssen en Alemania.

Por ultimo hay que mencionar que esta ideología nunca propugno una lucha de clases como el marxismo el objetivo fue siempre fortalecer a la clase media.
***
http://vnnforum.com/showthread.php?t=141900&goto=nextoldest
+++

http://vnnforum.com/showthread.php?t=141900&goto=nextoldest

La Economía del Tercer Reich

La Economía del Tercer Reich

La economía nacionalsocialista no sigiuió doctrina alguna, su único objeto era aumentar la productividad al servicio de la sociedad, pues cualquier sistema económico que fuese adoptado, independientemente de su origen o de sus dogmas teóricos, era valorado de acuerdo a sus resultados en la práctica. De modo que puede decirse que la economía nacionalsocialista, era una economía ecléctica, que tomaba de cada idea lo mas provechoso para la sociedad.

Economía dirigida

En los comienzos del régimen nacionalsocialista, Robert Ley intentó, a imitación del fascismo, organizar corporativamente el Frente del Trabajo, pero ante las protestas de Alfred Rosenberg, el corporativismo fue abandonado por el Führerprinzip.

Los consorcios, las cámaras de comercio y las agrupaciones industriales fueron respetados y no se amenazó al capital privado, sino que se defendió la propiedad privada. En realidad, el Tercer Reich no modificó la estructura económica de la República de Weimar, sino que se limitó a intervenirla.

Se llegó incluso a hacer obligatorio el consorcio de industrias. Resulta interesante hacer notar que el Führerprinzip no fue introducido en el seno de los consorcios, sino que continuó dirigiendo la mayoría. De esta manera, la economía dirigida se combinó con la iniciativa de la empresa libre. El capitalismo fue suprimido relativamente, pero al contrario de lo que sucede actualmente con el neoliberalismo, el capitalismo fue intervenido y puesto al servicio de la comunidad. En el capitalismo financiero plutocrático, el capital produce la riqueza, pero en la economía del Tercer Reich, es el trabajo el medio que la produce.

“Las finanzas deben estar al servicio de la comunidad. Los plutócratas no deben formar un Estado dentro del Estado. En el área de la política social nuestro principio debe ser: el bien general es la ley suprema.
Debemos juzgar a una economía desde el punto de vista del provecho que en la práctica proporciona al pueblo y no partiendo de una teoría. Así, si alguien nos dice: Miren, tengo una teoría económica maravillosa, debemos responderle: ¿Qué provecho se le puede sacar? Esto es lo decisivo. La teoría no debe interesar en modo alguno, nos debe interesar únicamente el provecho, pues las personas no están al servicio de la economía, sino la economía al servicio de las personas.
Los créditos, además de que significan una carga de intereses, implican depender políticamente de fuerzas extrañas a la nación. Los intereses devoran la capacidad de ahorro de un pueblo.”

Agricultura

El nacionalsocialismo, lejos de intentar proletarizar a la sociedad, impulsó la formación de nuevos grupos selectos. Puesto que consideraba a la agricultura como base de la economía, en el campo, constityó una clase privilegiada de labradores cuyas haciendas formaron bienes de familia inalienables, indivisibles y transmisibles por derecho de mayorazgo.

Historia

Cuando el NSDAP llegó al poder en 1933, la economía de Alemania estaba sumergida en un desastre económico originado por el Tratado de Versalles y aún sufría los efectos de la Gran Depresión iniciada en EEUU en 1929 y que también había perjudicado severamente el comercio exterior alemán con seis millones de desempleados y dos millones de subempleados.

Al Nacionalsocialismo le bastaron dos años para impulsar un desarrollo desbordante de prosperidad. Y a los cuatro años el país era ya una potencia entre las potencias.

Adolf Hitler estuvo a cargo de una de las mayores y mejores expansiones de la producción industrial, de infraestructura y la mejora civil como nunca antes se había visto, levantando enormemente la economía alemana.
Entre 1934 y 1937, la Alemania de Hitler gozó de excelentes estándares de vida para la clase obrera y media. La tasa de desempleo se redujo sustancialmente para posteriormente desaparecer por completo. Esto debido en su mayor parte a través de la construcción de obras civiles (Organización Todt). Desde el punto de vista económico, los resultados fueron notables: de 1933 a 1938, los ingresos aumentaron de 6.600 a 25.000 millones de Reichsmarks.

Se iniciaron importantes trabajos de comunicación vial (carreteras o Autobahn); en siete años de su gobierno se construyó una red de autopistas nacionales de 12.000 kilómetros que aún hoy en día se utiliza, además de represas, ferrocarriles y edificios majestuosos. Entre 1933 y 1938 se construyeron en Alemania 677.870 edificios que contienen 1.458.124 viviendas populares.

El régimen de Hitler impulsó una enorme intervención del Estado en la economía ya sea creando empresas estatales de servicios como fijando controles de precios y reglamentando toda actividad de las empresas privadas, de tal manera que los empresarios alemanes debieron seguir las directivas gubernamentales.

En el extranjero, muchos economistas se habían burlado de este “experimento” y habían esperado un catastrófico derrumbe. Como éste no ocurría, después de ocho años, el Radcliffe Collage de Cambridge Massachussets, becó a Maxine Y. Sweezy para que viajara a Alemania a hacer una investigación.

Maxine dijo que era necesario hacer un estudio de esa estructura económica porque, contra lo que se esperaba, ni una inflación, ni la falta de recursos económicos ni una revolución interna habían aparecido.

Y ya en el campo de los hechos, Maxine fue encontrando muchas novedades:

•Reducido el costo del Gobierno, puesto que Hitler y los demás funcionarios no cobraban sueldo, los fondos se dedicaban a emprender grandes obras públicas para dar trabajo a los desempleados.

•La agricultura, siendo la base de la economía, recibió apoyo decisivo con diversas medidas y pudo incrementar la producción de víveres para no depender de importaciones extranjeras.

•Era obligatorio que la industria rebajara los precios de sus productos cuando se lograba disminuir el costo de tales o cuales materias primas (insumos).

•Los líderes que se enriquecían con cuotas sindicales fueron reemplazados por “Tribunales de Honor”, que exigían cumplir sus deberes a obreros y patrones. El patriotismo se movilizó como un nexo de la solidaridad.

•Ese mismo nexo fue cultivado para acercar a la clase alta, la media y la baja, a fin de que la unidad de clases diera más fuerza funcional a la nación. Solidaridad de clases no lucha entre ellas.

•Trabajadores y empleados que llegaban a la edad de retiro, pero en buenas condiciones físicas, seguían trabajando. Para casos de reducción de rendimiento se crearon talleres especiales.

•Plan de construcción de casas: el costo máximo era de 7,000 marcos, de los cuales podían obtenerse 2,000 como préstamo gubernamental, con una tasa de interés del 3% anual.

•Exención de impuestos a empresas que desarrollaran procesos técnicos de importancia nacional. Esto alentaba la inventiva.

•Se impulsó la industria química para producir sucedáneos de productos escasos. Así surgió la margarina. Del carbón de piedra se empezó a producir gasolina sintética. Con piel de pescado se hacían zapatos. Los autobuses fueron adaptados para usar gas en vez de gasolina. Se aprovechó el vidrio para hacer tuberías. El papel y el aceite de desecho fueron reciclados. Los forrajes de verano pudieron usarse en invierno mediante depósitos fermentadores. Del aserrín se obtuvo harina para forraje. De las papas se extrajeron azúcares, etc. Surgió una gran variedad de compuestos químicos (erzaf).

•La economía se ajustó para evitar devaluaciones, pues se negó que éstas tuvieran algo de positivo, aunque el sistema liberal les atribuye ciertas virtudes.

•Nació el Volkswagen (literalmente en alemán, “automóvil del pueblo” ). Fue idea de Hitler la creación de un coche accesible para servir como medio de transporte en tareas diarias al trabajador y brindarle placer en sus tiempos de ocio, proyecto que fue encargado a Ferdinand Porsche. En cinco años se duplicó el número de automóviles.

•En Fallersleben se construyó no sólo la fábrica de automóviles más grande del mundo, sino la fábrica más grande del mundo de cualquier cosa.

•Muchas libertades propias del liberalismo económico “dejad hacer, dejad pasar”, fueron restringidas cuando se trataba de beneficiar a las mayorías. Un sentido de solidaridad lograba que esto fuera aceptado, según el socialismo nacional.

Además:

•Se impulsó el empleo de pequeñas empresas, mediante el préstamo crediticio sin interés, el cual al ser pagado al gobierno en moneda nacional, se destruía inmediatamente evitando así la inflación.

•Se creó una ley “para la disminución del paro forzoso”, y se procuró empleo para los 6 millones de personas que estaban registradas en las oficinas del trabajo.

•Se otorgaron préstamos prematrimoniales a bajo interés, y existía una importante reducción de impuestos para los matrimonios y familias con muchos hijos.

•Cuando una pareja alemana se casaba, tenía derecho a una casa y se le daban diez años de plazo para pagarla, y por cada hijo que tenían quedaba pagada una cuarta parte del inmueble.

•Se acordó impulsar la construcción de viviendas baratas en forma de casas para una o para más familias, y que estas casas debían tener una parcela de jardín o de tierra tan grande como fuese posible.

•Se puso especial empeño en que el precio del alquiler permaneciera módico, y que en general no debía pasar de 1/5 de los ingresos de las personas para las cuales están destinadas las viviendas.

DESEMPLEO

El producto nacional bruto del Tercer Reich (abreviado PNB), actualmente conocido como Ingreso Nacional Bruto (abreviado INB)

Año PNB

1933 – 59,1
1934 – 66,5
1935 – 74,4
1936 – 82,6
1937 – 93,2
1938 – 104,5
1939 – 129,0
1940 – 132,0
1941 – 137,0
1942 – 143,0
1943 – 160,0

En billones de Reichsmark

Desempleo

Para los que no saben ingles:
January = Enero
February = Febrero
March = Marzo
April = Abril
May = Mayo
June = Junio
July = Julio
August = Agosto
September = Setiembre
October = Octubre
November = Noviembre
December = Diciembre
Average = Promedio

1932
January 6.041.900
February 6.128.400
March 6.034.100
April 5.739.000
May 5.582.600
June 5.475.700
July 5.392.200
August 5.223.800
September 5.102.700
October 5.109.100
November 5.355.400
December 5.772.900
Average 5.575.400

1933
January 6.013.600
February 6.000.900
March 5.598.800
April 5.331.200
May 5.038.600
June 4.856.900
July 4.463.800
August 4.124.200
September 3.849.200
October 3.744.800
November 3.714.600
December 4.059.000
Average 4.804.400

1934
January 3.772.700
February 3.372.600
March 2.798.300
April 2.608.600
May 2.528.900
June 2.480.800
July 2.426.000
August 2.397.500
September 2.281.800
October 2.226.600
November 2.352.600
December 2.604.700
Average 2.718.300

1935
January 2.973.500
February 2.764.100
March 2.401.800
April 2.233.200
May 2.019.200
June 1.876.500
July 1.754.100
August 1.706.200
September 1.713.900
October 1.828.700
November 1.984.400
December 2.507.900
Average 2.151.000

1936
January 2.520.400
February 2.514.800
March 1.937.100
April 1.762.700
May 1.491.200
June 1.314.700
July 1.169.800
August 1.098.400
September 1.035.200
October 1.177.400
November 1.197.100
December 1.478.800
Average 1.592.600

1937
January 1.853.700
February 1.610.900
March 1.245.300
April 960.700
May 776.300
June 648.400
July 562.800
August 509.200
September 469.000
October 501.800
November 572.600
December 994.700
Average 912.300

1938
January 1.051.700
February 946.300
March 507.600
April 422.500
May 338.300
June 292.000
July 218.300
August 178.700
September 155.900
October 163.900
November 152.400
December 455.600
Average 429.400

1939
January 301.800
February 196.300
March 134.000
April 93.900
May 69.500
June 48.800
July 38.300
August 33.900
September 77.500
October 79.400
November 72.500
December 104.400
Average 104.200

1940
January 159.700
February 123.800
March 66.200
April 39.900
May 31.700
June 26.300
July 25.000
August 23.100
September 21.900
October ?
November ?
December ?
Average 43.100

* Poblacion desempleada en Enero de 1932: 6.041.900 – Poblacion desempleada en Enero de 1940: 159.700

Explicación de la economía del Tercer Reich:

pongamoslo así:
E.C.P.=Economía centralmente planificada
E.L.M.=Economía de libre mercado
E.C.P. ——————— Mixta ———————- E.L.M.

Donde en la economía centralmente planificada llegamos al absoluto de que queda abolida la propiedad privada, el Estado se hace propieratrio de todo y tiene un poder absoluto sobre la economía.( como es el caso del Comunismo).

En la Economía de Libre Mercado donde el Estado es diminuto, no tiene regulación ni poder, todas las relaciones economicas se dirigen por el mercado y el Estado solo interviene para resolver conflictos de los particulares en cuanto a derechos, pero no interviene en nada en la economía. ( en el caso de Estados Unidos).

Al Nacional Socialismo se le dice que fue en parte capitalista, porque permitio la existencia de la propiedad privada, seguian existiendo los empresarios y la inversión privada.

E.C.P. —-NS——– Mixta—–EUA——-E.L.M.

En la escala que puse, podemos ubicar al NS mas pegado a la economía centralmente planificada pero sin llegar a su absoluto, pero pegado a ella por la alta intervención del Estado en al economía. Como por ejemplo la “congelación de precios” ponerle el precio a cada cosa por decreto. O la creación de empresas privadas y enormes obras de infraestructura para impulsar a la economía.

EUA lo podemos poner cerca de la E.L.M. porque da mayor prioridad a la economía privada y menor regulación, pero no la podemos poner en el absoluto, porque también tiene sus empresas publicas, sistemas de educación pública, salud etc. servicios del Estado por los cuales interviene en la economía además de regulación, pero no llegando al extremo de Alemania.

Pero aquí entramos en la duda del Keynesianismo militar.( Puesto Que Fue Aplicado)

Primero que Nada ¿qué es el Keynesianismo?

-Keynes fue un economista gringo que propuso una serie de soluciones para lograr saltar la gran depresión, podemos reducir su propuesta economica a la maximasimplificación de ella “Pagale a un hombre para que cave un hoyo y pagale a otro hombre para que lo tape”; A esto es lo que se conoce como “calentar la economia”,Si yo os doy 1000 Dlls, Pues los van a gastar porque es el objeto de cambio, aun cuando no haya respaldo para el. Pues le das trabajo a la gente a traves de construccion de infraestructura, empleos como burocratas, prestamos etc. etc. a traves de la emisión de papel moneda, que no tiene respaldo pero que a corto/mediano plazo va a permitir que la gente gaste y por tanto se invierta. La gente como va a poder tener dinero va a poder gastar, el productor va a recibir ese dinero y va a poder producir mas, pero como no tiene respaldo viene la inflación, pero viene un periodo a corto plazo de bienestar, es como un aliciente para que se restablesca la economía.

Lo que hizo Hitler audazmente fue que no lo uso como un aliciente para recuperar la economía, sino como un medio para llevarla a cabo, Hitler lo que hizo fue imprimir mucho papel moneda para poder financiar obras de estado como en infraestructura (construcción de las super autopistas), fabricas del gobierno (volkswagen) pero sobre todo en la Industria militar( Keynesianismo Militar).

Entonces le daba empleo a la gente, especialmente en las fabricas de armamento y la gente tenía dinero, pero tenia papel moneda, dinero sin valor, lo cual disparo la inflación y por eso se establecieron los controles de precios.

Es keynesianismo porque la economía era financiada desde el sector publico a base de la impresión de papel moneda y es militar porque todos los esfuerzos del gobierno fue invertir todo ese papel moneda principalmente en la industria militar; son las conocidas “politicas de pleno empleo”, asegurar el empleo para todos para que tengan para subsitir, aunque este no sea productivo.

En conclusión la economía de la Alemania Nazi se define como Economía Centralmente Planificada, porque se “planea desde el centro” esto es el gobierno dice que se va a producir y cuanto se va a produficr a traves de planes, pero no era absoluta ya que se permitia la propiedad privada y la inversión privada. Pero la regulación la llevaba el Estado.

Feder Dijo:

La emisión de papel moneda en el sistema capitalista funciona en relación con las reservas que tenemos en oro. Digamos que tenemos “x” cantidad de oro, que funciona como soporte del papel moneda “billetes”, entonces se debera de emitir en relación a la cantidad de oro que se posee para que no haya desequilibrio. Pero eso es improductivo, ya que por tener ese “patron-oro” el papel moneda se emite de manera irresponsable ya que no produce nada, no hay relación “trabajo-dinero”. Lo cuál en los excesos por la falta de productividad y exceso de circulante atrae la inflación, entonces te dice:

Se debe romper con ese patron-oro (lo que explique arriba), por el “patron-trabajo”. Esto es, la riqueza de una nación no se mide por el oro que tenga en reservas, sino por su capacidad productiva. El papel moneda no va a estar soportado por el oro en reservas, sino por las obras productivas que se hagan. Les pongo un ejemplo de la central hidroelectrica: El estado emite papel moneda para financiar su construcción, ese dinero que se emitio para financiar, ahora se va a pagar solito con la producción de la planta y cuando circule y regrese a manos del banco central sera destruido. Así, el Estado no se endeuda, crea una obra que genera riqueza y el papel que se emitio estara apoyado ya no en el oro, sino en este tipo de obras (se paga solo).

Y hasta ahí se queda, ¿suena bien eh? ese es el sistema economico nacional socialista =D, a traves de papel moneda financias obras publicas que crean riqueza y esa riqueza creada es el soporte del papel moneda ya no las reservas de oro. la economia NS se basa en la emisión de papel moneda (billetes), teniendo como soporte la riqueza creada a partir de las obras en donde se invirtio. “intenta tener respaldo en las obras creadas”Miren esas son doctrinas economicas de los años 20, incluso el capitalismo hoy en día ya supero el patrón oro, son muy pocos los paises que tienen reservas en oro.

Seguire con un ejemplo de la economia NS

or Ejemplo:- Voy a financiar la creación de una planta petrolera: Imprimo 100 millones de pesos en papel moneda sin respaldo alguno, que se respaldaran en los ingresos que a futuro produce la planta. Pero pequeño detalle, si basas tu economia en eso, todo el papel moneda que vas a estar imprimiendo para financiar multitud de obras (carreteras, fabricas de armas, etc etc) aunque lleguen a producir riqueza sera al largo plazo y aun cuando se destruya ese papel moneda emitido hay una diferencia garrafal de tiempo entre esos “100 millones de pesos emitidos y los 100 millones de pesos producidos por la planta petrloera”. Por lo que en ese lapso de tiempo va a existir la inflación, porque no hay soporte del dinero hasta el largo plazo. La riqueza creada, no alcanza en el corto tiempo a llenar el vacío de la emisión de papel moneda, por lo que la inflación y la subida de precios es inevitable, pero aquí entra la congelación de los precios no es una medida complementaria, sino NECESARIA, osea, por todo ese mal que creaste con la inflación, te ves en la NECESIDAD de congelar PRECIOS y SALARIOS para que no se disparen los precios.

Yo no creo en el patron oro, creo en el patron trabajo, pero no a través de la emisión de papel moneda. Considero que es correcto que con la riqueza EXISTENTE, financiar obras y promover la iniciativa privada, pero con el limite de riqueza de la totalidad de bienes y servicios existentes en el país, no con papel moneda vacío y así de manera exponencial ir creciendo economicamente basado en el trabajo y no en el oro.

El neoliberalismo, es peligrosisimono no es tan solo una corriente economica sino politica, el capitalismo esta incluido dentro del neoliberalismose podria decir, es complicado porque el capitalismo es mas bien un termino economico “Todo neoliberal es capitalista, pero no todo capitalista es neoliberal”, entonces el liberalismo te propone: que exista la menor regulación posible, la menor cantidad de trabas y protecciones, que se de completa libertad a la economia, el Estado debe de ser un policia que simplemente defiende los derechos de los participantes sin que intervenga para regular al mercado, Las fuerzas economicas tienden a dominar el medio social y politico, practicamente todo se centra en la economia y se reduce eso siendo una aberración BRUTAL! Para mi es como el comunismo Va mas haya de las fronteras, pretende borrarlas, Eliminar los aranceles, las fronteras, eliminar nacionalidades y Estados.

====

NOTA:
Es un descubrimiento muy util haber encontrado este foro:
http://www.vanguardnewsnetwork.com/library/books/author/yockey,%20francis-parker/imperium-103.pdf

15 diciembre 2013

1538777_1439933636222835_154078280_nalemanesnieve

El statu quo ya no teme a los comunistas, los marxistas son elegantes y respetados antropólogos del multiculturalismo. Si aceptásemos el razonamiento de Marx, el fascismo debería erigirse en una “potencia”. Pero el fascismo ni siquiera parece ser una potencia. El fascismo está muerto y sólo su fantasma atemoriza ya tanto a los políticos burgueses como antaño la realidad del comunismo a los políticos que, entonces, eran también los burgueses que nunca han dejado de ser. Y tanto los “adversarios más avanzados” como el PP o la policía alemana detienen a los fascistas, no a los “revolucionarios” que han hecho suya la inane e inocua jerigonza marxista-leninista. La simple imagen virtual del fascismo tiene una potencia mucho mayor, despierta más el miedo de los inversores y a toda la chusma liberal, que cualquiera de esos progres que todavía esgrimen la vieja quincalla roja y entonan la queja de la “amenaza fascista” para continuar cobrando la subvención. El “fascismo” -cualquiera que sea el significado de esta misteriosa palabra- es “revolucionario” incluso en su ausencia, en su no-ser, en su puro existir imaginario.

¿Por qué?

Hete aquí el misterio del fascismo.

Jaume Farrerons
La Marca Hispànica
20 de diciembre de 2013

http://www.nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2013/12/el-misterio-del-fascismo-3.html

La ley del odiómetro (Ramon Bau)

sábado, noviembre 23, 2013

La ley del odiómetro (Ramon Bau)

ramon bau
LEGISLACÍÓN PENAL Y DELITOS DEL ODIO
PRECEDENTES
La sentencia del Tribunal Supremo absolviendo a Ediciones Nueva República, Librería Kalki y CEI, junto con la sentencia del Tribunal Constitucional legalizando el revisionismo (o sea poner en duda la versión oficial de los vencedores sobre la II Guerra Mundial) y la imposibilidad de cerrar la Librería Europa, era evidente que iba a provocar un cambio de legislación que se adaptara a las ordenes del sionismo internacional, que para algo son los que gobiernan de verdad el mundo.
La absolución del Tribunal Supremo se basaba sobretodo en dos aspectos esenciales:
1-    Editar libros de otras épocas en los que el lenguaje no es el ‘políticamente correcto’ de hoy en día no es delito mientras el editor o distribuidor no asuma esas partes ‘ilegales hoy’ como propias, las apoye o proponga como actuales. De lo contrario la mitad de la literatura mundial iba a tener que desaparecer (cosa que sin duda desearía el sionismo).
2-    Para provocar ‘odio’ es preciso no sólo el insulto sino una manifestación de acción o discriminación. Si no es así estamos ante un tema de ‘insultos’, no de “promover odio”.
El Constitucional por otro lado ha dejado claro que la opinión histórica debe ser libre, intentar prohibir una opinión histórica convierte lo ‘histórico’ en ‘religión de Fe’. Los medios sionistas logran en muchos países que su versión disparatada de la II Guerra Mundial sea una Religión de obligada creencia, una declaración de Fe de la nueva religión sionista-democrática, y quiere castigar como ‘herejes’ a los revisionistas.
Y por último aunque se logró condenar a Pedro Varela (debido a que la Sentencia del Supremo fue posterior a su  juicio y condena) la ley no permitía condenar a personas jurídicas (la librería Europa en sí misma) y por tanto cerrarla como querría la democracia asesina que nos desgobierna.
Ante todo no hay que sorprenderse de ello. El ‘Derecho’ siempre ha sido un arma del Poder, no un instrumento de la ‘Justicia’.
No sé si sabe la mayoría que durante la guerra y ocupación de Irak en 2003, los Estados Unidos, al conocerse las torturas y violaciones de sus soldados, los excesos en las prisiones de Guantánamo, etc., emitieron un comunicado dirigido a la comunidad internacional en el que decían que no consentirían que ninguno de sus soldados fuera juzgado por crímenes de guerra ni torturas.
Ya en 2002 el gobierno estadounidense había conseguido una resolución del Consejo de Seguridad de NN.UU. por la que se eximía a las fuerzas estadounidenses de la jurisdicción de la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra, genocidio, o crímenes de lesa humanidad cometidos en relación con operaciones de la ONU establecidas o autorizadas.
La impunidad no se garantizaba solo a los soldados estadounidenses sino también a los mercenarios y empresas contratadas para la guerra, es decir, al sector privado. Israel hizo lo mismo y nunca ha permitido que se juzguen sus crímenes por esos llamados ‘Tribunales Internacionales’ que son una risa de parcialidad e hipocresía.
En octubre 2013, la Unión Africana protestó por que siempre se juzgan en esos ‘tribunales internacionales’ montados por USA-Sion a los dirigentes africanos e islámicos pero no a los del resto de Asia, Israel y USA, Sudamérica, etc., y reclamaban inmunidad para los africanos. Pobres, no han entendido que precisamente por ser débiles o vencidos se les juzga sin problemas. Los genocidios y guerras de regímenes fuertes jamás serán juzgados.
Así pues debe quedar claro que escandalizarse porque las leyes sean injustas o sean parciales es algo que demuestra no conocer la democracia en sus fundamentos:
1-    Su hipocresía: la democracia es la careta hipócrita de la dictadura de la finanza, y basa una buena parte de su poder en la mentira y la farsa, impuesta por su dominio de los medios de información de masas convertidos en empresas del Mercado.
2-    Quienes mandan realmente en la democracia no son los políticos, meras marionetas, sino la finanza internacional, los usureros (y dentro de éstos sobresalen los grupos sionistas) .
 

LA NUEVA LEY GALLARDON

La nueva ley pretende solucionar estos temas, pero manteniendo la hipocresía típica de la democracia.
Su actuación muestra dos influencias distintas entre los grupos NS y NR:
1-    Su principal problema es que genera un cierto ‘miedo’ (a menudo excesivo e irracional) en muchos camaradas sobre todo por los comentarios que la prensa hace de ese redactado, comentarios destinados a asustar y propagar la idea de que se va a prohibir todo.
2-    El redactado de la Ley es correcto en casi todo (con algunas excepciones que analizaremos y que posiblemente sean anti constitucionales), si no fuera porque la ‘interpretación’ de la ley cae en manos de unos tribunales politizados en gran parte y siempre presionados por el poder y la prensa. Eso genera una cierta indefensión al no estar claras algunas interpretaciones esenciales.
Ante todo debe quedar claro que el Nacionalsocialismo es legal, sigue siéndolo y lo mismo el revisionismo, dudar o negar cámaras de gas o historias apoyadas por los vencedores de la II Guerra Mundial. Solo que su expresión debe cuidar “no promover o favorecer un clima de violencia, hostilidad, odio o discriminación”.
Y ahí está el problema de la interpretación judicial.
Tampoco prohíbe la ley alabar a Hitler o leyes y actos del III Reich siempre que esas opiniones positivas no se refieran a delitos de genocidio cometidos por ellos. O sea que se deje claro que es lo que se enaltece o alabe y no se pueda referir en global a hechos que hoy serían delictivos.

Pues la Ley indica:

“b) Quienes enaltezcan o justifiquen por cualquier medio de expresión pública o de difusión los delitos que hubieran sido cometidos contra un grupo, una parte del mismo, o contra una persona (…)”.
Lo penado es pues enaltecer los delitos, no otras actuaciones o méritos de personas o regímenes. Es evidente en este sentido que apoyar la política soviética sobre la religión sería delito, apoyar la política democrática sobre la limpieza étnica en Pomerania y Silesia en 1945 sería delito, apoyar la política del III Reich en el tema judío sería delito.
En realidad es algo justo, como digo, si se interpreta como tal, de forma rigurosa y razonable, pues todo fomento del odio a una raza, pueblo o religión es siempre negativo y debemos rechazarlo.
Tampoco está mal redactado el tema revisionista, que en modo alguno lo prohíbe, pues no podría prohibirlo dada la sentencia del Constitucional.
La ley dice que se prohíbe:
e) Quienes nieguen, hagan apología, o trivialicen gravemente los delitos de genocidio, de lesa humanidad o contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado que se hubieran (…)”
 

Pero esto sólo y exclusivamente:

“Cuando de este modo se promueva o favorezca un clima de violencia, hostilidad, odio o discriminación contra los mismos”.
Una vez más si fuera bien interpretada la ley es justa, pues quien use el revisionismo para fomentar o favorecer el odio contra una raza o pueblo, etc., hace un uso infecto del revisionismo, cuyo objetivo es la Verdad, no el uso político antisemita, ni siquiera negar el dolor y las víctimas inocentes que realmente hubieron, ningún revisionista niega que el trato que los judíos recibieron en la II Guerra Mundial fue un delito de Genocidio según las leyes actuales españolas.
Por tanto un texto revisionista negando la existencia de las cámaras de gas de exterminio, y la orden de exterminar a los judíos en general es perfectamente legal si, y sólo si, se encuadra en una discusión puramente histórica, sin negar el sufrimiento de las víctimas inocentes ni promover odio ninguno, etc.


EL PROBLEMA DEL LENGUAJE DE LOS AÑOS 30

La Ley habla de ‘obras de claro sentido político antisemita, racista, xenófobo’. Y la realidad es que muchos libros tienen sentido, no solo los editados por el III Reich sino muchos otros, que no serán prohibidos aunque sean también claramente xenófobos.El término racista debe asumirse como fomentando la discriminación por motivos raciales o supremacismo entre razas, etc., no en el sentido nuestro de ‘Racismo’ como ‘aprecio y fomento de todas las razas y protección de la raza propia especialmente’. El tema no es que sean no solo xenófobos o antisemitas, sino que además tengan un sentido ‘político’ puesto que si no prohibirían una enorme cantidad de libros de la literatura en general. O sea esos libro deben tener un sentido político o ser usados políticamente.
Pues bien, es evidente que una buena parte de los textos de los años 30 y en concreto del Nacionalsocialismo histórico del III Reich son ilegales en estos términos, y lo son por dos motivos bien distintos:
1- Una serie de libros son realmente xenófobos y antisemitas, y personalmente creo que deben ser repudiados y no editados ni distribuidos por los grupos NS. Aunque creo que deberían ser editados y estar disponibles en bibliotecas o centros de estudio.
2- Otros muchísimos lo son porque el lenguaje de la época no preveía la sutileza y precisión de lenguaje que hoy es necesaria. Y ésos son esenciales a veces para nosotros los NS si no fuera por el error del lenguaje.
En la mayoría de los libros de esas épocas se habla de ‘los judíos’ en general, cuando en realidad el texto se refiere a dirigentes judíos-talmudistas o grupos de poder judaicos, o sea a la actitud y políticas de dirigentes y grupos judíos pero jamás a todos los judíos por el mero hecho de serlo. Desgraciadamente el lenguaje está mal, y con ello se generan dos graves problemas:
1- Es un error y una injusticia asignar a una raza en general cualquier tipo de delito, actitud, error, problema o defecto, y también virtudes o excelencia.  En toda raza hay de todo. Si en un libro se habla de la usura judía se comete un error: no todos los judíos, en modo alguno, los son usureros. Si se dice que el comunismo es judío lo mismo, en todo caso los dirigentes y organizadores del comunismo eran judíos opero no todos los judíos son ni han apoyado al comunismo ni son responsable del comunismo (y lo mismo del capitalismo). Ningún artículo debería incluir nada contra o sobre ‘los judíos’ en general, ídem negros, ni blancos, pues es una injusticia asignarles a una colectividad global racial defectos que culpen a todos.
2- Para colmo este error hace ilegal el texto, cuando su contenido no debiera ser ilegal si se expresara bien.
Lo razonable sería reescribir estos textos de forma correcta para poder editarlos hoy en día sin problemas, por supuesto explicando que no es el texto original, y por tanto sin asignar al autor real ese nuevo texto, o sea no es decente falsificar textos, pero sí exponer sus ideas correctamente.

 

LAS DOS INFAMIAS DE LA LEY

Si he dicho que la Ley en sentido e interpretación estricta sería casi buena, hay que explicar ese ‘casi’. Hay dos motivos que muestran claramente que esta Ley es sionista de cepa, promulgada sólo para prohibir, si pudieran, a todos los Nacionalsocialistas, y escrita con toda la mala intención y con pésima coherencia legal.

Primer motivo

Los delitos se comenten solo cuando por:
“Quienes fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o discapacidad.”
Esto se repite en todos los casos. Pues bien vemos en este redactado dos graves temas:
1.-Por motivos “referentes a la ideología”. Suponemos que cuando se fomente la discriminación a alguien por ser Nacionalsocialista podremos ir al fiscal para acusar a esa persona que discrimina. Pero creo que no va a servir, por tanto esa inclusión de ‘ideología’ no tiene sentido si no podemos nosotros también usarla en nuestra defensa.
2.- Por motivos “directa o indirectamente al odio”. Por supuesto la Ley no indica cuándo o en qué se basa uno para aseverar que está fomentando indirectamente el odio u hostilidad. Por ejemplo un texto de Sabino Arana puede fomentar odio u hostilidad contra los españoles, la declaración de un separatista catalán hace poco indicando que le daba asco ser español es fomentar directa o indirectamente odio u hostilidad contra los españoles, y frases de centralistas contra los catalanes ídem… Pero me temo que tampoco a la fiscalía le van a interesar estos temas. No creo que se atrevan a prohibir El Corán, que fomenta discriminación contra la mujer, ni la Biblia que propone lapidar a los homosexuales. Y menos el Talmud que dice de todo sobre los ‘gentiles’. En una palabra, esta ley pretende ser aplicada solo contra los ‘enemigos del sistema’, no contra los que fomenten odio pero sean amigos o aceptados por el ‘sistema’.
Necesitamos un “odiómetro”, un aparato que nos diga si algo fomenta indirectamente odio u hostilidad a alguien. Por supuesto la Ley no quiere precisar de forma premeditada.  Y además no pretende usarse más que contra los NS.
Estoy convencido de que este trozo de la Ley debería denunciarse ante el Tribunal Constitucional como ‘indefensión’, dado que impide saber si se está o no cometiendo delito.  El problema es que para llegar al Constitucional se precisa una condena previa o la actuación del Defensor del Pueblo (elemento político), sería conveniente encontrar un abogado para instar al Defensor del Pueblo a ello, aunque no creo que ese elemento ‘defienda al pueblo’ sino a los intereses de los dirigentes políticos y a la demagogia barata y popular.
Segundo motivo
La ley indica que la negación y demás solo afecta a ciertos genocidios, a saber, aquéllos:
 “(…) que hubieran sido declarados probados por los Tribunales de Nüremberg, por la Corte Penal Internacional o por otros Tribunales Internacionales (…)”
La inclusión de este apartado es ante todo claramente discriminatorio: establece genocidios de primera y de quinta regional; de primera sólo los nazis y fascistas como quien dice, con excepción de algunos africanos y ex yugoslavos. No hay motivo para discriminar porque el delito sólo existe si además de negarse o poner en duda ‘se fomenta odio’, de manera que fomentar el odio contra razas o pueblos o religiones negando genocidios ‘no oficiales’ es legal.
Pero, sobre todo, lo más alucinante es que la ley dé como ‘buenas’ las sentencias del TribunalMilitar (han omitido deliberadamente este apelativo oficial) Internacional de Nüremberg. Que no es internacional, ni legal, ni nada de nada. Es más, las normas procesales del llamado Tribunal de Nuremberg serían hoy en España declaradas ilegales y contrarias al Derecho Natural. Aquí se toman como ‘sagradas’ las sentencias de un ‘tribunal’ cuyas normas son hoy ilegales y delictivas.
Por supuesto, este tema sería anti-constitucional pero no lo es en realidad porque la duda o crítica o negación de esa pantomima de criminales aliados en Nüremberg sólo es delito si ‘fomenta el odio’, no si se critica al tribunal, sus normas y sus sentencias basadas en pruebas falsas, testificales sin fundamento, perjurios y falta absoluta de periciales; recordemos que dos de los jueces fueron nombrados por Stalin, entre otras muchas barbaridades jurídicas. Así que la burla del Tribunal de Nuremberg, sus condiciones procesales, sus métodos probatorios, sus jueces, etc., es un filón fantástico para burlarse de esta Ley.

Continuad luchando, 
pero sólo con la verdad.. 

frau

EL FAVOR QUE HACE LA NUEVA LEY AL NACIONALSOCIALISMO

Pese a que esa ‘indefensión’ creada por la vaguedad en la definición de fomento indirecto de odio y la falta de un ‘odiómetro’ nos crea problemas, en realidad la Ley también tiene aspectos muy positivos para el Nacionalsocialismo actual, en especial dos temas.
1.- La Ley puede conseguir que las revistas y esfuerzos Nacionalsocialistas se dediquen más a difundir nuestro socialismo, nuestra lucha por el Arte y la Ética, nuestra lucha contra las mafias financieras y los grupos de presión usurarios, nuestra política en defensa de la Naturaleza y el campesinado, etc. Porque si eliminamos la usura financiera y la decadencia social haremos polvo de verdad a las fuerzas que aplauden y fuerzan la creación de estas leyes.
Tales fuerzas lo que temen no es el revisionismo sino a un Nacionalsocialismo capaz un día de juzgar y hacer ejecutar como criminales contra la humanidad a los financieros, a la chusma corrupta, promotores de la deuda y la decadencia ética. Nuestras revistas y lucha deben dejar de ocuparse principalmente de temas históricos para fijarse en la lucha contra el enemigo del mundo, el poder financiero y la corrupción ética que impone esa finanza. Y no otra  es la mejor forma para combatir a los poderes que histéricamente intentan prohibir la verdad histórica. Por supuesto no debemos dejar de reconocer a los héroes y los hechos de los años 30 que fueran positivos, pero esa no es nuestra diana central. No debemos traicionar el pasado ni quedarnos en el pasado, no debemos ignorar los errores y los crímenes del pasado ni por ello dejar de recordar y alabar los hechos extraordinarios del pasado.
2.- La Ley puede lograr que el revisionismo histórico quede para revistas y publicaciones, libros y webs especializadas en tema histórico, no vinculadas a una utilización política, sino especializadas y serias en el tema histórico, sin apologías pero a la vez demostrando las verdades históricas sin más.
Hoy en día se han editado ya cientos de libros con todas las pruebas del revisionismo, y además hay en Europa y USA miles de textos con pruebas y más pruebas. Pero son textos históricos profundos, no para el público en general sino para el estudioso del tema.
El revisionismo actual ya no tiene mucho sentido en el camino de repetir los datos y pruebas que ya han sido publicados y no pueden ser rebatidos por el sionismo. Afortunadamente hay países donde se pueden publicar, como en USA, Dinamarca, Inglaterra, Rusia… Incluso en Francia, siempre que sea en libros y revistas que no tengan venta al público, de forma que si aparecen nuevas pruebas o datos no es problema dejar constancia científica de ello.
En cambio la publicación de datos serios y estudios profundos para desmontar la mentiras oficiales sobre los hechos históricos de los años 30 y 40 en revistas nuestras no tiene sentido ‘propagandístico’, puesto que no son masivas ni van a lograr convencer a las masas de nada, entre otras cosas porque no llegan a las masas, ni las masas se dejan influir por revistas serias sino por TV, cine, diarios, radio, etc.
Aprovechemos pues la Ley sionista que nos imponen para lo positivo, para luchar contra la usura y el capitalismo, la decadencia materialista, el poder del dinero y la corrupción moral, la destrucción de la Naturaleza, la invasión inmigratoria ilegal, el odio contra la raza blanca; para difundir nuestras ideas positivas y necesarias contra el Sistema actual de democracia y poder capitalista o supuestamente ‘progresista’. Tengamos cuidado pero no un miedo irracional, la lucha sigue, nunca hemos querido promover odios raciales, sino combatir a auténticos criminales.
Ramon Bau
La Marca Hispànica
23 de noviembre de 2013

 
Etiquetas: 

¿Qué política defiende Siria?

Mimi al-Laham (Syriangirl)
+++
¿Por qué EE.UU., Gran Bretaña, Francia e Israel odian tanto a Siria? – por Adrian Salbuchi
http://actualidad.rt.com/expertos/salbuchi/view/104942-eeuu-uk-francia-israel-odian-siria
+++
Identificándose como “siria, antineocon, anti nuevo orden mundial, y antisionista”, a principios del año pasado abrió su propio canal en YouTube (YouTube/User/SyrianGirlpartisan).

En un breve video en inglés de apenas nueve minutos, ella explica las “ocho razones por las que el nuevo orden mundial odia a Siria”. Haremos bien en prestarle mucha atención…
Ese breve mensaje se desarrolla como una suerte de ‘Manual del Sentido Común’ que explica las razones por las que Estados Unidos de Norteamérica, el Reino Unido, la Unión Europea (especialmente Francia) e Israel se muestran tan decididos a destruir Siria, un país cuyos líderes rehúsan a arrodillarse antes los Dueños del Poder Global profundamente enquistados dentro de las estructuras de poder públicas (los Gobiernos) y privadas (el mundo corporativo y bancario) de los países occidentales.
Ella describe estas ocho razones de manera sucinta y convincente, dándonos a todos mucho para pensar y evaluar. Particularmente, a los pueblos estadounidense, británico, europeo y judío, que son las únicas poblaciones que pueden ejercer la necesaria presión directa sobre sus gobernantes elegidos en Washington, Londres, París, Tel Aviv y otras capitales occidentales. Ellos deben obligarlos a dejar de comportarse como criminales globales fuera de control, y empezar a escuchar la voz de sus respectivos pueblos de una manera responsable y democrática.

Ochos razones por las que el Nuevo Orden Mundial odia a Siria
1) El Banco Central de Siria sirve al pueblo y no a los banqueros. En otras palabras, Siria tiene un banco central que administra su propia moneda de manera que sirva al pueblo sirio y no a los megabanqueros globales controlados por el entorno Rothschild operando desde sus guaridas en Nueva York, Londres, Frankfurt, Tel Aviv, Basilea y París.
Esto significa que el volumen de moneda que emite está correctamente sincronizado con las verdaderas necesidades de la economía real del trabajo, la producción, los servicios y todo aquello que resulta útil para la vida de los sirios, en lugar de operar subordinado a los deseos de un conjunto de financistas extranjeros parasitarios, usureros y especuladores. Estos exigen controlar a los bancos centrales del mundo para poder así limitar artificialmente el volumen de moneda disponible para sus genuinas necesidades de la economía real, especialmente el crédito sin interés para financiar cosas útiles: plantas de energía, autopistas, redes de gas, viviendas, empresas privadas e innumerables otras iniciativas lícitas.
Los megabanqueros exigen así obligar a todo actor productivo –sea público o privado– a tener que recurrir forzosamente a sus préstamos con sus mortales componentes de interés compuesto usurario. Así inician la cadena mortal de deuda eterna que no puede hacer más que crecer, crecer y crecer, tal como lo atestiguan las ‘crisis de deuda soberana’ que golpean a país tras país a lo largo de las últimas décadas. En todos los casos, esas deudas criminales que aplastan a los pueblos fueron generadas en connivencia con los gobernantes de turno, que cumplen la función de desgobernar como ‘pagadores seriales’ siempre al servicio de los megabanqueros.
Al limitar artificialmente el volumen de ‘dinero público’ sin interés emitido por sus bancos centrales, se obliga a las naciones a tener que recurrir al ‘dinero privado’ (créditos bancarios) con sus intereses usurarios, manejado por los Rothschild, Rockefeller, Warburg, Goldman Sachs, HSBC, CitiCorp y JP Morgan Chase.
Claramente, una muy buena razón para que los banqueros parasitarios exijan la destrucción de Siria.
2) Siria no mantiene deudas con el FMI (Fondo Monetario Internacional). Ello significa que los líderes sirios entienden perfectamente que el FMI –un ente multilateral público constituido por sus Estados miembro– es controlado por los banqueros globales operando como sus auditores y policía recaudadora cada vez que alguno de sus miembros más débiles cae en el pozo de no poder pagar sus ‘deudas soberanas’; o sea, cuando países endeudados llegan al punto en el que no pueden extraer más dinero de sus economías reales del trabajo, producción y esfuerzo de sus pueblos, siempre para entregárselo a los megabanqueros globales.
En cierta forma, la verdadera función del FMI consiste en operar como ‘agencia recaudadora de impuestos’ de los Dueños del Poder Global –su ‘AFIP’ o ‘IRS’, por así decirlo– solo que, en lugar de cobrarle impuestos directamente a las personas, lo hace a través de Gobiernos títeres que succionan el producto del pueblo trabajador para entregárselo a los banqueros.
¿Se empieza a comprender cuáles son las verdaderas raíces de las ‘crisis de deuda’ que sistemática y recurrentemente golpean a Grecia, Chipre, Irlanda, Argentina, España, Brasil, Indonesia, Italia, Portugal, México, EE.UU., Reino Unido, Francia…?
Cuesta imaginar un modelo de esclavitud planetaria más diabólico.
El Islam rechaza el interés sobre el dinero y el mecanismo de préstamo fraccional bancario, por considerarlos inmorales y antisociales. Este concepto rigió en la Libia de Muammar Gadafi; y hoy en Siria e Irán.
Claramente, una muy buena razón para que los megabanqueros parasitarios exijan la destrucción de Siria, tal como exigieron la destrucción de Libia y ahora apuntan contra Irán.
3) Siria ha prohibido las semillas y alimentos genéticamente modificados (GM). El presidente sirio, Bashar al Assad, los prohibió “para preservar la salud humana”, comprendiendo que empresas como Monsanto se proponen controlar la provisión de alimentos en todo el mundo, sabiendo que las venideras crisis globales no serán tan solo del petróleo sino también de la capacidad de los Gobiernos para alimentar a sus poblaciones.
Por eso, luego de invadir a Irak, EE.UU. dio la orden que sus granjeros solo utilizaran semillas patentadas de Monsanto. Claramente, una muy buena razón para que Monsanto exija la destrucción de Siria.
4) La población siria está muy bien informada acerca del nuevo orden mundial. Sus multimedios locales y círculos académicos debaten en forma abierta la influencia excesiva que los Dueños del Poder Global detentan sobre los Gobiernos del mundo. Entienden cabalmente que en Occidente el verdadero poder no está ni en la Casa Blanca, ni en 10 de Downing Street, ni en el Congreso o Parlamento, sino en una compleja y ponderosa red de bancos de cerebros (‘think-tanks’) conducidos por el neoyorquino Consejo de Relaciones Exteriores, la Conferencia Bilderberg, la Comisión Trilateral, la Americas Society, el Foro Económico Mundial y el londinense Instituto Real para las Relaciones Internacionales. Estos a su vez interactúan estrechamente con los megabancos, los multimedios globales, las principales universidades, las fuerzas armadas, las grandes multinacionales y todo el mundo corporativo supranacional.
Como lo explica esta muchacha siria, los ciudadanos sirios también osan hablar abiertamente acerca de la influencia ilegítima de sociedades secretas como la francmasonería y la logia Skull & Bones de la Universidad Yale, que cuenta entre sus miembros a poderosos personajes como el presidente George W. Bush y el actual secretario de Estado, John Kerry.
Claramente, una muy buena razón para que estos mismos poderosos le exijan a su empleado Obama que destruya a Siria.
5) Siria dispone de importantes reservas de petróleo y gas. ¡Otra vez el petróleo! Cada vez que las potencias occidentales van a la guerra para “proteger la libertad, los derechos humanos y la democracia”, siempre nos topamos con el olor nauseabundo del petróleo, sea en Irak, Libia, Kuwait, islas Malvinas, Afganistán…
Siria dispone de importantes reservas de petróleo y gas en su territorio y costas afuera en el mar Mediterráneo, y colabora con Irán en la construcción de un enorme oleoducto sin la participación de las grandes petroleras occidentales.Claramente, la militarización de toda la producción del petróleo, sus zonas de reservas y sus vías de acceso para ‘llevárselo a casa’ –esté donde esté– conforma una geoestrategia prioritaria conjunta anglonorteamericana.
Claramente, una muy buena razón para que BP, Exxon, Royal Dutch Shell, Texaco, Total, Repsol y Chevron exijan la destrucción de Siria.
6) Siria se opone al sionismo y a Israel de una manera clara e inequívoca. Como potencia ocupadora militar en Palestina, Israel practica el ‘apartheid’ racista sobre los palestinos. Los líderes sirios no tienen pelos en la lengua, llamando a las cosas por su nombre: Israel es un Estado racista, imperialista y genocida, señalando entre tantos ejemplos el muro del oprobio que levantaron los israelíes encerrando a toda Palestina en lo que solo puede describirse como un gigantesco campo de concentración donde se maltrata, asesina y humilla a los palestinos. ¡Israel administra un auténtico Auschwitz en Oriente Medio!
Esta misma visión preclara era compartida por el libio Gaddafi y el iraquí Saddam, y hoy también lo es por los líderes de Irán, China, Rusia y la India.
Claramente, una muy buena razón para que grupos de choque político como AIPAC (Comité Estadounidense-Israelí de Asuntos Públicos), el Congreso Mundial Judío, la ADL (Liga Antidifamación), el Likud, Kadima y el dúo Netanyahu-Lieberman exijan al unísono la destrucción de Siria.
7) Siria es uno de los últimos estados seculares en Oriente Medio, mientras que los supremacistas judeosionistas –al igual que sus cristianos renacidos ‘bushianos’ y sus fanáticos proponentes de “Israel primero” en EE.UU. y Occidente– necesitan que todos los pueblos obedezcan la supuesta “voluntad de Yahweh”, un oscuro demiurgo que tiene su ‘pueblo elegido’.
La orden implícita de los Dueños del Poder Global es clara: todos deben aceptar una supuesta superioridad israelí, mientras que nuestra muchacha siria señala que jamás pudieron imponerle a Siria semejante barbaridad, como jamás pudieron convencer al Irak de Saddam, a la Libia de Gaddafi, y por supuesto tampoco al Irán de los ayatolás.
Ella explica que en Siria “preguntarle a alguien sobre su religión es de mala educación”, ya que Siria ha sido tierra fértil en la que crecieron las principales religiones del mundo a lo largo de milenios, lo que ha enseñado a los sirios a ser discretos, tolerantes y respetuosos con todos los credos.
Esto no lo respetan los reinos de ricos jeques árabes prooccidentales, ni la paranoia antiislámica que reina en EE.UU., Gran Bretaña y la Unión Europea, donde se ha llegado a sancionar legislación que impone las más desfachatadas mentiras culturales, políticas e históricas según lo exigen sus propios fanáticos religiosos que insisten en que su dios solo acepta una única clase de holocausto.
Claramente, una muy buena razón para que los fanáticos neoconservadores y su policía del pensamiento salida del ’1984′ de Orwell exijan la destrucción de Siria.
8) Siria conserva y protege con orgullo su identidad nacional política y cultural. La muchacha siria enfatiza la voluntad de su pueblo de “proteger su individualidad” al tiempo que respeta la de los demás. Los artífices del venidero Gobierno Mundial simplemente odian a quienes se opongan a la estandarización que imponen en el pensamiento, el comportamiento y los ‘valores’. Un mundo donde la dictadura de las grandes marcas occidentales, sus ‘shoppings’, modas y estilos “hacen que todos los lugares del mundo se parezcan, lo que nos lleva a un mundo muy aburrido”.
Hoy en día, el pensamiento ‘revolucionario’ occidental ha quedado limitado a elegir entre Coca y Pepsi.
Claramente, una muy buena razón para que Coca, Pepsi, McDonald’s, Levis, Lauder, Planet Hollywood y Burger King exijan la destrucción de Siria.

El mensaje de esta muchacha siria concluye recordando al mundo que “si Siria cae, bien podría ser la batalla decisiva que conduzca a la victoria del Nuevo Orden Mundial”, agregando que hoy “Siria es el frente de batalla contra el Nuevo Orden Mundial”.
Sabias palabras de una joven que comprende el fracaso estrepitoso de la clase política de las potencias occidentales que solo parece haber logrado poner a todo el mundo patas para arriba, envenenando a Gobiernos y estructuras de poder privadas, sea en Washington, Nueva York, Londres y París, o en Berlín, Roma, Bogotá, Madrid, Tokio, Seúl, Ámsterdam o Riad.
Si a veces la industria del ‘entretenimiento’ de Hollywood ha de servirnos de guía que refleje los rincones más oscuros de la psiquis enferma de los Dueños del Poder Global, podríamos decir que los gobernantes occidentales están actuando el drama hollywoodense de aquella famosa película, ‘El planeta de los simios’.
En la misma Hollywood imagina un mundo en el que una horrorosa e infernal inversión genética encumbra a ignorantes y destructivos animales –los simios– en el poder mundial, al tiempo que nobles y derrotados seres humanos son esclavizados y arrojados dentro de jaulas.
¿Será esta la metáfora que mejor describe la agresión irracional de Estados Unidos contra Siria?
Las ocho razones descriptas conforman una buena guía que nos permitirá recuperar a nuestras naciones, para volver a colocarlas en el camino recto y correcto, arrancándolas de las garras de los dueños de este mundo, que claramente hoy están totalmente fuera de control.
Más allá de que seamos americanos, europeos, árabes, musulmanes, cristianos, judíos, budistas, hindúes o sintoístas, ha llegado la hora de los pueblos.
Ha llegado la hora en que los pueblos hagan tronar sus voces en las calles y plazas de nuestras ciudades, demandando que los Gobiernos ‘democráticamente’ elegidos en todo Occidente dejen de hacer las locuras que hacen y empiecen a hacer lo que los pueblos demandan de ellos.
Nuestra joven amiga siria innegablemente nos ha dado un ejemplo a seguir.
Adrian Salbuchi para RT
Adrian Salbuchi es analista político, autor, conferencista y comentador de radio y televisión en Argentina. http://www.proyectosegundarepublica.com, http://www.asabuchi.com.ar
Adrian Salbuchi para RT
Adrian Salbuchi es analista político, autor, conductor del programa de televisión “Segunda República” por el Canal TLV1 de Argentina. Fundador del Proyecto Segunda República (PSR). http://www.proyectosegundarepublica.com

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/expertos/salbuchi/view/104942-eeuu-uk-francia-israel-odian-siria

***
FUENTE:
http://adversariometapolitico.wordpress.com/2013/09/09/por-que-el-sionismo-internacional-odia-tanto-a-siria/
+++
5 respuestas a ¿Por qué el sionismo internacional odia tanto a Siria?
Adversario dijo:
septiembre 9, 2013 en 1:17 am
El video de Syriangirl al que se refiere Salbuchi:

2 septiembre 2012, …el misterio del fascismo

domingo, septiembre 02, 2012

El misterio del fascismo

Ofrecemos al lector del blog FILOSOFÍA CRÍTICA la traducción del inglés al castellano del artículo de David Ramsay Steele “The Mystery of Fascism” (2001), publicado en 2003 en el enlace de referencia. Los comentarios críticos sobre dicha interpretación -que los hay, y en torrencial abundancia- nos los reservamos para otra entrada. En cualquier caso, se trata de una brillante contribución a un debate sobre el fascismo, en la línea de Ernst Nolte y, por ende, liberado de las mordazas a que, en los medios académicos, periodísticos y políticos, se nos tiene acostumbrados por lo que a este crucial tema respecta.
Traductores del texto son los miembros del equipo FILOSOFÍA CRÍTICA, a quienes agradecemos su esfuerzo, en algunos casos de resultados dudosos, que esperamos los expertos en lengua inglesa sepan disculpar y, en todo caso, corregir enviando un e-mail aadecaf@adecaf.com.
………………………………………
EL MISTERIO DEL FASCISMO
David Ramsay Steele

http://www.la-articles.org.uk/fascism.htm

Cuando llegó en a Suiza busca de trabajo, en 1902, a los  18 años de edad, Benito Mussoliniestaba sin un penique y acosado por el hambre. En sus bolsillos sólo tenía un medallón barato de níquel con la efigie de Karl Marx.
Después de un tiempo sin hacer nada, Mussolini encontró trabajo como albañil y sindicalista en la ciudad de Lausana. Rápidamente alcanzó fama como agitador entre los trabajadores emigrantesitalianos,  y un periódico local de lengua italiana se refirió a él como “el gran Duce [líder] de lossocialistas italianos.” Leía vorazmente, aprendió varios idiomas extranjeros (2) y estudió a Paretoen la universidad.
La gran fama del Duce era hasta ahora puramente local. A su regreso a Italia, el joven Benito era solamente un miembro mediocre del Partido Socialista. Pronto comenzó a editar un pequeño periódico particular, “La Lotta di Classe” (la lucha de clases), un órgano ferozmente anti-capitalista, anti-militarista y anti-católico. Se tomó en serio el dicho de Marx según el qual la clase obrera no tenía patria, y se opuso firmemente a la intervención militar italiana en Libia. Encarcelado varias veces por su participación en huelgas y protestas contra la guerra, se convirtió en una especie dehéroe de izquierda. Antes de cumplir los 30 años, Mussolini fue elegido miembro del ComitéEjecutivo Nacional del Partido Socialista, y se hizo editor de su diario, “Avanti!”. La circulación delperiódico y la popularidad personal de Mussolini creció a pasos agigantados.
Junto con la expulsión del partido de aquellos diputados (miembros del Parlamento) que se consideraban excesivamente conciliadores con la burguesía, la elección de Mussolini para la ejecutiva socialista fue una parte de las maniobras que la línea dura de la izquierda marxista adoptó para hacerse con el control del partido. El cambio fue recibido con gran regocijo por Lenin y otros revolucionarios de todo el mundo. De 1912 a 1914, Mussolini fue el Che Guevara de su época, un santo en vida del izquierdismo. Guapo, valiente, carismático, un erudito marxista, un orador y escritor fascinante, un guerrero de clase dedicado a la central, era el Duce incomparable de laizquierda italiana. Se le suponía en la cabeza de cualquier futuro gobierno socialista italiano,elegido o revolucionario.
En 1913, cuando todavía era editor del “Avanti!”, comenzó a publicar y editar su propia revista, “Utopía”, un foro de discusión y de controversia entre los socialistas de izquierda. Como otras muchas revistas socialistas, ésta se fundaba en la esperanza, y su objetivo era el de formar cuadros altamente preparados de revolucionarios, purgados de ilusiones dogmáticas y dispuestos a aprovechar el momento. Dos de los colaboradores de Mussolini en “Utopía” colaborarían respectivamente en la fundación del Partido Comunista Italiano y en la del  Partido Comunista Alemán. (3) Otros, con Mussolini, se encontraron en el movimiento fascista.
La Primera Guerra Mundial comenzó en agosto de 1914, sin la participación de Italia. ¿Debía unirseItalia a Gran Bretaña y Francia contra Alemania y Austria, o permanecer al margen de la guerra?(4) Todos los líderes de los principales e intelectuales del Partido Socialista, Mussolini entre ellos, se opusieron a la participación italiana.
Entre octubre y noviembre de 1914, Mussolini cambió a una posición favorable a la guerra. Dimitió como editor de “Avanti!”, se unió a los izquierdistas pro-guerra fuera del Partido Socialista,y lanzó un nuevo periódico socialista a favor de la guerra: “Il Popolo d’Italia” (el pueblo de Italia). (5) La dirección del PartidoSocialista lo consideró una gran traición, una venta a losproxenetas de la burguesía, y Mussolini fue expulsado del partido. Fue tan escandaloso como si, 50 años después,Guevara hubiera anunciado que se iba a Vietnam para ayudar a defender el Sur contra la agresión de Vietnam del Norte.
Italia entró en el conflicto en mayo de 1915, y Mussolini se alistó.En 1917 fue gravemente herido y hospitalizado, saliendo de ella como el más popular de los socialistas en favor de la guerra, un líder sin movimiento. La Italia de posguerra estaba atenazada por la guerra civil y la violencia política. Se respiraba un ambiente  revolucionario a raíz del golpe de Estado bolchevique en Rusia,las huelgas de la izquierda organizada, las ocupaciones de fábricas, los motines y los asesinatos políticos. Los socialistas daban palizas frecuentemente, a veces asesinando a soldados que regresaban a casa, sólo por haber luchado en la guerra. Atacar a los opositores políticosdestruyendo su propiedad acabó por convertirse en un hecho cotidiano.
Mussolini y un grupo de seguidores lanzaron el movimiento fascista (6) en 1919. Los primeros fascistas en su mayoría e inicialmente fueron hombres de la izquierda: sindicalistas revolucionarios y antiguos marxistas.(7) Se llevaron con ellos algunos nacionalistas no socialistas y futuristas, y sus filas se nutrieron en gran medida  de soldados desmovilizados, por lo que la mayor parte de los fascistas comunes y corrientes no tenían antecedentes de izquierda. Los fascistas adoptaron las camisas negras (8) de los anarquistas y “Giovinezza” (juventud), la canción de los combatientes italianos de primera línea.
Aparte de su ardiente nacionalismo y la defensa de una política exterior en favor de la guerra, el programa fascista era una mezcla de medidas radicales de izquierda, de izquierda moderada,democrática y liberal, y durante más de un año, el nuevo movimiento no fue mucho más violento que otras agrupaciones socialistas. (9) Sin embargo, los fascistas entraron en conflicto con los miembros del Partido Socialista y en 1920 formaron una milicia, la squadre (escuadrones).Incluyendo muchos veteranos patriotas, los escuadrones se mostraron mucho más eficientes que los decididos y violentos pero torpes marxistas en las tácticas de incendios provocados y de terror. A menudo, contaban los fascistas con el apoyo tácito de la policía y el ejército. En 1921 los fascistas tenían la ventaja en el combate físico con sus rivales de la izquierda.
Los elementos democráticos y liberales en el discurso fascista disminuyeron rápidamente y en 1922 Mussolini declaró que “el mundo está girando a la derecha.” Los socialistas, que controlaban los sindicatos, convocaron la huelga general. Con la marcha sobre  algunas de las principales ciudades, los escuadrones de camisas negras actuaron de forma rápida reprimiendo por la fuerza la huelga y la mayoría de los italianos dejó escapar un suspiro de alivio. Esto dio a los camisas negras la idea de marchar sobre Roma para tomar el poder. Los fascistas se reunieron de forma pública para la gran marcha, pero el gobierno trató de prevenir una posible guerra civil llevando a Mussolini al poder; el Rey “pidió” a Mussolini para se convirtiera en primer ministro con poderes de emergencia. En lugar de una sublevación desesperada, la Marcha sobre Roma fue la celebración triunfal de una transferencia legal de la autoridad.
El primer ministro más joven en la historia italiana, Mussolini, era un apañador hábil e incansable, un formidable tramoyista y negociador en una monarquía constitucional que no se convirtió en una dictadura absoluta y permanente hasta diciembre de 1925, y aun así conservó elementos de pluralismo inestables que requerían habilidades malabares. Se hizo mundialmente famoso por ser un trabajador del milagro político. Mussolini hizo que los trenes llegaran a tiempo, cerró la mafia, drenó los pantanos de Pontine y resolvió la complicada cuestión romana, estableciéndose finalmente el estatus político del Papa.
Mussolini fue acogido con una lluvia de elogios desde sectores diversos. Winston Churchill lo llamó “el mayor legislador de la vida.” Cole Porter le dio una tremenda publicidad con una canción de éxito. Sigmund Freud le envió una copia autografiada de uno de sus libros, donde es descrito como”héroe de la cultura.” (10) El más taciturno Stalin suministró a Mussolini los planos de los desfilesdel Primero de Mayo en la Plaza Roja para que le ayudaran a pulir sus desfiles fascistas.
El resto de la carrera de Il Duce es cada vez más familiar. Conquistó Etiopía, firmó el Pacto de Acero con Alemania, introdujo medidas contra los judíos en 1938 (11), entró en la guerra como el socio chico de Hitler, trató de llevar a cabo por su cuenta la invasión de los Balcanes, aunque tuvo que ser rescatado por Hitler; fue capturado por los aliados y luego destituido por el Gran ConsejoFascista, rescatado de la prisión por las tropas de las SS en una de las operaciones de  comandomás brillantes de la guerra, y se instaló al frente de una nueva “República Social Italiana”. Al finalfue asesinado por partisanos comunistas en abril de 1945.
Dado lo que la mayoría de la gente piensa actualmente sobre el fascismo, este escueto recital de hechos (12) es una auténtica historia de misterio. ¿Cómo puede un movimiento que personifica la extrema derecha estar tan fuertemente arraigado en la extrema izquierda? ¿Qué estaba pasandoen la mente de los dedicados militantes socialistas para que al final fueran reconvertidos enmilitantes fascistas igualmente dedicados?
Lo que nos dijeron sobre el Fascismo
En la década de 1930, la percepción de”fascismo” (13) en el mundo de habla inglesala novedad italiana (14) pasó de ser una especie exótica, incluso elegante, a convertirse en un símbolo para todo uso de la maldad. Bajo la influencia de los escritores de izquierda, se difundió una nueva perspectivadel fascismo que ha llegado a ser la dominante entre los intelectuales hasta hoy.Los argumentos son los siguientes:
El fascismo es el capitalismo enmascarado. Es una herramienta de las grandes empresas, que gobiernan a través de la democraciahasta que se sienten amenazadas de muerte, y luego dan rienda suelta al fascismo.Mussolini y Hitler fueron puestos en el poderpor las grandes empresas, ya que el movimiento obrero revolucionario supuso un gran reto para éstas. (15) Pero se tiene que explicar, entonces, ¿cómo puede ser el fascismo un movimiento de masas, y encima uno que no está ni dirigido, ni organizada por las grandes empresas? La explicación es que el fascismo lo hace a través del uso inteligente y diabólico del ritual y el símbolo.El fascismo como una doctrina intelectual está vacío de contenido serio o, alternativamente, su contenido es una mezcolanza incoherente. El fascismo apela a emociones en lugar de apelar a ideas. Se basa en canto de himnos, banderas ondeando y otras mojigangas, que no són más que dispositivos empleados por los irracionales líderes fascistas que han sido pagados por las grandes empresas para manipular a las masas.
Como los marxistas suelen manifestar, el fascismo “apela a los instintos más bajos”, cosa que implica que los izquierdistas están en desventaja porque sólo podrían apelar a instintos noblescomo la envidia de los ricos. Por naturaleza, dado que es irracional, el fascismo es sádico, nacionalista y racista. Los regímenes de izquierda también, invariablemente, se manifiestan sádicos, nacionalistas y racistas, pero eso es debido a errores lamentables o a la presión de las circunstancias difíciles. Los izquierdistas quieren lo mejor, pero han de enfrentarse a contratiemposinesperados y la presión de las circunstancias, mientras que los fascistas han elegido cometer el mal.
En términos generales, cualquier régimen totalitario que no tenga como objetivo la nacionalización de la industria y que conserve la propiedad privada, al menos de forma nominal, puede ser definido como fascista.  Entre los intelectuales de moda el término se puede ampliar a cualquier tipo de dictadura. (16) Cuando la Unión Soviética y China Popular se enfrentaron en la década de 1960,cada uno de ellas rápidamente descubrió que el otrora país socialista fraternal no era únicamentecapitalista, sino, más allá de ello, era “fascista”. En el nivel más vulgar, “fascista” se ha convertido en palabra que designa la mala práctica de figuras tan odiadas como Rush Limbaugh o John Ashcroft quienes, a pesar de las faltas que hayan cometido, están tan alejados de fascismohistórico como cualquier otro político en la vida pública hoy.
La consecuencia de 70 años de adoctrinamiento con este particular punto de vista de la izquierda acerca del fascismo es que es actualmente un puzzle. Sabemos cómo pensaban los izquierdistas en los años 1920 y 1930 porque conocemos universitarios cuyo pensamiento era casi idéntico y porque hemos leído a escritores tales como Sartre, Hemingway y Orwell.
¿Pero qué pensaban realmente los fascistas?
Aquellos que se convirtieron en fascistas
Robert Michels fue un marxista alemándesilusionado con los socialdemócratas. Se convirtió en un sindicalista revolucionario. En 1911 escribió Los partidos políticos, un trabajobrillante y analítico que (17) demostraba la imposibilidad de una “democracia participativa”― una frase que no iba a ser acuñada hasta después de medio siglo, pero que refleja con precisión la original visión marxista de la administración socialista. (18) Más tarde se nacionalizó italiano (cambio de “Robert” a “Roberto”) y devino uno de los principales teóricos fascistas.
Hendrik de Man fue en su época un dirigente socialista belga,  reconocido como una de las dos o tres inteligencias socialistas más destacadas de Europa. Muchos, en la década de 1930, creían quese trataba del teórico socialista más importante desde Marx. Era uno de los más destacados entre los numerosos marxistas occidentales europeos que, en los años de entreguerras, cambiaron su perspectiva desde el marxismo hasta el fascismo o el nacionalsocialismo. En más de una docena de significativos libros, desde The Remaking of a Mind (1919), The Socialist Idea (1933), hasta Après Coup (1941), de Man nos legó un relato detallado de la odisea teórica que le llevó, en 1940, a aclamar la subyugación nazi de Europa como “una liberación”. Su experiencia comenzó, como uno de esos viajes que hacía a menudo, con la convicción de que el marxismo debía ser revisado a partir de líneas  “idealistas” y psicologistas. (19)
Futurismo y el vorticismo fueron dos movimientos artísticos de la avant-garde que contribuyeron a la visión del mundo fascista. El futurismo fue la creación de Filippo Marinetti, quien eventualmente perdió su vida al servicio del régimen de Mussolini. Podemos hacernos una idea del estilo pictórico del futurismo a través de los créditos de la serie televisiva “Poirot”.  Su estilo de poesía tuvo una influencia definitiva en Mayakovsky. Durante algunos años, las artes futuristas fueron permitidas en la Unión Soviética. El futurismo sostenía que las modernas máquinas eran más bellas que las esculturas clásicas. Alababan el valor estético de la velocidad, intensidad, maquinaria y guerra modernas.
El vorticismo era una variante suavizada del futurismo, asociado con Ezra Pound y el pintor y novelista Wyndham Lewis, un americano y canadiense que se trasladó a Londres. Pound se convirtió en fascista, se trasladó a Italia y, más tarde, se le consideró mentalmente enfermo y fue encarcelado por los ocupantes americanos. Los síntomas de su enfermedad mental eran sus ideas fascistas. Más tarde fue liberado y escogió regresar a Italia, en 1958, como un impenitente fascista.
En 1939, el fascista confeso Wyndham Lewis se retractó de sus elogios anteriores a Hitler, pero nunca renunció de su visión política del mundo, básicamente fascista. Lewis era, como GeorgeBernard Shaw, uno de los intelectuales de la década de 1930 que admiraban el fascismo y el comunismo por igual, alabando a los dos al tiempo que insistían en su similitud.
El fascismo debe haber sido un conjunto de ideas que inspiró a personas educadas que se consideraban modernos. Pero ¿cuáles eran esas ideas?
Cinco hechos acerca del fascismo
En los últimos 30 años,  los eruditos han comenzado gradualmente a traernos una apreciación más exacta de lo que era el fascismo. (20) La imagen que surge de la investigación en curso sobre los orígenes del fascismo no es todavía del todo clara, pero eslo suficientemente nítida para mostrar que la verdad no se puede conciliar con la visión convencional. Podemos destacar algunas de las conclusiones inquietantes en cinco hechos:
El fascismo fue una doctrina bien elaborada años antes de recibir este nombre. El núcleo delmovimiento fascista fue lanzado oficialmente en la plaza de San Sepolcro el 23 de marzo 1919; se trataba de una tradición intelectual y organizativa denominada  “nacional-sindicalismo”.
Como construcción intelectual, el fascismo apareció alrededor de 1910. Históricamente, la raíz del fascismo radicaba en la década de 1890 – en la “crisis del marxismo”, y en la interacción del socialismo revolucionario del siglo XIX con el anti-racionalismo y anti-liberalismo de fin de siglo.
El fascismo cambió dramáticamente entre 1919 y 1922, y se trasmutó de nuevo y de forma drástica después de 1922. Esto es lo esperado en cualquier movimiento ideológico que se acerca al poder y lo logra. Bolchevismo (nombre del comunismo en 1920) también ha cambiado varias veces de manera espectacular.
Muchas de las investigaciones más antiguas del fascismo son engañosas, ya que se basan casi enteramente en pronunciamientos posteriores a 1922, pero éstos reflejan las presiones de un movimiento político amplio y flexible que consolidaba un gobierno de compromisos. Supongamos que por este método pudiéramos aislar el carácter y la motivación de la ideología fascista: es como si tuviéramos que reconstruir las ideas del bolchevismo mediante la recopilación de los pronunciamientos del gobierno soviético en 1943: eso nos llevaría a la conclusión de que el marxismo debía mucho a Iván el Terrible y Pedro el Grande.
El fascismo fue un movimiento radicado principalmente en la izquierda. Sus líderes e iniciadorestenían mentalidad secular, eran principalmente intelectuales progresistas, enemigos testarudos dela sociedad actual y especialmente de sus aspectos más burgueses.
Había también corrientes de pensamiento no izquierdistas que se introdujeron en el fascismo, la más prominente de ellas fue el nacionalismo de Enrico Corradini. Este movimiento antiliberal y antidemocrático estaba preocupado en construir una Italia fortalecida por una industrialización acelerada. Aunque en su tiempo se le consideraba de derechas, Corradini se proclamaba socialista, como otros movimientos similares en el Tercer Mundo que serían más tarde apoyados por la izquierda.
El fascismo era intelectualmente sofisticado. La teoría fascista era más sutil y más cuidadosamente pensada que la doctrina comunista. Al igual que  el comunismo, distinguía entre la teoría propiamente dicha de la doctrina diseñada para un público amplio. Los fascistas se basaron enpensadores como Henri Bergson, William James, obras de Gabriel Tarde, Ludwig Gumplowicz,Vilfredo Pareto, Gustave Le Bon, Georges Sorel, Robert Michels, Gaetano Mosca, Giuseppe Prezzolini, Filippo Marinetti, A. O. Olivetti, Sergio Panunzio y Giovanni Gentile.
Aquí hay que señalar una diferencia entre el marxismo y el fascismo. El líder de un movimiento político marxista está siempre considerado por sus seguidores como un maestro de la teoría y un innovador teórico de la talla de Copérnico. Los fascistas eran menos propensos a caer en tal error.Las obras de Mussolini eran más leídas que las de Lenin, y también era mejor escritor, pero los intelectuales fascistas no consideraban que sus contribuciones fueran  importantes para el cuerpo de la teoría fascista, sino que lo consideraban más un líder de genio que podía pasar de la teoría a la acción.
Los fascistas eran modernizadores radicales. Por temperamento no eran ni conservadores ni reaccionarios. Los fascistas despreciaban el statu quo y tampoco se sentían atraídos ni deseaban retornar a épocas pasadas. Incluso en el poder, a pesar de todas sus adaptaciones a las exigencias de la situación inmediata, y a pesar de su incorporación de elementos sociales más conservadores, el fascismo siguió siendo una fuerza consciente de la modernización. (21)
Dos revisiones del marxismo
El fascismo comenzó como una revisión del marxismo, una revisión que se desarrolló en sucesivas etapas, de manera que esos marxistas gradualmente dejaron de pensar en sí mismos como marxistas  y, eventualmente, dejaron de pensar en sí mismo como socialistas. No dejaron de pensar jamás en sí mismos como antiliberales revolucionarios.
La crisis del marxismo tuvo lugar en la década de 1890. Los intelectuales marxistas pretendían que hablaban por los movimientos socialistas de masas de toda la Europa continental, sin embargo, se hizo evidente en aquellos años que el marxismo había sobrevivido en un mundo que Marx creyóque nunca podría existir. Los trabajadores eran cada vez más ricos, la clase obrera se fragmentóen secciones con diferentes intereses, el avance tecnológico se estaba acelerando en lugar deencontrase con una barricada, la “tasa de ganancia” no estaba cayendo, el número de inversores ricos (“magnates del capital”) no decrecía sino que se incrementaba, la concentración industrial no fue en aumento (22) y en todos los países los trabajadores estaban poniendo a su patria por encima de su clase.
También en la alta teoría los errores del marxismo estaban siendo puestos en evidencia. La largamente esperada publicación del volúmen III de El Capital de Marx en 1894 reveló que Marx simplemente no tenía ninguna solución a la “gran contradicción” entre los volúmenes I y II, y el comportamiento real de los precios. Críticas devastadoras de Böhm-Bawerk a la economía marxista (1884 y 1896) fueron ampliamente leídas y discutidas.
La crisis del marxismo dio a luz al revisionismo de Eduard Bernstein, que llegó a la conclusión, en efecto, de que la meta de la revolución debía ser abandonada, a favor de reformas gradualesdentro del capitalismo. (23) Esto no tenía ningún atractivo para los hombres de la extrema izquierdaque rechazaban la sociedad actual, considerándola demasiado repugnante para ser reformada.Los revisionistas también comenzaron a atacar a la doctrina fundamental marxista del materialismo histórico –la teoría de que la organización de una sociedad de producción determina el carácter detodos los demás fenómenos sociales, incluyendo las ideas.
A principios del siglo XX, los izquierdistas que querían estar tan a la izquierda como les fuera posible devinieron sindicalistas, defendiendo que la huelga general era el camino para demostrar el poder de los trabajadores y derribar el orden burgués. La actividad sindicalista entró en erupción a lo largo del mundo, incluso en Gran Bretaña y Estados Unidos. La promoción de la huelga general fue la manera de desafiar el capitalismo y al mismo tiempo una forma de desafiar a todos aquellos socialistas que querían utilizar el método electoral para negociar reformas en el sistema.
Los sindicalistas empezaron como marxistas intransigentes, pero como revisionistas reconocieron que las los principios clave del marxismo habían sido refutados por la desarrollo de la sociedad moderna. La mayoría de los sindicalistas llegaron a aceptar muchos de los argumentos de Bernstein contra el marxismo tradicional, pero permanecieron comprometidos con el rechazo total de la sociedad existente en lugar de aceptar una reforma democrática. En consecuencia, se llamaron a sí mismos “revisionistas revolucionarios”. Se mostraron partidarios de una revisión idealista de Marx, ya que creían en un mucho mayor papel e independencia de las ideas en la evolución social de lo que permitía la teoría marxista.
Anti-racionalismo práctico
Al revisar el marxismo, los sindicalistas estaban fuertemente motivados por el deseo de convertirse en revolucionarios eficaces, no contra molinos de viento, sino para lograr una comprensión efectiva del mundo de los trabajadores. Criticando y reevaluando su propio marxismo, sin embargo y naturalmente, se basaron en las modas intelectuales de la época, en las ideas que circulaban en aquélla conocida como “principios de siglo”. El bloque más importante de tales ideas era el “antirracionalismo”.
Muchas formas de antirracionalismo proliferaron a los largo del siglo XIX. El tipo de antirracionalismo que tuvo más influencia en los pre-fascistas no fue primeramente la concepción  según la cual se debe emplear algo más que la razón para decidir cuestiones de hecho (antirracionalismo epistemológico). Fue más bien la opinión, entendida como una cuestión de  franco reconocimiento de la realidad, de que los humanos no están únicamente motivados por el cálculo racional, sino más bien por «mitos» intuitivos (antirracionalismo práctico). En consecuencia, si se quería entender e influir en el comportamiento del pueblo, era mejor reconocer que los trabajadores no son principalmente egoístas, racionales y calculadores, sino que se sujetan y se mueven por mitos.
París fue el centro de moda del mundo intelectual, dictando el ascenso y la caída de los círculos ideológicos. Allí el antirracionalismo estaba asociado con la filosofía de Henri Bergson, el pragmatismo de William James a través del Atlántico, y los argumentos de la psicología social de Gustave Le Bon. Se consideraba que tales ideas valoraban más la acción que el pensamiento,  y que demostraban que la sociedad moderna (incluido el movimiento socialista establecido) era demasiado racionalista y demasiado materialista. Bergson y Williams fueron también leídos, sin embargo, como defensores de la idea de que los  humanos no trabajaban con una realidad objetivamente entendida, sino con una realidad creada por la imposición de su propia voluntad en el mundo, una afirmación que también fue recogida (errónea o correctamente) de Hegel, Schopenhauer y Nietzsche. Los intelectuales franceses se revolvieron contra Descartes, el racionalista, y rehabilitaron a Pascal, el defensor de la fe. Con el mismo espíritu, los intelectuales italianos redescubrieron a Vico.
El anti-racionalismo práctico se introdujo en el pre-fascismo a través de Georges Sorel (25) y su teoría del “mito”. Este influyente escritor socialista comenzó como un marxista ortodoxo que, procedente la extrema izquierda,  se convirtió naturalmente en un sindicalista y, pronto, en el teórico sindicalista más conocido. Sorel pasó a defender la teoría de Marx de la lucha de clases de una nueva manera: ya no se trataba de una teoría científica, sino de un “mito”, de una comprensión del mundo y el futuro que movía a los hombres a la acción. Cuando empezó a abandonar el marxismo, tanto por sus fracasos teóricos como por su excesivo “materialismo”, buscó un mito alternativo. La experiencia de los acontecimientos actuales y recientes le mostró que los trabajadores tenían poco interés en la lucha de clases, pero eran propensos al sentimiento patriótico. Poco a poco, Sorel cambió de posición, hasta que al final de su vida se convirtió en nacionalista y antisemita. (26) Murió en 1922, esperanzado con Lenin y más cautelosamente con Mussolini.  ————————————–(traducción revisada hasta aquí, 10-5-2013)
Una tendencia general en todo el socialismo revolucionario desde 1890 hasta 1914 fue que los elementos más revolucionarios cargaron el acento en el liderazgo, minimizando el papel autónomo de las masas trabajadoras. Este elitismo fue un resultado natural del ardiente deseo de revolución por parte de los revolucionarios y tiene su origen en la poca disposición de la clase obrera para devenir un ente revolucionario. (27) Los trabajadores eran reformistas instintivos: querían un trato justo dentro del capitalismo, y nada más. Dado que los entre trabajadores no se veía un auténtico deseo de revolución, un pequeño grupo de revolucionarios conscientes tendría que jugar un papelmás decisivo del que Marx había imaginado. Ésa fue la conclusión de Lenin en 1902. (28) Era la conclusión de Sorel. Y fue la conclusión del sindicalista Giuseppe Prezzolini cuyas obras en la primera década del siglo Mussolini había revisado con admiración. (29)
El debate sobre el liderazgo fue reforzado por los escritos de Mosca, Pareto y Michels, especialmente la teoría de la Circulación de Élites de Pareto. Todos esos debates enfatizaban el rol vital de activas minorías y la futilidad de esperar que las masas, alguna vez y por sí mismas, alcanzasen algún objetivo. La corroboración adicional vino del sensacional bestseller de 1895 de Le Bon –perpetuamente editado en 12 idiomas-  La psicología de las masas, que analizaba el comportamiento irracional de los humanos y llamó atención sobre la proclividad de los grupos a ponerse en manos de un líder fuerte, que podría controlarlo mientras apelara a ciertas creencias primitivas o básicas (30).
Los iniciadores del fascismo vieron al antirracionalismo como una alta tecnología. Más o menos al estilo de sus coches rápidos y sus aviones. El antirracionalismo fascista, como el psicoanálisis, seconcebía a sí mismo como una ciencia práctica que podía canalizar los impulsos humanos en una dirección útil.
¿Una herejía marxista?
Algunas personas han reaccionado ante el fascismo diciendo que es lo mismo que socialismo. En parte, esto se debe al hecho de que “el fascismo” es una palabra que se usa libremente para referirse a todas las dictaduras no comunistas de los años 1920 y 1930, y por extensión para referirse a la más poderoso y terrible de estos gobiernos, el del Nacional Socialismo de Alemania.
Los nazis nunca pretendieron ser fascistas, perocontinuamente se proclamaban socialistas, mientras que el fascismo, después de 1921, repudió el socialismo por su nombre. Aunque el fascismo tuvo alguna influencia en el Partido de los Trabajadores Nacional Socialista Alemán, otras influencias fueron mayores, en particular, el comunismo y elnacionalismo alemán.
James Gregor ha argumentado que el fascismo es unaherejía marxista, (31) una afirmación que debe que ser considerada con cuidado. El marxismo esuna doctrina cuyos principios fundamentales se pueden enumerar con precisión: la lucha de clases, el materialismo histórico, la plusvalía, la nacionalización de los medios de producción, y así sucesivamente. Casi todos esos principios fueron repudiados explícitamente por los fundadores del fascismo, y estos repudios del marxismo definen en gran medida el fascismo. Sin embargo, por paradójico que pueda parecer, hay una estrecha relación ideológica entre el marxismo y el fascismo. Podemos comparar esto con la relación entre, por ejemplo, el cristianismo y el unitarismo.Unitarismo repudia todos los principios distintivos del cristianismo, sin embargo, sigue siendo claramente una rama del cristianismo, la preservación de una afinidad con su madre los padres.
En el poder, las instituciones reales del fascismo y del comunismo tienden a converger. En practica, los regímenes fascista y nacional socialista cada vez más tendían a conformar aquello que Mises llamó «el modelo socialista alemán». Intelectualmente, los fascistas diferían de los comunistas en que tenían una idea y estaban dispuestos a aplicarla, mientras que los comunistas eran como sujetos hipnóticos, haciendo una cosa y racionalizándola en términos totalmente diferentes, y en conjunto haciendo cosas imposibles.
Los fascistas defendían el desarrollo acelerado de un país atrasado. Los comunistas siguieron empleando la retórica marxista de la revolución socialista mundial en los países más avanzados, pero todo esto era un ritual de encantamiento para consagrar su intento de acelerar el desarrollo de un país atrasado. Los fascistas convirtieron al nacionalismo en un mito poderoso. Los comunistas defendían el nacionalismo ruso y el imperialismo mientras protestaban de que susagrada patria era un “estado obrero internacionalista”. Los fascistas proclamaron el fin de la democracia. Los comunistas la abolieron y llamaron a su dictadura democracia. Los fascistasargumentaban que la igualdad era imposible e inevitable la jerarquía. Los comunistas impusieronuna nueva jerarquía, disparaban a cualquiera que abogara por la igualdad real, pero nunca dejaron de parlotear acerca del futuro igualitario que estaba “en construcción”. Los fascistashicieron con los ojos abiertos lo que los comunistas hicieron con los ojos cerrados. Esta es la verdad oculta en la fórmula convencional de que los comunistas eran bien intencionados y fascistasmal intencionados.
Revolucionarios desencantados
A pesar de que respetaban “lo irracional” como una realidad, los iniciadores del fascismo no balanceaban voluntariamente influidos por consideraciones irracionales.(33) No eran supersticiosos. Mussolini en 1929, cuando se reunió con el cardenal Gasparri, en el Palacio de Letrán, no era más creyente que el Mussolini el polemista violentamente anti-católico de los años anteriores a la guerra, (34) pero había aprendido en su carrera que esta actitud de modernización radical era una pérdida de tiempo, como golpear la cabeza contra la pared de ladrillo de la fe institucionalizada.
Los izquierdistas se imaginan a menudo que los fascistasestán atemorizados ante una clase obrera revolucionaria.Nada podría estar más cómicamente equivocado. La mayoría de los líderes fascistas iniciales se habían pasado años tratando de conseguir que los trabajadores se convirtieran en revolucionarios. Todavía enjunio de 1914, Mussolini participó con entusiasmo, a riesgo de su propia vida y la integridad física,en la violenta y conflictiva “semana roja”. Los iniciadores del fascismo eran en su mayoríaveteranos militantes anti-capitalistas que tenían el beneficio de la duda por parte de la clase obrera.La clase obrera, al no ser revolucionaria, había dejado a estos revolucionarios fuera de juego.
El fascismo preferido al marxismo
A fines de 1920, personas como Winston Churchill y Ludwig von Mises veían el fascismo como una respuesta natural y saludable a la violencia comunista. (35) En aquellos momentos ya no se pasabapor alto el hecho de que el fascismo representaba un fenómeno cultural independiente que precedió el golpe de Estado bolchevique. Se hizo ampliamente aceptado que el futuro estaba ya fuera  con el comunismo o con el fascismo.  Muchas personas optaron por lo que consideraban el mal menor. Evelyn Waugh comentó que él elegiría el fascismo sobre el marxismo, si tenía que hacerlo, pero él no creía que tuviera que hacerlo.
Es fácil ver que el ascenso del comunismo estimuló el surgimiento del fascismo. Pero, desde que la existencia del régimen soviético fue el factor primordial de que el comunismo resultara algo atractivo, y dado que el fascismo era una tradición independiente del pensamiento revolucionario, habría habido, sin duda, un poderoso movimiento fascista incluso en ausencia de un régimenbolchevique. En cualquier caso, después de 1922, el mismo tipo de influencia se desplegaba en ambos sentidos: muchas personas se hicieron comunistas porque consideraban que era la manera más eficaz para luchar contra el temido fascismo. Dos bandas rivales de asesinos políticos,empeñados en establecer su propio poder sin control, cada uno ganándose el apoyo mediante la táctica de señalar los horrores que sus rivales desataban. Fueran cuales fueran las deficiencias dedicho recurso, los horrores mismos eran muy reales. (36)
Del liberalismo al estado corporativo
En los primeros días del fascismo se aceptó un elemento de lo que se llamaba “liberalismo”: la opinión de que el capitalismo y el libre mercado debían dejarse intactos, que era pura locura que el Estado se involucrara en la “producción”.
Marx había dejado una herencia extraña: la convicción de que la  lucha de clases arrastraría automáticamente a la clase obrera en la dirección del comunismo. Pero la experiencia práctica no ofrece ninguna confirmación de esta suposición y los marxistas han tenido que elegir entre seguir la lucha de clases (crear problemas al capitalismo con la esperanza de obtener algún logro) y tratar de tomar el poder para introducir el comunismo (lucha que obviamente no tiene nada que ver con la huelga por salarios más altos o con ciertas reformas políticas como la legislación fabril de seguridad). Como resultado, los marxistas llegaron a adorar a la “lucha” por sí misma. Y puesto quelos marxistas sentían a menudo vergüenza de hablar sobre los problemas que una sociedad comunista podría enfrentar y descartaban cualquier discusión en torno a ese tema como “utópica”, fue habitual en ellos argumentar que debían centrarse sólo en el siguiente paso de la lucha, y nodistraerse con especulaciones sobre el futuro remoto.
Los marxistas tradicionales creían que había que oponerse a las interferencias del estado, como los aranceles de protección, ya que consideraban que frenaría el desarrollo de las fuerzas productivas (tecnología) y que, por lo tanto, estas intervenciones retrasarían la  revolución. Por esta razón, un marxista debía favorecer el libre comercio. (37) Frente a un creciente volumen de reformas legislativas, algunos revolucionarios vieron en estas concesiones astutas estrategias de la burguesía para tomar el control de los antagonismos de clase y por lo tanto estabilizar su estado. El hecho es que las medidas legislativas con el apoyo de socialistas democráticos, que habían sido cooptados por el orden establecido, dio un motivo adicional a los revolucionarios para pasarse al otro lado.

A partir de 1919, los fascistas desarrollaron una teoría del estado, que hasta entonces era el único elemento teórico que no había sido desarrollado por el marxismo. Su elaboración, en un debate público extenso, dio lugar alpunto de vista “totalitario” del Estado, (38) notoriamenteexpuesto en la fórmula de Mussolini, “Todo en el Estado, nada contra el Estado, nada fuera del Estado”. A diferencia de los que más adelante serían los Socialistas Nacionales de Alemania, los fascistas se mantuvieron reacios a la nacionalización pura y simple de la industria. Pero, después de unos años de comparativa no intervención, y algo de liberalización, el régimen fascista se movió hacia una política mucho más intervencionista, y las declaracionesfascistas insistían cada vez en el “estado corporativo”.Todos los rastros de liberalismo se perdieron, salvado sólo por la insistencia en que la nacionalización real debía seria evitada. Antes de 1930, Mussolini declaro que el capitalismotenía siglos de trabajo útil que hacer (una formulación quesólo se le ocurriría a un ex-marxista); a partir de 1930, a causa de la depresión mundial, hablaba como si el capitalismo se hubiera terminado y el Estado corporativo tuviera que substituirlo en lugar de proporcionarle un marco.

A medida que la dictadura maduraba, la retórica fascista cada vez manifestó una mayor hostilidad al ego individual. El fascismo había sido siempre fuertemente comunitario, pero ahora este aspecto se hizo más sobresaliente. El anti individualismo fascista se puede resumir en la frase que la muerte de un ser humano es como la muerte de una célula en un cuerpo. Desde 1920 hasta 1922, entre las crecientemente histriónicas reuniones de camisas negras, destacaban los servicios funerarios.Cuando el nombre de un compañero recientemente asesinado por los socialistas fue llamado a salir, toda la multitud rugía: “¡Presente!”
El hombre no es un átomo, el hombre es esencialmente social – estos clichés lanudos eran tanfascistas como socialistas. El anti individualismo era especialmente prominente en los escritos del filósofo oficial Giovanni Gentile, que dio a la teoría social fascista su forma acabada en los añosfinales del régimen. (39)
El fracaso del fascismo
La ideología fascista tuvo dos objetivos por cuya ejecución podía ser razonablemente juzgada: la creación de un ser humano heroicamente moral, un orden social marcado por una moral heroica y el acelerado desarrollo de la industria, especialmente en economías atrasadas como la italiana.
El ideal moral fascista, sostenido por escritores de Sorel a Gentile, es algo así como una inversión de la caricatura de un liberal al estilo de Bentham. El hombre ideal fascista no es prudente, sinovaliente; no es calculador, sino decidido; no es sentimental, sino implacable; no se preocupa por ningún beneficio personal, sino que la lucha por los ideales; no va en busca de consuelo, sino que vive la vida intensamente. Los primeros fascistas no sabían cómo iban a construir el orden socialque daría lugar a este “hombre nuevo”, pero estaban convencidos de que tenían que destruir elorden burgués liberal que había creado su contrario.
Incluso en fecha tan tardía como 1922, no estaba claro para los fascistas que el fascismo, la “tercera vía” entre el liberalismo y el socialismo, establecería un estado policial burocrático, pero dadas las circunstancias y las ideas fascistas fundamentales, nada más era posible. El fascismointrodujo una forma de Estado claustrofóbico dada la opresión que ejercía. El resultado fue una población decididamente caracterizada por la mediocridad  y el anti heroísmo, conformista, taimaday miedosa de su propia sombra, un mundo alejado de la clase de carácter humano dinámico que los fascistas habían esperado que heredaría la Tierra.
En cuanto a los resultados económicos del fascismo, el test de los resultados puramente empíricosno es concluyente. En sus primeros años, las medidas económicas del gobierno de Mussolini eran probablemente más liberalizadoras que restrictivas. El giro posterior al corporativismo intrusivo fue seguido rápidamente por la recesión mundial y la guerra. Pero sí sabemos por muchos otros ejemplos que si se deja que siga su curso, el intervencionismo corporativo paralizará cualquier economía. (40) Además, las pérdidas económicas ocasionadas por la guerra se pueden imputar al fascismo, a Mussolini, ya que fácilmente podría haber mantenido a Italia neutral. El fascismo diotanto poder y de forma tan descontrolada a una sola persona dispuesta a cometer semejante error,que hizo más probable la guerra en 1940, exaltando los beneficios de la misma.
A través de una mirada panorámica de la historia, el fascismo, como el comunismo, al igual quetodas las formas de socialismo, y al igual que patriotismo de hoy y la antiglobalización, son el resultado lógico de errores específicos que sobre el progreso humano sostienen algunos intelectuales. El fascismo fue un intento de coger los frutos materiales de la economía liberal, al tiempo que pretendía abolir la cultura liberal. (41) El intento fue completamente quijotesco: no haytal cosa como el desarrollo económico sin capitalismo de libre mercado y no hay tal cosa como elcapitalismo de libre mercado sin el reconocimiento de los derechos individuales. La reacción contrael liberalismo fue el resultado de ideas erróneas, y el vano intento de sustituir el liberalismo fue la aplicación de los errores de interpretación. Al perder la guerra, el fascismo y el nacionalsocialismose salvaron de la esclerosis terminal que acosó al comunismo.
 “El hombre que está buscando”
Cuando Mussolini cambió su postura contra laguerra para ponerse a favor de ella en noviembre de 1914, los otros líderes del Partido Socialista afirmaron de inmediato que había sido comprado por la burguesía, y esta acusación ha sido repetida por muchos izquierdistas. Pero la idea de un Mussolinivendido es más inverosímil que la teoría que sostiene que Lenin tomó el poder porque fue pagado por el gobierno alemán para sacar a Rusia de la guerra. Como la figurafundamental de la izquierda italiana que fuera, Mussolini estaba haciendo una apuesta, en hondo desacuerdo  y provocando su expulsión del Partido Socialista, además de arriesgar su vida como soldado de primera línea. (42)
Como Lenin, Mussolini era un revolucionario capacitado que se hizo cargo del problema de las finanzas. Una vez que se había decidido a salir a favor de la guerra, previó que iba a perder sus ingresos desde el Partido Socialista. Se acercó a ricos patriotas italianos para conseguir apoyopara Il Popolo d’Italia, pero la mayor parte del dinero que llegó a Mussolini se procedía de forma encubierta de los gobiernos aliados que querían llevar a Italia a la guerra. Del mismo modo, los bolcheviques de Lenin tuvieron la ayuda de patrocinadores ricos y del gobierno alemán. (43) En ambos casos, vemos a un determinado grupo de revolucionarios que usa su ingenio para recaudar fondos en pro de sus metas.
Jasper Ridley sostiene que Mussolini cambió porque siempre “quería estar en el bando ganador”, yno se atrevía a “nadar contra la marea de la opinión pública”. (44) Esta explicación es débil.Mussolini había pasado toda su vida en una posición antagónica a la mayoría de los italianos, y con la fundación de un nuevo partido en 1919 volvería de manera deliberara a contradecir a la mayoría.Dado que los individuos suelen ser más influenciados por la presión de su “grupo de referencia”que por las opiniones de toda la población, podríamos preguntarnos por qué Mussolini no nadó conla marea de la dirección del Partido Socialista y la mayoría de la membresía del partido, en lugar denadar con la marea de los socialistas de dentro y de fuera del Partido que se había puesto en favor de la guerra.
A pesar de su personalidad o incluso su decisión pudiera haber sido influenciada por el tiempo, la presión de Mussolini para cambiar su posición provenía de una evolución a largo plazo en sus convicciones intelectuales. Desde sus primeros años como un marxista revolucionario, Mussolini había sido favorable al sindicalismo, a continuación, un sindicalista real. A diferencia de otros sindicalistas, se quedó en el Partido Socialista, y mientras se progresaba dentro de él, continuó con los oídos abiertos a los sindicalistas que lo habían dejado. En muchos temas, su forma de pensar seguía la de ellos, con más cautela, y muchas veces cinco o diez años detrás de ellos.
De 1902 a 1914, el sindicalismo revolucionario italiano sufrió una rápida evolución. Siempreopuestos a la democracia parlamentaria, los sindicalistas italianos, bajo la influencia de Sorel, se comprometieron con la violencia extra-constitucional y la necesidad de que la vanguardia revolucionaria debía iniciar la lucha. Ya en 1908, el Mussolini marxista sindicalista había llegado a un acuerdo con estas nociones elitistas y comenzó a emplear el término gerarchia (jerarquía), que seguiría siendo una palabra favorita de su en el período fascista.
Muchos sindicalistas perdieron la fe en el potencial revolucionario de la clase obrera. Buscando una receta revolucionaria alternativa, los más “avanzados” de estos sindicalistas comenzaron a aliarse con los nacionalistas para favorecer la guerra. La reacción inicial de Mussolini a esta tendencia fueel disgusto que podríamos esperar de cualquier izquierda que se precie. (45) Sin embargo, dadas sus premisas, las conclusiones de los sindicalistas eran convincentes.
La lógica que subyacía a esta posición de cambio era que por desgracia no iba a haber una revolución obrera, ni en  los países avanzados y, ni mucho menos, en los países pocodesarrollados, como Italia. Italia seguía su propia dinámica y su problema era la baja la producción industrial. (46) Se trataba de una nación proletaria explotada, mientras que los países ricos eran grandes naciones burguesas. La nación era el mito que podría unir a las clases productivas detrás de una campaña para ampliar la producción. Estas eran las ideas que defendía la propaganda del Tercer Mundo durante los años 1950 y 1960, en los cuales, los aspirantes a formar una nueva élite en los países económicamente atrasados, presentaban como “progresista” una idea propia aunque menos escrupulosa respecto de los derechos humanos que podría acelerar el desarrollo del Tercer Mundo. De Nkrumah a Castro, los dictadores del Tercer Mundo, seguían los pasos de Mussolini.(47) El fascismo fue un ensayo general para el tercermundismo de posguerra.
Muchos sindicalistas también se convirtieron en “produccionistas”, instaban  a los trabajadores a nohacer huelga y creían que debían hacerse cargo de las fábricas, que funcionarían sin jefes.Mientras que el produccionismo como táctica de acción colectiva no llevaba a ninguna parte, la ideaproductivista según la cual todos debían ayudar a aumentar la producción, incluso el segmento productivo de la burguesía, debía ser apoyada en lugar de combatida.
Desde 1912, aquellos que observaban de cerca a Mussolini podían percatarse de los cambios en su discurso. Comenzó a emplear las palabras “pueblo” y “nación” en lugar de «proletariado».(Posteriormente tal lenguaje patriótico se volvería admisible entre los marxistas, pero aun así era un poco inusual y sospechoso.) Mussolini poco a poco se fue convenciendo, unos años más tarde que los líderes más avanzados de la extrema izquierda, de que el análisis marxista de clase era inútil, de que el proletariado nunca llegaría a ser revolucionario, y que la nación tenía que ser el vehículo de desarrollo. Una implicación básica de esta posición es que las huelgas iniciadas por el izquierdismo y los enfrentamientos violentos eran más que bromas irrelevantes: eran obstáculos reales para el progreso.
Cuando Mussolini fundó “Utopía”, era paraproporcionar un foro en el cual suscompañeros de partido podían intercambiarideas con sus amigos los sindicalistas revolucionarios de fuera del partido. En ese momento firmaba sus artículos como “Elhombre que está buscando.” La bancarrota de la II Internacional en el estallido de la guerra, y el alineamiento de los partidos de masassocialistas de Alemania, Francia y Austriadetrás de sus respectivos gobiernos nacionales, confirmó una vez más que los sindicalistas habían estado en lo cierto: el internacionalismo proletario no era una fuerza viva. El futuro, concluyó, se acostaría con el nacional sindicalismo productivista, que con algunas modificaciones se convertiría en el fascismo.
Mussolini creía que el fascismo era un movimiento internacional. Esperaba que tanto la democraciaburguesa decadente y la dogmática del marxismo-leninismo daría en todas partes paso al fascismo,que el siglo XX sería un siglo del fascismo. Al igual que sus contemporáneos de izquierda,subestimó la capacidad de recuperación de la democracia y el liberalismo de libre mercado. Peroen el fondo la predicción de Mussolini se cumplió: la mayoría de la gente del mundo en la segunda mitad del siglo XX vivía bajo gobiernos que estaban más cerca, en la práctica, del fascismo, que del liberalismo o del marxismo-leninismo.

Notas

1. Original words from the 1934 song by Cole Porter. They were amended later.
2. At the Munich conference in 1938, Mussolini was the only person present who could follow all the discussions in the four languages employed.
 3. Amadeo Bordiga, Angelo Tasca, and Karl Liebknecht.
 4. Although Italy was a member of the Triple Alliance with Germany and Austria, support for the Central Powers in Italy was negligible.
5. It remained Mussolini’s paper through the Fascist period. At first it was described as a “Socialist Daily.” Later this was changed to “The Daily of Fighters and Producers”.
6. It was first called the Fasci Italiani di Combattimento (Italian Combat Leagues), changing its name in 1921 to the National Fascist Party. Fasci is plural of fascio, a union or league. The word had been in common use for various local and ad hoc radical groups, mainly of the left.
7. Of the seven who attended the preparatory meeting two days before the launch, five were former Marxists or syndicalists. Zeev Sternhell, The Birth of Fascist Ideology (Princeton: Princeton University Press, 1994), p. 222. At the launch itself, the majority had a nationalist background.
8. Garibaldi’s followers had worn red shirts. Corradini’s nationalists, absorbed into the Fascist Party in 1923, wore blue shirts.
9. Stanley G. Payne, A History of Fascism, 1914-1945 (Madison: University of Wisconsin Press, 1995), p. 95.
10. Ernest Jones, Life and Work of Sigmund Freud (New York: Basic Books, 1957), vol. 3, p. 180.
11. Prior to 1938 the Fascist Party had substantial Jewish membership and support. There is no agreement among scholars on Mussolini’s motives for introducing anti-Jewish legislation. For one well-argued view, see Gregor,Contemporary Radical Ideologies: Totalitarian Thought in the Twentieth Century (New York: Random House, 1968), pp. 149-159.
12. Among numerous sources on the life of Mussolini, see Richard Collier, Duce! A Biography of Benito Mussolini(New York: Viking, 1971); Denis Mack Smith, Mussolini: A Biography (New York: Knopf, 1982); Jasper Ridley,Mussolini: A Biography (New York: St. Martin’s Press, 1998). All such works are out of their depth when they touch on Fascist ideas. For a superb account of all the fascist and other non-Communist dictatorial movements of the time, see Payne, History. On Mussolini’s ideas, see A. James Gregor, Young Mussolini and the Intellectual Origins of Fascism (Berkeley: University of California Press, 1979); Sternhell, Birth, Chapter 5.
13. It’s now usual to capitalize ‘Fascism’ when it refers to the Italian movement, and not when the word refers to a broader cultural phenomenon including other political movements in other countries.
14. Chicago has an avenue named after the brutal blackshirt leader and famous aviator, Italo Balbo, following his spectacular 1933 visit to the city. Chicago’s Columbus Monument bears the words “This monument has seen the glory of the wings of Italy led by Italo Balbo.” See Claudio G. Segrè, Italo Balbo: A Fascist Life (Berkeley: University of California Press, 1987).
 15. The evolution of this incredible theory is mercilessly documented in Gregor, The Faces of Janus: Marxism and Fascism in the Twentieth Century (New Haven: Yale University Press, 2000), chs. 2-5. For a good brief survey of interpretations of Fascism, see Payne, History, ch. 12. For a detailed examination, see Gregor, Interpretations of Fascism (New Brunswick: Transaction, 1997).
16. Confronted with egregious high-handedness by authority, working-class Americans call it “Communism.” Middle-class Americans, educated enough to understand that it’s uncouth to say anything against Communism, call if “fascism.”
17. Political Parties: A Sociological Study of the Oligarchical Tendencies of Modern Democracy (New York: Macmillan, 1962).
18. Richard N. Hunt, The Political Ideas of Marx and Engels (Pittsburgh: University of Pittsburgh Press, 1974), vol. I, p. xiii, and vols. I and II, passim.
19. On Hendrik de Man, also known as Henri De Man, see Sternhell, Neither Right Nor Left: Fascist Ideology in France (Berkeley: University of California Press, 1986). Mussolini exchanged letters with de Man in which both tacitly recognized that de Man was following Mussolini’s intellectual trajectory of 10-15 years earlier. Sternhell,Birth, p. 246. To this day there are disciples of de Man who treat his acceptance of the Third Reich as something like a seizure rather than as the culmination of his earlier thought, just as there are leftist admirers of Sorel who refuse to admit Sorel’s pre-fascist.
20. The most illuminating single work is Sternhell, Birth. Other important accounts are: Gregor, Young Mussolini; Gregor, Faces of Janus; Sternhell, Neither Right Nor Left; Payne, History. A useful collection of old and new readings is Roger Griffin, ed., International Fascism: Theories, Causes, and the New Consensus (London: Arnold, 1998). Important works in Italian include those of Renzo de Felice and Emilio Gentile.
21. The Fascist government imposed measures which were intended to promote modernization. They were not necessary and their effectiveness was mixed. Italian output grew rapidly, but so it had in earlier years.
22. Many would not yet have acknowledged that there was no falling rate of profit and no concentrating trend in industry, but all had to agree that these were proceeding far more slowly than earlier Marxists had expected.
23. Before the 1890s, there was no more impeccable a Marxist than Bernstein. He had been a friend of Marx and Engels, who maintained a confidence in his ideological soundness that they placed in very few individuals. His 1899 book, known in English as Evolutionary Socialism (New York: Schocken, 1961), is put together from controversial articles he began publishing in 1896.
24. The impact of anti-rationalism on socialism not only helped to form Fascism, but also had a broad influence on the left. Like Fascism, the thinking of leftist writers such as Aldous Huxley and George Orwell arises from the impact on nineteenth-century socialism of the fin de siècle offensive against rationalism, materialism, individualism, and romanticism.
25. The strong influence of Sorel on the formation of Fascism has now been heavily documented. See, for example, Sternhell, Birth. In earlier years, some writers used to minimize this influence or deny Sorel’s close affinity with Fascism.
26. Sorel’s was the old-fashioned kind of antisemitism, which always made room for some good Jews. Among these Sorel counted Henri Bergson. Sternhell, Birth, p. 86.
27. It was also inferred from experience. It could be observed that if the one or two strongest personalities behind a strike were somehow neutralized, the strike would collapse.
28. In What Is to Be Done?, Lenin maintained that the working class, left to itself, could develop only “trade union consciousness.” To make the working class revolutionary required the intervention of “professional revolutionaries.”
29. See Gregor, Young Mussolini, ch. 4.
30. The Crowd (New Brunswick: Transaction, 1995). The early nineteenth century had seen a fascination with hypnosis (then called Mesmerism). The late nineteenth century witnessed an extrapolation of the model of hypnosis onto wider human phenomena. Le Bon argued that, in groups, individuals become hypnotized and lose responsibility for their actions. Scholars, other than French ones, now believe that Le Bon was a dishonest self-promoter who successfully exaggerated his own originality, and that his claims about crowd behavior are mostly wrong. His influence was tremendous. Freud was steeped in Le Bon. The discussion of propaganda in Hitler’sMein Kampf, which strikes most readers as more entertaining than the rest of the book, echoes Le Bon.
31. Gregor, Young Mussolini. This was precisely the view of many Communists in the early years of the Comintern. Payne, History, p. 126.
32. Ludwig von Mises, Omnipotent Government: The Rise of the Total State and Total War (New Rochelle: Arlington House, 1969 [1944]), pp. 55-58.
33. “If by mysticism one intends the recognition of truth without the employment of reason, I would be the first to declare myself opposed to every mysticism.” Mussolini, quoted in Gregor, Contemporary Radical Ideologies, p. 331.
34. Mussolini was openly an atheist prior to 1922, when his conversion was staged for transparently political reasons. In addition to his many articles and speeches criticizing religion, Mussolini wrote a pamphlet, Man and Divinity, attacking the Church from a materialist standpoint and also wrote a strongly anti-Catholic book on Jan Hus, the fifteenth-century Czech victim of Catholic persecution. Until it became politically inexpedient, Mussolini gave a speech every year on the anniversary of the murder by the Church of the freethinker Giordano Bruno in 1600. In office, Mussolini worked with the Church, generally gave it what it wanted, and was rewarded with its enthusiastic endorsement.
35. On Churchill’s fulsome praise of Fascism throughout the late 1920s and early 1930s, see Ridley, Mussolini, pp. 187-88, 230, 281. For Mises’s more guarded praise in 1927, see Mises, The Free and Prosperous Commonwealth(Irvington-on-Hudson: Foundation for Economic Education, 1962), pp. 47-51.
36. The Fascist government was appallingly oppressive compared with the democratic regime which preceded it, but distinctly less oppressive than Communism or National Socialism. Payne, History, pp. 121-23.
37. Karl Marx, Speech on the Question of Free Trade. Karl Marx, Frederick Engels, Collected Works (New York: International, 1976), vol. 6, pp. 450-465.
38. The word “totalitarian” (totalitario) was first used against Fascism by a liberal opponent, Giovanni Amendola. It was then taken up proudly by Fascists to characterize their own form of state. Later the term was widely employed to refer to the common features of the Fascist, Soviet, and Nazi dictatorships or to denote an ideal type of unlimited government. In this sense, the word was in common use among Anglophone intellectuals by 1935, and in the popular media by 1941. Ironically, Fascist Italy was in practice much less “totalitarian” than the Soviet Union or the Third Reich, though the regime was methodically moving toward totalitarianism.
39. On Gentile’s ideas see Gregor, Phoenix: Fascism in Our Time (New Brunswick: Transaction, 1999), chs, 5-6.
40. The most outstanding American scholar of Fascism is A. James Gregor. A shortcoming of Gregor’s analysis is his tendency to assume that Fascist economic policy could work, that it is possible for a Fascist government to stimulate industrial growth. Any such view has to somehow come to terms with the fact that Italian economic growth was robust before World War I.
41. “Liberal” means classical liberal or libertarian.
42. Ignazio Silone held that Mussolini unscrupulously aimed only at power for himself. The School for Dictators (New York: Harper, 1939). While this is less preposterous than the theory that he sold out for financial gain, it too cannot be squared with the facts of Mussolini’s life.
43. Angelica Balabanoff, socialist activist and Mussolini’s mistress intermittently from 1904 on, was in Lenin’s entourage, shipped with him into Russia in the famous German “sealed train.”
44. Ridley, Mussolini, p. 67.
45. Sternhell, Birth, p. 202.
46. It may seem odd that there was such anxiety about Italian development when the Italian economy was growing quite lustily: precisely the same paradox arises with recent leftist attitudes to “poverty in the Third World.”
47. On the striking similarities between Fascism and African Socialism, see Gregor, Contemporary Radical Ideologies, Chapter 7.
————————————–
Nota de 10 de mayo de 2013: SE ESTÁ REVISANDO LA TRADUCCIÓN.
++++++
++++++