EL DISCURSO DEL “MAPA SECRETO” DE ROOSEVELT

martes, 11 de marzo de 2008

EL DISCURSO DEL “MAPA SECRETO” DE ROOSEVELT

Franklin Delano Roosevelt fue un hombre que nunca dudo en mentir para alcanzar sus objetivos. Por ejemplo, en un discurso radiofonico a todo el pais emitido el 23 de Octubre de 1940, dio la “mas solemne garantia” de que no habia llegado a “ningun entendimiento secreto de cualquier forma, directo o indirecto, con ningun gobierno o nacion del mundo, para involucrar a los EE.UU. en esta guerra, o con cualquier otro fin”. Pero documentos estadounidenses, britanicos y polacos, muchos de ellos liberados de los archivos oficiales muchos años despues del fin de la guerra, han probado que la “mas solemne garantia” fue solo la mas miserable de las mentiras. De hecho, Roosevelt, tenia muchos “entendimientos secretos” cuyo unico objetivo era que los EE.UU. entraran en guerra.

De todos sus discursos, puede que el mejor ejemplo de la disposicion de Roosevelt para mentir sea el emitido el 27 de Octubre de 1941 con motivo del Dia de la Armada.
Habian pasado muchas cosas en los meses previos a ese discurso. El 11 de Marzo de 1941, Roosevelt habia firmado la nueva Ley de Prestamo y Arriendo, que permitia el incremento de los envios de material de guerra hacia Inglaterra, en una flagrante violacion de las leyes internacionales y de la propia neutralidad de los EE.UU. En Abril, Roosevelt, tambien violando las leyes internacionales, ordeno el envio de tropas a Groenlandia. El 27 de Mayo proclamo el “estado de emergencia ilimitada”, una especia de declaracion de guerra presidencial, que fue utilizada para “puentear” al Congreso de los EE.UU., y hacerse con un poder y un derecho que hasta ese momento solo habia estado en manos de los legitimos representantes de los ciudadanos estadounidenses. A continuacion del ataque aleman contra Rusia de Junio, la administracion de Roosevelt comenzo a enviar una enorme cantidad de ayuda militar a los acorralados sovieticos. Esos envios tambien eran una flagrante violacion de las leyes internacionales. En Julio, Roosevelt ordeno, tambien de forma ilegal, el envio de tropas a Islandia.
El Presidente comenzo el discurso del Dia de la Armada recordando que submarinos alemanes habian torpedeado al destructor “U.S.S. Greer” y al destructor “U.S.S. Kearny” el 17 de Octubre. Utilizando un lenguaje emotivo y patriotico, dibujo estos incidentes como actos de agresion, no provocados, contra todos los estadounidenses. Declaro que, pese a todo, estaba haciendo todo lo posible para evitar un conflicto, y que este ya habia comenzado y que “la historia recordara quien disparo primero”. Lo que Roosevelt se olvido de mencionar es que los dos destructores mencionados estaban realizando operaciones ofensivas contra los submarinos alemanes, los cuales habian disparado sus torpedos en defensa propia y como ultimo recurso. Adolf Hitler no queria una guerra con los EE.UU., y de hecho sabia que el unico conflicto inevitable era contra la Union Sovietica y su politica expansionista, por lo que habia dado ordenes estrictas de evitar cualquier clase de enfrentamiento con barcos de guerra o guardacostas de los EE.UU., salvo en caso de “destruccion inminente”. Por el contrario las ordenes de Roosevelt de “disparar sin previo aviso”, dadas a la armada de los EE.UU. estaban especificamente diseñadas para provocar unos incidentes, que despues serian presentados como agresiones alemanas. Pero a esas alturas del año y pese a todas sus provocaciones, Roosevelt no habia conseguido que el gobierno aleman le declarara la guerra a su pais y la mayoria de los norteamericanos aun se oponian a cualquier clase de participacion en el conflicto europeo.
Y asi, en un esfuerzo de convencer a sus oyentes de que Alemania era una autentica amenaza para la seguridad de los EE.UU., Roosevelt continuo su discurso del Dia de la Armada con un sorprendente anuncio: “Hitler ha dicho en muchas ocasiones que sus planes de conquista no se extienden a traves del Oceano Atlantico. Pero yo tengo en mi posesion un “mapa secreto”, hecho en Alemania, por su gobierno, y que muestra sus planes para un “nuevo orden mundial”. Es un mapa de Sudamerica y parte de America Central y de como Hitler pretende reorganizarlas”. El Presidente explico que el mapa mostraba a Sudamerica, a si como a “nuestra arteria vital, el Canal de Panama”, dividos en cinco “estados vasallos” bajo el dominio aleman. “El mapa, amigos mios, deja claro no solo el destino que los Nazis desean para Sudamerica, si no tambien para los EE.UU.”.
Roosevelt llego a revelar que estaba en posesion de “otro documento del Gobierno de Alemania, que detalla un plan para abolir todas las religiones existentes, catolicos, protestantes, musulmanes, hindus, budistas y judios, todos por igual”, y que este seria llevado a cabo “si Hitler gana, y en un mundo oprimido”. “Las propiedades de todas las iglesias pasarian al Reich y a sus marionetas. La cruz y todos los demas simbolos religiosos serian prohibidos. Los clerigos serian ejecutados. En el lugar de las iglesias de nuestra civilizacion se crearia una iglesia Nazi internacional, una iglesia cuyos predicadores serian escogidos por el gobierno Nazi. Y en vez de la Biblia, las palabras del “Mein Kampf” serian impuestas como la nueva Palabra de Dios. Y en vez de la Cruz de Cristo se pondrian sus simbolos: la Cruz Gamada y la espada desnuda”.
Roosevelt enfatizo la importancia de sus “revelaciones” y declaro: “Debemos reflexionar sobre estas sombrias verdades sobre los planes presentes y futuros del Hitlerismo”. Todos los estadounidenses debian, “hacer frente a la necesidad de escoger entre el mundo en el que queremos vivir y el mundo que Hitler y sus hordas nos quieren imponer”, y en consecuencia, “estamos comprometidos a la hora de colaborar en la destruccion del Hitlerismo”.
El gobierno aleman respondio inmediatamente al discurso de Roosevelt denunciando que los documentos eran tan solo un absurdo fraude. El gobierno italiano declaro que si Roosevelt no hacia publico su mapa “en un plazo de veinticuatro horas, su reputacion va a quedar por los suelos”. En una conferencia de prensa al dia siguiente al discurso, los periodistas le preguntaron a Roosevelt por la copia del “mapa secreto”. Pero Roosevelt se nego a hablar del tema, insistiendo unicamente en que procedia de “una fuente de total confianza”.

Como ha ocurrido muy a menudo, la verdad sobre el “mapa secreto” no emergio hasta mucho despues del fin de la guerra. Fue una falsificacion producida por los servicios de inteligencia britanicos, en su laboratorio tecnico de Ontario, en Canada. William Stephenson, jefe de las operaciones de inteligencia britanicas en Norteamerica, se lo paso a uno de los mas altos responsables de la inteligencia de los EE.UU., William Donovan, quien se lo hizo llegar a Roosevelt. El documento sobre el futuro de las religiones en el mundo tuvo una historia similar.
Algunos funcionarios del gobierno de los EE.UU. fueron conscientes de los esfuerzos del gobierno britanico y de su propio Presidente, para involucrar a su pais en la guerra. En un memorandum del 5 de Septiembre enviado al Secretario de Estado, Cordell Hull, por uno de sus mas cercanos colaboradores, Adolf Berle, este le avisaba de que agentes britanicos estaban fabricando todo tipo de documentos para probar supuestas conspiraciones alemanas contra los EE.UU.. El memorandum de Berle finalizaba indicando que el gobierno “debia estar en guardia” contra estas “falsas pruebas”, fabricadas por los ingleses.
Es muy dudoso que ninguno de los contemporaneos de Roosevelt, incluido el propio Churchill, llegaran en alguna ocasion a pronunciar un discurso tan cargado de mentiras como el del Dia de la Armada de 1941. Roosevelt llego a admitir en privado que estaba dispuesto a mentir para alcanzar sus objetivos. En una ocasion, durante una conversacion con uno de sus mas intimos colaboradores, el infame Henry Morgenthau, Jr., autor del sanguinario plan que lleva su nombre, el Presidente le comento: “Debemos tener una politica para Europa y otra diametralmente opuesta para America. Puede que parezca incoherente, pero estoy dispuesto a engañar y mentir para ganar esta guerra”.

Publicado por El Hermenauta en 05:01
FUENTE:

http://lahistorianoesblancaonegra.blogspot.com.es/2008/03/el-discurso-del-mapa-secreto-de.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s