¿DONDE ESTA ENTERRADO MI PADRE?, ¿QUE LE PASO A MI HIJO?.

viernes, 22 de febrero de 2008

¿DONDE ESTA ENTERRADO MI PADRE?, ¿QUE LE PASO A MI HIJO?.

Una inmensa cantidad de familias alemanas jamas encontraron respuesta para estas preguntas.
En 1945, el victorioso ejercito de los EE.UU. empezo a construir rapidamente una de serie de recintos para albergar prisoneros de guerra, levantados en medio de los campos y rodeados de alambre de espino. Uno de los mas importantes de esos campos fue el de Bad Kreuznach. Alli los prisioneros alemanes fueron reunidos por decenas de miles en un espacio abierto sin baños, tiendas o cualquier clase de refugio. Los soldados debian excavar con sus propias manos agujeros en el suelo para poder dormir. En Bad Kreuznach 560.000 hombres fueron confinados en un espacio insuficiente, sin agua ni una alimentacion adecuada, menos de 700 calorias al dia, provocando brotes de todo tipo de enfermedades infecciosas y contagiosas. Durante Abril y Mayo de 1945, miles de prisioneros bajo control de los EE.UU. murieron debido a la malnutricion, las enfermedades y la exposicion a los elementos. Miles mas, retenidos en los campos construidos a orillas del Rin tambien fallecieron a causa del hambre y la falta de atencion medica. Oficialmente, y si hacemos caso al numero de tumbas, “solo” cinco mil hombres murieron en Bad Kreuznach, pero algunas voces claman desde hace años por que se busquen las fosas comunes, y segun algunos ex-prisioneros tiene que haber muchas, que todavia permanecen ocultas.
Se estima que para el 28 de Febrero de 1947, unos 4.160.000 soldados alemanes habian sido “pasados” por los norteamericanos de la categoria de “prisioneros de guerra” a la de “fuerzas enemigas desarmadas”, que daba la posibilidad de negar a estos hombres el trato exigido por la Convencion de Ginebra, que habia sido firmado tanto por los EE.UU. como por Alemania, y ademas permitia que fueran enviados a trabajar, casi como esclavos, fuera de Alemania. A Francia se enviaron unos 750.000, a Inglaterra unos 400.000, y a Belgica 10.000, entre otros paises. Se calcula que entre 700.000 y un millon de hombres murieron, solo en los campos de prisioneros americanos y franceses, durante el periodo de 1945 a 1948. Hay calculos incluso mas sobrecogedores, sin embargo, todos los intentos por descubrir la verdad sobre estos campos , asi como la excavacion de fosas comunes documentadas, han sido diligentemente obstaculizadas por, entre otros, el propio gobierno aleman.
Las condiciones que tuvieron que soportar los prisioneros de guerra alemanes, muchos de ellos solo muchachos, en el Frente Oriental fueron mas alla de lo imaginable, ya que, por ninguna de las partes, existio ningun protocolo aceptado sobre el tratamiento a los prisioneros, aunque cabe destacar que el principal responsable de esta situacion fue el propio gobierno sovietico por sus reiteradas negativas a firmar la Convencion de Ginebra y no aceptar ninguna de las propuestas alemanas para crear, precisamente, esos protocolos. Aquellos prisioneros que lograron llegar con vida a los “gulags” de Siberia y otras zonas de la Union Sovietica fueron sometidos a una violenta “reeducacion” al Comunismo basada en palizas, torturas y ejecuciones. La comida y el agua siempre fueron escasas, los medios de vida, primitivos. El resultado fue un increible e inaceptable porcentaje de fallecimientos. Por ejemplo, de los 90.000 alemanes que fueron hechos prisioneros en Stalingrado, solo 5.000 regresarian a sus hogares. Evidentemente solo puede entenderse que la mayoria fueron asesinados en masa despues de su captura.
Si bien puede resultar sencillo acusar al Ejercito Rojo de ser el principal responsable de estos horrendos crimenes, el Plan Morgenthau y otras ideas genocidas sugeridas o apoyadas por Churchill y Roosevelt, y cuyos objetivos fueron silenciosamente incorporados a las politicas de posguerra aplicadas contra la derrotada Alemania, sugieren la idea de una politica deliberada que buscaba de forma consciente la eliminacion del mayor numero posible de alemanes, tanto militares como civiles.
La Convencion de La Haya sobre las reglas de la guerra terrestre, aprobadas en 1910, declaraban en su Articulo Nº 20: “Una vez firmados los tratados de paz, los prisioneros deben ser devueltos a su patria en el periodo de tiempo mas corto”. Sin embargo, como no hubo un “tratado de paz” al final de la 2ª Guerra Mundial y a causa de que muchos prisioneros alemanes fueron considerados “fuerzas enemigas desarmadas”, este articulo fue rapidamente olvidado.De hecho, en un boletin de “reeducacion” distribuido por el ejercito de los EE.UU. en 1945, se aprobaba de forma tacita la entrega de prisioneros de guerra en manos de ingleses y norteamericanos a los sovieticos:
“Muchos prisioneros de guerra aun permanecen en la Union Sovietica despues del fin de la guerra, no de forma voluntaria, si no porque ese pais necesita a esos trabajadores(sic). Esto no solo es perfectamente legal, si no que ademas previene el peligroso regreso de esos prisioneros de guerra, que podrian convertirse en el nucleo de un nuevo movimiento nacional. Si nosotros mismos no quisieramos mantener a los prisioneros alemanes, podriamos enviarselos a los sovieticos, sin ningun problema”.

Pero no fue solo en la Union Sovietica. En un momento dado, se supuso que 80.000 prisioneros de guerra iban a ser devueltos de su cautiverio en los EE.UU. y hasta 85.000 al mes llegaron a ser entregados en las zonas de ocupacion aliadas de Alemania, pero solo como parte del 1.300.000 prisioneros asignados a Francia para “trabajos de rehabilitacion”. Poco despues la Cruz Rojo informaria que unos 200.000 prisioneros, ya en manos francesas, estaban tan enfermos que no eran aptos para el trabajo y que con mucha probabilidad no sobrevivirian al invierno. Los EE.UU. decidieron detener los envios de prisioneros para Francia, hasta que los franceses no fueron capaces de mantenerlos minimamente.
El destino de cientos de miles de soldados alemanes que se rindieron a los aliados occidentales y, especialmente, a los sovieticos, nunca ha sido explicado y todo intento por descubrir la verdad sobre su suerte, prohibido y perseguido. Abordar este tema se considera tabu, y casi algo ilegal, en la actual Alemania

Publicado por El Hermenauta en 07:43

FUENTE:
http://lahistorianoesblancaonegra.blogspot.com.es/2008/02/donde-esta-enterrado-mi-padre-que-la.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s