15 diciembre 2013

1538777_1439933636222835_154078280_nalemanesnieve

El statu quo ya no teme a los comunistas, los marxistas son elegantes y respetados antropólogos del multiculturalismo. Si aceptásemos el razonamiento de Marx, el fascismo debería erigirse en una “potencia”. Pero el fascismo ni siquiera parece ser una potencia. El fascismo está muerto y sólo su fantasma atemoriza ya tanto a los políticos burgueses como antaño la realidad del comunismo a los políticos que, entonces, eran también los burgueses que nunca han dejado de ser. Y tanto los “adversarios más avanzados” como el PP o la policía alemana detienen a los fascistas, no a los “revolucionarios” que han hecho suya la inane e inocua jerigonza marxista-leninista. La simple imagen virtual del fascismo tiene una potencia mucho mayor, despierta más el miedo de los inversores y a toda la chusma liberal, que cualquiera de esos progres que todavía esgrimen la vieja quincalla roja y entonan la queja de la “amenaza fascista” para continuar cobrando la subvención. El “fascismo” -cualquiera que sea el significado de esta misteriosa palabra- es “revolucionario” incluso en su ausencia, en su no-ser, en su puro existir imaginario.

¿Por qué?

Hete aquí el misterio del fascismo.

Jaume Farrerons
La Marca Hispànica
20 de diciembre de 2013

http://www.nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2013/12/el-misterio-del-fascismo-3.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s