David Rockefeller

lunes, septiembre 23, 2013

David Rockefeller

El hecho de que sea judío resulta a la postre, por supuesto, una pura casualidad y no deben sacarse de semejante dato accidental conclusiones antisemitas, racistas o xenófobas.  No es que Hitler tuviera razón, no, simplemente ha sonado la flauta por casualidad, todos sabemos que el Führer de los alemanes era un inculto y un fanático, ya me entienden. ¿Cómo explicar si no que un judío, Norman Finkelstein, denuncie la “industria del Holocausto”, es decir, el uso y abuso de esta historia con fines racistas, imperialistas, genocidas a su vez? ¿que otro judío, Israel Shahak, ponga en evidencia el racismo en la religión judía y en la política israelí? ¿que un tercer judío, Lenni Brenner, documente los vínculos entre sionismo y nazismo? ¿que Zygmut Bauman, también judío, rechace las teorías intencionalistas del holocausto? ¿que Ilan Pappé, judío y además israelí, haya documentado la limpieza étnica de Palestina? ¿que Daniel Goldhagen, hebreo neoyorkino, quite todo fundamento historiográfico a la vigente “narración oficial” de las cámaras de gas?  No sabemos qué va hacer Gallardón con estos testimonios académicos y científicos. Quizá la fiscalía tenga que emitir una orden de busca y captura internacional contra ellos. Dado que la Interpol fue fundada por los Rockefeller, es posible que detengan a estos “antisemitas”… judíos, y el inquisidor Aguilar pueda arrastrarlos a la hoguera para silenciar sus molestas bocas.

David Rockefeller, multimillonario que ha convertido el planeta en probeta experimental del capitalismo, a su vez ruina de millones de personas, pertenece a un determinado grupo étnico. Es judío. Como judíos sionistas (“la comunidad judía organizada”) son también quienes promueven el poder de la alta finanza, el neoliberalismo y la política exterior estadounidense al servicio del Estado de Israel, al menos según James Petras. El hecho de que Hitler, confundiendo “judíos” con “extrema derecha judía”, cometiera un error de generalización y a partir de ahí atrocidadesinjustificables, no cambia mucho las cosas. Antes bien, la “industria del holocausto” (Finkelstein) les ha venido de perlas a los ultras y oligarcas judíos precisamente para criminalizar como “antisemita” cualquier crítica a sus propias actividades racistas y genocidas. No todos los judíos, sino seguramente sólo una minoría, son canallas oligárquicos, y así acostumbra a suceder con las oligarquías (esencialmente elitistas), pero una parte desproporcionada de los canallas oligárquicos son judíos (James Petras dixit). Hitler, también Marx, advirtió con décadas de antelación sobre las consecuencias del nacionalismo judío. La verdad es la verdad aunque la proclame Jack el Destripador. La ultraderecha judía es judía. Los racistas judíos son judíos. Los criminales judíos son judíos. Llamemos a las cosas por su nombre: Hitler era alemán; Rockefeller, judío.  Cita con Rockefeller Si tienes intención de suicidarte porque estás en paro, te han desahuciado, la mujer te ha abandonado, eres varón y de raza blanca, has desarrollado una enfermedad terminal por culpa de las fechorías sociales perpetradas por la oligarquía financiera, etcétera, tómatelo con calma y hazle primero una amable visita a David Rockefeller.  Explícale tus razones, él las entenderá, se cree muy inteligente y superior a ti. En efecto, tú eres, para Rockefeller, sucia escoria susceptible de ser eliminada igual que un zurullo cuando se tira de la cadena del retrete. Has de demostrarle a Rockefeller que, sin embargo, existes, piensas y decides libremente. !Sorpresa!  Dale una buena lección. Quizá así recapacite. Todos los trabajadores del mundo te lo agradeceremos. La Marca Hispànica 24 de septiembre de 2013
MÁS PRUEBAS SOBRE LA CONSPIRACIÓN FINANCIERA INTERNACIONAL Vicenç Navarro, Sistema Digital
Se están publicando más y más informes, libros y artículos (ver Ellen Brown Making the World Safe for Banksters, CounterPunch) que están documentando cómo se inició el proceso de desregulación de la banca, que desembocó en la enorme crisis financiera a los dos lados del Atlántico Norte. Cuanto más se publica, más se sabe de lo que en realidad puede definirse, sin reservas, como una conspiración en la que participaron activamente dirigentes de la banca estadounidense (tales como Goldman Sachs, Merrill Lynch, Bank of America, Citibank y Chase Manhattan Bank) y personajes responsables de las agencias reguladoras de la banca del gobierno federal de Estados Unidos, tales como Larry Summers y Timothy Geithner. El primero era (cuando la conspiración se inició) el segundo de a bordo del Ministerio de Hacienda, dirigido por el ex banquero Robert Rubin, durante la Administración Clinton, y el segundo, era el encargado de Asuntos Internacionales del mismo Ministerio.El objetivo de ese proyecto era conseguir la desregulación del capital financiero en EEUU y también en el mundo. El primer paso fue la desregulación en EEUU a base de eliminar la Ley Glass-Steagall, la ley aprobada en 1933 por la Administración Roosevelt que claramente diferenciaba la Banca Comercial de la Banca de Inversiones, un punto clave para proteger a la mayoría de ahorradores y depositantes en la banca frente a la especulación, característica de gran número de actividades de la Banca de Inversión. La Administración Clinton, como resultado de la presión del centro financiero de EEUU, Wall Street, y con la ayuda de sus agentes en el gobierno federal, eliminó dicha Ley y, con ello, tal diferenciación. Una consecuencia fue el colapso de Lehman Brothers.
El segundo paso era la desregulación de la banca a nivel mundial. Ello requería el cambio de las reglas de la Organización Mundial del Comercio (World Trade Organization), y para ello se nombró a Geithner embajador de EUUU en dicha organización. Su objetivo (que consiguió que se aprobara) era cambiar las reglas de juego para la banca, mediante un addendum que aparentaba ser menor (conocido como addendum del Financial Services Agreement), que prohibía, en realidad, la regulación de las inversiones bancarias, incluyendo las especulativas.
Un problema que los conspiradores tenían es que el 40% de los bancos hoy en el mundo son bancos públicos (la mayoría de estos bancos existen hoy en los países BRIC -Brasil, Rusia, India y China-, que representaban el 40% de la población mundial). Y para complicarles más las cosas a los conspiradores, muchos de estos bancos estaban en países musulmanes, donde la usura es, no solo un pecado, sino también un acto criminal, lo cual dificultaba las políticas financieras de carácter especulativo. Estos factores, por cierto, han protegido a estos países frente a la especulación financiera y han sido menos afectados por la crisis financiera a nivel mundial. Países que fueron particularmente resistentes a esta desregulación fueron los llamados “enemigos de EEUU” (según el testimonio dado en el año 2007 por el general Wesley Clark, que era el jefe de las fuerzas militares de la OTAN, Democracy Now! 2007) que incluían Irak, Siria, el Líbano, Libia, Somalia, Sudán e Irán. Todos estos países eran islámicos, no pertenecían a la Organización Mundial del Comercio, y lo que era “peor” es que tampoco pertenecían al Bank for International Settlements en Suiza, la organización que supervisa los bancos a nivel mundial. Según el General Clark, estos países estaban en la lista de países que el gobierno federal de EEUU había considerado como países cuyos gobiernos deberían cambiar en los próximos cinco años. Y, según Ellen Brown, lo están intentando conseguir.

Publicado por ENSPO en 5:59 p.m. 

9 comentarios:

Anónimo dijo…

Menudo criminal, uno de los dirigentes mas importantes del Bilderberg y responsable directo de muchas de las desgracias que padece la humanidad.
10:52 a.m.

ENSPO dijo…

http://www.contrainjerencia.com/?p=67558
1:04 p.m.

Anónimo dijo…

http://actualidad.rt.com/actualidad/view/106715-iran-hasan-rohani-holocausto?utm_source=browser&utm_medium=aplication_chrome&utm_campaign=chrome
5:58 p.m.

P.Belasategui dijo…

He perdido el hilo, pero contesto aquí: Me caben serias dudas de que la Izquierda Nacionalista pueda llegar a jugar ningún papel en el campo de la democracia burguesa. Su revolución social implica un cambio de modelo democrático forzosamente, pues el capital lo corrompe todo. Por eso el fascismo ha apostado siempre por la democracia orgánica o corporativa. Saludos.
7:23 p.m.

ENSPO dijo…

No me refería a los nacionalismos periféricos de izquierda, como ERC, sino a una IZQUIERDA PATRIÓTICA HISPÁNICA.
En cuanto a la democracia, en “La manipulación de los indignados” hemos defendido una Democracia Popular Participativa basada en valores patrióticos y nacionales, con la verdad racional -y no la felicidad- como criterio último de validez.
1:46 p.m.

P.Belasategui dijo…

Dices: “hemos defendido una Democracia Popular Participativa basada en valores patrióticos y nacionales, con la verdad racional -y no la felicidad- como criterio último de validez”.
Consideraciones que debes tomarte como preguntas, si puedes aclarármelas:
1. Democracia Popular significa que todos los votos tienen el mismo valor. De modo que la informacin sesgada o falsa puede crear opinión (como ahora mismo) y lograr el voto para los intereses de las clases mercantiles. Por lo tanto, los creadores de opinión sequirían siendo los gurús del poder.
2. La racionalidad ¿según qué criterio? ¿El práctico monetarista? Volvemos a lo mismo. Porque (como sé que sostienes) el ser humano racional debe reconocer sus valores supra-racionales, su propia chispa de divinidad que le hace estar por encima de los dioses, al ser capaz de crearlos. O no es tan racional como él cree.
3. En cuanto a los valores patrióticos nacionales, no puedo estar más de acuerdo. Pero, como sabes,no corren buenos tiempos para los hombres-héroes, sino para las mujeres y los hombres feminizados, para lo práctico y lo hedonista. La felicidad, como tú denuncias.
2:43 a.m.

ENSPO dijo…

La respuesta a tu pregunta requiere de un debate filosófico que no se puede resumir en un simple comentario de blog.
Para contestar a esas cuestiones, legítimas sin duda, pero harto complejas, hemos promovido un CURSO DE FILOSOFÍA.
Pero no puedo agarrarme a eso, parecería una excusa.
Te iré, así, contestando por partes.
Lo primero:
TODA ASAMBLEA, TODA DEMOCRACIA, SE FUNDAMENTA EN EL VALOR VERDAD-RACIONAL.
DICHO VALOR NO PUEDE SER CUESTIONADO SIN ARGUMENTOS Y, POR TANTO, SIN DAR POR SUPUESTO AQUELLO QUE CUESTIONA EL CRÍTICO.
POR TANTO, INCLUSO LAS CRÍTICAS AL VALOR VERDAD-RACIONAL ENTRAÑAN LA POSICIÓN DE VALORES QUE NOSOTROS HEMOS ESTABLECIDO COMO FUNDAMENTO DE LA DEMOCRACIA POPULAR PARTICIPATIVA.
El discurso de la verdad-racional es PRINCIPIO DE LA AUTORIDAD.
No es necesario entrar en contenidos positivos del saber para ACATARLA, es un A PRIORI en el sentido kantiano.
LOS PRINCIPIOS DE LA DEMOCRACIA POPULAR PARTICIPATIVA no están sujetos a discusión.
La AUTORIDAD ES AHÍ YA. Hete aquí el resumen de “la pregunta que interroga por el ser” en Heidegger.
Supongo que me has entendido el mensaje, Belasategui.
Cfr. “Verdad y muerte I. Introducción a los fundamentos del nacionalismo revolucionario”, Jaume Farrerons, Madrid, Barbarroja, 2012.
Saludos cordiales.
10:55 a.m.

Alan Christian dijo…

Muy buena esta página. Saludos a todos los amigos nacionalistas de España.
1:23 p.m.

ENSPO dijo…

Gracias, Alan. Saludos desde España a los nacionalistas anti-oligárquicos de todo el mundo.
2:52 p.m.
http://www.nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2013/09/david-rockefeller.html
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s