Vacuum: el “fascismo” en diez líneas

jueves, junio 20, 2013

Vacuum: el fascismo en diez líneas

Martin Heidegger, el primer, único y gran pensador que comprendió la esencia del fascismo. Sólo somos “fascistas” “-en el supuesto de que nos sometamos al lejano mandato del inicio de nuestra existencia histórico-espiritual-“ (“Discurso del Rectorado”, 1933).

En tiempos del emperador Adriano el cielo quedó vacío. Los dioses paganos arios habían muerto, los dioses semitas monoteístas estaban todavía por llegar. Ese vacuum tenía que haber sido llenado por la filosofía con una ética de la verdad, una estimativa heroico-trágica que el estoicismo apenas esboza. Pero los europeos no fueron capaces de soportar esa verdadno estuvieron a la altura de su destino histórico (basta conocer un poco a la patética “extrema derecha” actual para entender por qué) yretrocedieron ante la nada, de puro terror.  !Este acto de cobardía, cuyos antecedentes intelectuales remóntanse hasta Platón, nos va a costar muy caro! Las conversiones masivas al judeocristianismo, con las sinagogas como “playas de desembarco” oriental en Europa, la invasión de los valores antiheroicos y antitrágicos de Abraham, comienza entonces. El “fascismo”, dos mil años después, resulta inexplicable sin Nietzsche, que captó por primera vez el entero proceso social de descomposición axiológica iniciado en el Gólgota.  ¿Pertenecemos a la humanité (humanidad)?:  L’humanité consiste à exterminer ses ennemis” No otro es el motivo de que Heidegger, siguiendo y radicalizando a Nietzsche como el nazismo radicalizara al fascismo originario (pero en este caso en la dirección acertada), proclamase la necesidad de restituir Europa a su fundación presocrática. Es el famoso “Discurso del Rectorado” (Friburgo, 27 de mayo de 1933):

Pero, si debe haber ciencia y si debe existir para nosotros y por nosotros, ¿en qué condiciones puede realmente existir? / Sólo si nos situamos de nuevo bajo el influjo delinicio de nuestra existencia histórico-espiritual. Este inicio es el surgimiento (Aufbruch) de la filosofía griega. Con ella, el hombre occidental, por la fuerza de la lengua de un pueblo, se erige por primera vez frente al ente en su totalidad, cuestionándolo y concibiéndolo como el ente que es. Toda ciencia es filosofía, lo sepa y lo quiera, o no. Toda ciencia sigue ligada a ese inicio de la filosofía. De él extrae la fuerza de su esencia, suponiendo que siga estando a la altura de ese inicio. / Queremos recuperar para nuestra existencia dos rasgos característicos de la originaria esencia griega de la ciencia. / Entre los griegos circulaba un viejo retrato según el cual Prometeo había sido el primer filósofo. Es a Prometeo a quien Esquilo hace decir una máxima que expresa la esencia de la ciencia: “Pero el saber es mucho más débil que lanecesidad”. Lo cual quiere decir: todo saber acerca de las cosas permanece de antemano entregado a la hegemonía del destino y fracasa ante él (Heidegger, M., La autoafirmación de Universidad alemana, Madrid, Tecnos, 1989, pp. 9-10).

Heidegger no nos propone la recuperación del culto pagano. Antes bien, nos recuerda que, por encima del saber y del entero panteón indogermánico, es el destino el que impera. Quizá convenga sacar ahora a colación una afirmación de Nietzsche que converge, desde su propia procedencia, con el citado fragmento de Heidegger:

Creo en la frase de los antiguos germanos: Todos los dioses tienen que morir (Nietzsche, F., La inocencia del devenir, I, &1).

El fascismo no se puede definir por sus rasgos tácticos o por la forma de estado. Ni siquiera por la ideología: no existe una ideología fascista. Lo esencial del “fascismo” son los valores. Sus dioses. De ahí el aspecto aparentemente “oportunista” del discurso político fascista. El fascismo pasa por empuñar la nada, la muerte, expresamente, como fundamento del heroísmo. Esmetapolítica pura y por ello se confunde con una religión. El fascismo encarna la filosofía “pagana”armada. Por supuesto, me refiero al “fascismo” en su sentido normativo, no sólo descriptivo-histórico.*

La primera vinculación es con la comunidad nacional, y obliga a participar, compartiéndolos y coejerciéndolos, en los esfuerzos, anhelos y capacidades de todos los miembros y estamentos de la nación. Esta vinculación se afianzará en adelante y arraigará en la existencia estudiantil mediante el servicio del trabajo. / La segunda vinculación es con el honor y el destino de la nación entre los demás pueblos, y exige la disposición -afirmada en el saber y el poder, y adiestrada por la disciplina- de entregarse hasta el límite. Esta vinculación abarcará y atravesará en el futuro la entera existencia estudiantil como servicio de armas. / La terceravinculación del estudiantado es con la misión espiritual del pueblo alemán. Este pueblo forja su destino colocando su historia en medio de la manifiesta hegemonía de los poderes de la existencia humana que configuran el mundo y luchando, una y otra vez, por conseguir su mundo espiritual (Heidegger, M., op. cit., p. 14).

A vueltas con el “fascismo”.
Pero no hay otro camino para los europeos. Cristianismo, nunca más. Para derrotar a la oligarquía en el plano político es menester vencerla espiritualmente primero en los corazones. Tenemos que arrancar a Jesús de nuestro interior: extirparlo como un cáncer. Hay que experimentar el abismoantes de poder pronunciar esas palabras sagradas, “soy fascista”. El “fascismo” es una vivencia espiritual de la verdad. “Fascistas” hay pocos. En Europa necesitaríamos legiones enteras. Pero sólo disponemos de pútridas ultraderechas meapilas burguesas, que profesan el “amor” cristiano (=saquear, asesinar sin piedad) y “creen” en la “vida eterna”; católicos que loan al “Dios Yahvé” (=la inmortalidad de su adorado ego) y ensálzanle por encima de la nación. !Menudospatriotas! !Suya es la “espiritualidad” del más allá! No debería extrañarnos que se vendan al enemigo por cuatro euros cuando hasta lo sagrado se reduce para ellos a un contrato de salvación personal (un “seguro de vida” ultraterreno, una póliza teológica). Es el caso del hediondo traidor ex misino Gianfranco Fini. Helo aquí revolcándose con la ramera berluscona antes de arrodillarse ante Tel Aviv para salmodiar que el fascismo fue el “mal absoluto”.
Nietzsche: “Dios ha muerto”.

Nuestra tarea es “construir el fascismo”; mas este proceso empieza en el alma, no agrediendo en la calle a inmigrantes indefensos o perpetrando actos terroristas contra la población. Abocad vuestro ser al vacuum y soportad la mirada de la nada, identificaos con ella, sed vosotros mismos la cifra viviente del precipicio existencial. A partir de ahí podremos devenir fascistas. Pero sin paraíso ni huríes. Tod mit unsNosotros hemos sido expulsados de la humanidad. El “fascista” es aquél a quien puédese asesinar impunemente en nombre de la “compasión”, el “paraíso”, la “alegría”, los “sentimientos”…; en suma, el “bienestar” del mono con corbata… Tenemos que autointerpretarnos como ente (Dasein) -los mortales y no como “sereshumanos”,-, siempre allende toda esa piara de usureros que condensa y consuma los bochornosos“ideales” del “último hombre”. ¿No lo entendéis, oh presuntos héroes épicos? Es vuestra genuinadignidad aquello que se decide aquí. Antes de llegar a esta encrucijada sólo nos arrastramos por la existencia en calidad de meros “ejemplares” de una especie zoológica, el homo sapiens –los humanes-, que en nada se distingue esencialmente de un virus:

Las condiciones en las que se me comprende, y luego se me comprende por necesidad, – yo las conozco muy exactamente. Hay que ser honesto hasta la dureza en cosas del espíritu para soportar simplemente mi seriedad, mi pasión. (…) Hay que haberse vuelto indiferente, hay que no preguntar jamás si la verdad es útil, si se convierte en una fatalidad para alguien… (…) Pues bien, sólo ésos son mis lectores, mis verdaderos lectores, mis lectores predestinados: ¿qué importa el resto? – El resto es simplemente la humanidad. – Hay que ser superior a la humanidad por fuerza, por altura de alma, – por desprecio… (Nietzsche, F., El Anticristo, Prólogo).

Un sacrificio “con compensación” (=felicidad, reino de Dios, utopía) mancilla nuestra ética. El heroísmo es un fin en sí mismo y cuando respetamos los cánones espirituales “fascistas” hemos ya vencido de iure a los lacayos de Sión. Sólo entonces podremos derrotarlos de facto. Sólo entonces derrotarles en la guerra será una victoria auténtica contra los opresores oligárquicos.

 Quien quiera oír, oiga.
La Marca Hispànica 20 de junio de 2013 http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2009/01/la-religin-germnica.html
http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2011/01/la-religion-germanica-y-el-ocaso-de-los.html
*Esta distinción la explicó ya la bitácora FILOSOFÍA CRÍTICA, pueden leerla en los comentarios a la polémica con ácratas.net y se desarrollará en un próximo post donde abordaremos otra vez el tema de siempre. Retórica y práctica del antifascismo sionista: el “islamofascismo”.  Combatiente palestino caído (Gaza) en defensa de su pueblo. 

 

 

 

DOCUMENTACIÓN ANEXA

“No es nuestra misión obligar al hombre alemán a aceptar una nueva fe ni tampoco enseñarle nuevas ideas y formas. Lo único que nosotros queremos es despertar fuerzas y anhelos, que dominan desde tiempo inmemorial en el corazón alemán, igual que una hoguera necesita una chispa exterior para prenderse y elevar sus brillantes llamas hacia el cielo. Cuando los alemanes sean nuevamente alemanes y sigan los mandatos de la voz pura de su sangre, volverán por sí mismos a la fe alemana.  Porque ¿qué son cuando no hablan en alemán a su dios, cuando, desde el punto de vista religioso, no sienten ni aspiran de acuerdo con su forma de ser, es decir, en lo más profundo de su gran alma?  La fe no es un medio para librarse de las miserias de este mundo. Es la expresión de las fuerzas más profundas de un pueblo, eterna obligación del hombre hacia dios, para vivir en la comunidad en que hemos nacido.  Para nosotros la fe no es el derecho a la bienaventuranza, sino una obligación para la lucha por el pueblo y por la sangre. Nos es indiferente el hecho de que nosotros, entonces, seamos considerados por los sabios cristianos como destinados al cielo o condenados al infierno,porque del cristianismo nos separa, creando un abismo, lo siguiente: Nosotros no aspiramos a una recompensa en forma de una vida tranquila después de la muerte, porque esto representa un espíritu comercial judío y liberaloide. ¡Cree, reza, confiésate, haz penitencia y te has ganado el cielo! No, ¡trabaja, lucha y cree en tu pueblo! ¡No preguntes por la recompensa ni qué va a ser de tu vida! Pregunta: ¿cómo puedo servir a mi pueblo? ¡Vive de acuerdo con sus intereses y habrás cumplido con tu deber! Nuestro pueblo, la comunidad, es nuestra ley suprema, ley que para nosotros es inatacable, sagrada y eterna. Y por eso no preguntamos ya: ¿cómo está redactado en las escrituras? ¿Qué dice Roma? Sino que preguntamos: ¿cómo lo quiere la Ley? ¿Cómo lo quiere la comunidad?”  Gott und Volk. Soldatisches Bekenntnis (Dios y pueblo. Credo del soldado). Anónimo del Deutsche Arbeitsfront, DAF, Frente Alemán del Trabajo.  Theodor Fritsch Verlag, Berlin, 1930. Esta información ha sido aportada al blog FILOSOFÍA CRÍTICA por el usuario Frey y hemos considerado pertinente anexarla a la entrada a pesar de que requiere de un importante trabajo de contextualización e interpretación. Estamos a la espera de recibir un ejemplar del original alemán para reproducir el pasaje e indicar la página. Hay traducción española (Dios y raza. Credo del soldado alemán, Anónimo, Sieghels, Argentina, 2008, p. 46) con epílogo de Ramón Bau.

CONSECUENCIAS INEVITABLES DE LA DESTRA

GIANFRANCO FINI, EL EX FASCISTA QUE RENIEGA DE MUSSOLINI
IRENE HDEZ. VELASCO desde Roma

26 de marzo de 2009.- Hay quien, con un punto evidente de ironía, considera que Gianfranco Fini sería un perfecto líder del centro-izquierda italiano. Sin duda no es para tanto. Pero tampoco supone un inmenso disparate.
En cualquier caso, lo que esos sarcasmos ponen en evidencia es el profundo cambio que ha protagonizado alguien que hastano hace mucho se declaraba abiertamente un nostálgico de la dictadura del ‘Duce’ y que a lo largo de su dilatada carrera política ha dicho perlas como “Mussolini ha sido el más grande estadista del siglo”, “Aún creo en el fascismo, sí, creo”, “Casi medio siglo después, el fascismo sigue vivo”, “Nadie puede pedirnos que renunciemos a nuestra matriz fascista” y demás.
Gianfranco Fini, el hombre que durante años fuera el gran tótem del neofascismo italiano, hace ya años que comenzó un viraje ideológico. Pero, por si a alguien aún le cabía alguna duda al respecto, el líder de la ya extinta Alianza Nacional (su formación se ha disuelto para fundirse el próximo fin de semana en un solo partido con el de Silvio Berlusconi) ha dejado muy claro que el ‘Duce’ ya no es su ídolo.
“¿Aún sigue considerando a Mussolini el más importante estadista del siglo XX?”, le inquirió alguien a Fini durante su comparecencia de ayer en la Asociación Italiana de Corresponsales Extranjeros. “La respuesta está en lo que he hecho en estos años. Si no, sería un esquizofénico”.

Gianfranco Fini. (Foto: Reuters)Gianfranco Fini. (Foto: Reuters)

Y es verdad de que hace ya tiempo que existen pruebas que documentan la transición de Fini del postfascismo más recalcitrante al moderado centro-derecha democrático. La más rotunda data de 2003, cuando durante una visita a Israel declaró que las leyes raciales de Mussolini fueron “el mal absoluto”.
Unas palabras que desataron la ira de muchos de los militantes de su partido, incluida Alessandra Mussolini, nietísima del ‘Duce’, que abandonó ofendida las filas de Alianza Nacional para fundar su propia formación postfascista.
Desde entonces, Fini no ha dejado de abundar en esa línea. Pero no sólo se ha despegado la etiqueta fascista, sino que se ha convertido en un paladín de la mesura, el equilibrio y la corrección política. Además, y sobre todo en cuestiones que tienen un trasfondo religioso o moral, no ha dudado en descolgarse de la línea oficial del centro-derecha para abrazar posiciones del centro-izquierda. Como, por ejemplo, en el referéndum sobre la ley de fecundación asistida, donde mantuvo posturas enfrentadas a las de la Iglesia y el centro-derecha.
A finales de 2007, Berlusconi le designó como su sucesor. Pero el traspaso de poderes no parece cercano, a pesar de los 72 años de ‘Il Cavaliere’. “Yo amo el mar y los delfines, pero en política no existen delfines: vivimos en una República, no en una monarquía”, afirma. “Cuando llegue el momento se debatirá y el partido elegirá. Hoy el líder es Berlusconi“.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/internacional/print-413534.shtml El fascista arrepentido

Gianfranco Fini ha pasado en unos años de considerar a Mussolini como «un gran hombre» a condenar el fascismo como «mal absoluto»

«Cuando llegué, los extremistas rojos, que no querían dejarnos entrar, me dieron empujones, me escupieron y chillaron. Como reacción frente a tanta arrogancia, fui a curiosear a los locales de la Giovanni Italia» (Joven Italia), la formación juvenil del Movimiento Social Italiano (MSI), fundado al final de la segunda guerra mundial por Giorgio Almirante, que había combatido a los partisanos y a los aliados desde el bando de Benito Mussolini. Almirante nombró al joven Fini, ya licenciado en Filosofía y periodista, su delfín. Fue bien aceptado por la viuda de Almirante y la aristocracia que rodeaba el MSI. Fue elegido secretario general en 1987. Pero no tardó en romper con la herencia de Mussolini. En 1994 transformó el MSI en Alianza Nacional (AN) y desde entonces, se ha construido paso a paso una identidad conservadora de tipo liberal, sin dejar aspectos sociales del primer fascismo. De considerar a Mussolini como el «gran hombre del siglo XX», ha pasado a condenar el fascismo como el «mal absoluto». Ha visitado Israel y Auschwitz. Ha defendido la laicidad del Estado frente al Vaticano, a través de batallas como el testamento biológico y las parejas de hecho. Ha sido ministro de Exteriores, tiene tres hijos de dos matrimonios y ha escrito cinco libros.

Publicado por ENSPO en 9:12 a.m. 
Etiquetas: 

38 comentarios:

Anónimo dijo…

“No es nuestra misión obligar al hombre alemán a aceptar una nueva fe ni tampoco enseñarle nuevas ideas y formas. Lo único que nosotros queremos es despertar fuerzas y anhelos, que dominan desde tiempo inmemorial en el corazón alemán, igual que una hoguera necesita una chispa exterior para prenderse y elevar sus brillantes llamas hacia el cielo. Cuando los alemanes sean nuevamente alemanes y sigan los mandatos de la voz pura de su sangre, volverán por sí mismos a la fe alemana.  Porque ¿qué son cuando no hablan en alemán a su Dios, cuando, desde el punto de vista religioso, no sienten ni aspiran de acuerdo con su forma de ser, es decir, en lo más profundo de su gran alma?  La fe no es un medio para librarse de las miserias de este mundo. Es la expresión de las fuerzas más profundas de un pueblo, eterna obligación del hombre hacia Dios, para vivir en la comunidad en que hemos nacido.  Para nosotros la fe no es el derecho a la bienaventuranza, sino una obligación para la lucha por el pueblo y por la sangre. Nos es indiferente el hecho de que nosotros, entonces, seamos considerados por los sabios cristianos como destinados al cielo o condenados al infierno, porque del cristianismo nos separa, creando un abismo, lo siguiente:  Nosotros no aspiramos a una recompensa en forma de una vida tranquila después de la muerte, porque esto representa un espíritu comercial judío y liberaloide. ¡Cree, reza, confiésate, haz penitencia y te has ganado el cielo! No, ¡trabaja, lucha y cree en tu pueblo! ¡No preguntes por la recompensa ni qué va a ser de tu vida! Pregunta: ¿Cómo puedo servir a mi pueblo? ¡Vive de acuerdo con sus intereses y habrás cumplido con tu deber!  Nuestro pueblo, la comunidad, es nuestra ley suprema, ley que para nosotros es inatacable, divina y eterna. Y por eso no preguntamos ya: ¿cómo está redactado en las escrituras? ¿Qué dice Roma? sino que preguntamos: ¿cómo lo quiere la Ley? ¿Cómo lo quiere la comunidad?”
Gott und Volk. Soldatisches Bekenntnis.
9:38 a.m.

Anónimo dijo…

Porque Nietche dijera que Dios ha muerto no le vamos a creer a pies juntillas, pues también lo estaríamos haciendo un dios a él, no todo lo que diga un filósofo, por muy afamado que este fuera, va a sentar cátedra ni se va a convertir en la verdad absoluta; quiZá Nietche se refería al Dios judeo-cristiano, pero no por eso hay que subestimar a los que pensamos que existe una dimensión espiritual y que existen entidades superiores a las que perfectamente se las podría catalogar de dioses, muy probablemente fueran esas entidades a las que aludian nuestros antepasados antes de llegar la fatalidad juseo-cristiana.
4:10 a.m.

ENSPO dijo…

La filosofía no se cree o descree por la autoridad del filósofo. No confunda la filosofía con la religión.
Las filosofías no son meras opiniones, hay que leer los argumentos que Nietzsche coloca sobre el tapete de juego.
O sea que no lo creemos “porque lo diga Nietzsche”, sino que aceptamos la validez de sus argumentos.
Este blog no puede suplir una lectura de Nietzsche. Ni la cultura básica del razonamiento. Ni el saber pensar honestamente. Todo esto se tiene o no se tiene al llegar al blog. Podemos promoverlo y perfilarlo, pero si no distingue usted entre una opinión y un argumento, si no ha leído al filósofo, nosotros no podemos hacer otra cosa que remitirle a él.
6:35 a.m.

Keitel dijo…

!Pero si no sabe ni escribir correctamente el nombre de Nietzsche! Dice Nietche.
Y claro, cree en “entidades superiores” y en “un mundo espiritual”. Como si la espiritualidad fuera eso. Eso es justamente lo contrario de la espiritualidad. La espiritualidad es el cumplimiento del deber sin esperar compensación, el espíritu brota allí donde se produce este evento (Ereignis). El espíritu no es un mundo paralelo para consuelo de los egoístas y cobardes que temen morir. Todo esto, el negociete de las “creencias” y del “hay algo más allá” (=algo que me va a SALVAR del abismo, claro) ha sido heredado de la tradición judaica. Abraham era un negociante y un esclavo interesado de su déspota Yahvé.
Recuperar el espíritu europeo trágico-heroico es erradicar toda esta basura, desde sus mismas raíces. !Dimensión espiritual! Estas son las creencias de las mujeres de la limpieza que esperan ver a los suyos, fallecidos, en el “cielo”.
El anónimo no ha entendido el post, pero es que NO LO PUEDE ENTENDER. Está en el planeta judaico donde vive la mayoría de la gente. Y así nos va.
7:00 a.m.

Cabrero dijo…

Además de ser un inspirador del fascismo, que no ideólogo, quizás la mayor semejanza con los postulados nietzscheanos sería que ambos tienen una idea definida de hombre (aunque no sea identica), lo cual es de capital importancia. Para que una sociedad pueda desarrollarse tiene que haber consenso sobre este punto. La esencia del fascismo es imperecedera porque radica en el propio ser y no en revelaciones, modas o intereses de clase. Como portador de la esencia humana esgrime la verdad de aquello que aprehende aunque esto origine su destrucción, es decir, antepone valores al propio instinto de supervivencia. ¿Cabe mayor prueba de existencia del espíritu humano?.  La voluntad de dotar al hombre de una cosmovisión, es decir de amplificarlo mas que domeñarlo se revela en la dimensión del saber que se incorpora. Atendiendo a la clasificación que hace Scheler del conjunto de los saberes, encontramos un saber espiritual, que atiende al devenir extratemporal del mundo y de su fundamento supremo, esencial y existencial. Hallamos un saber culto válido para el desenvolvimiento de la persona y despiojado de nihilismo y finalmente un saber práctico o científico que se configura como instrumento humano y no como fin último.  Llegado a este punto siente uno la tentación de exculparse diciendo que no es militante fascista, sino interesado en la materia, cumpliendo así con la corrección impuesta. No es necesario, puesto que como dice Enspo este es sitio de discusión argumental y poco tienen que ver militancias o creencias. Es inspirador pensar que es el “enemigo del hombre” quien da mayor credibilidad a estos argumentos y que como sucede en las contiendas épicas, es el enemigo mas digno de consideración que los aliados.
10:19 a.m.

ENSPO dijo…

Compartimos todo lo dicho por Cabrero.
Respecto a ENSPO, conviene apuntar algunas cuestiones.
Desde su fundación en 1985, ENSPO siempre se definió como “lugar institucional de los valores NR”. Nadie entendía, por supuesto, EN EL “CAMPO PATRIÓTICO”, qué era eso de la “Entidad Potencialista” (ENS POTENCIALISTA, ENPO); creo que con lo dicho en FILOSOFÍA CRÍTICA va quedando claro que no es cosa de una “asociación cultural” (ideología) ni, menos todavía, de un “partido político”, sino precisamente de aquel enclave donde, por encima de las ideologías, los programas, las diferencias simbólicas y partidistas innumerables entre los grupúsculos NR, la esencia del proyecto occidental y, por ende, el “fascismo” como tal, tomaba conciencia de sí mismo. Con ello el propio fascismo se elevaba del plano prerreflexivo donde surgió, a la autoconciencia plena. El “potencialismo” se refiere a esa (auto)conciencia “fascista” que, como tal, era ya, tenía que serlo, posterior al propio fascismo —-y, en algún sentido que explicaremos (no, evidentemente, en el sentido “depuesto” por Fini), “posfascista”.
11:20 a.m.

ENSPO dijo…

Han pasado 30 años desde la fundación de ENSPO y prácticamente nadie ha entendido nada de nada.
Los pocos están, casi todos, aquí.
11:23 a.m.

Spears dijo…

Este texto tiene mucha miga aunque ahora no tengo tiempo para comentarlo. Pero, no entiendo muy bien las fotos de la Handschar y de Hezbolá, ¿indican una conexión de la visión fascista con esos grupos? No me parece entender eso en el texto, pero tal vez Farrerons pueda explicarlo.
9:34 a.m.

ENSPO dijo…

La respuesta es relativamente sencilla, pero habríamos preferido que se leyera entre líneas (y a instancias del choque brutal con las imágenes) antes que objetivarla conceptualmente.
Verá que en el texto aparecen referencias al paraíso de las huríes, o sea, islámico. Para los musulmanes también valen (nuestras) objeciones y las de los nazis al cristianismo a pesar de que tropas islámicas pelearon en defensa del Tercer Reich y Hitler, en privado, decía anteponer el islam a la religión del Sermón de la Montaña. Quiere decirse con ello que la lucha árabe contra Sión es para nosotros válida, paradigmática incluso, pero no tiene por qué ser religiosa (el pueblo árabe, palestino, vale aquí como entidad nacional sin subordinación a Alá); y también que, siendo religiosa (Hamas, Hezbolá), esa lucha no debería sustentarse necesariamente en los supuestos abrahamánicos (judaicos) de relación contractual con dios.
Todo esto se SUGIERE mediante las fotos porque en estos momentos NO cabe una resistencia armada nacional revolucionaria europea autóctona contra Sión.
Resulta imposible colgar fotos de combatientes NR europeos porque simplemente no existen y en este momento es mejor que no existan (antes de que se los confunda con terroristas, skin-heads o Breiviks). El terrorismo es una trampa del sistema y conviene, en Europa, evitar la violencia a cualquier precio hasta que pueda existir un marco socio-político de lucha por la liberación nacional (en Palestina se da hace décadas, en Europa NO SABEMOS todavía que vivimos bajo un régimen de ocupación, sionista-cipayo). Los “fachas” son traidores, engendros de la derechona cristiano-sionista (ejemplo, Fini). Hete aquí nuestra realidad, que constato y me limito a constatar.
Nos hemos quedado sin verdaderos héroes y quienes saludan al estilo fascista son combatiente islámicos (véase también las fotos).
En suma, muchas podrían ser las resonancias semánticas que las fotos y el texto deberían despertar en el lector.
Y ya hemos explicado al final, mediante una cita de Nietzsche, qué tipo de lectores son los nuestros.
Creo que con lo dicho aclaro un poco sus dudas.
Hay otras cuestiones que, por razones obvias, estoy obligado a callar.
10:04 a.m.

ENSPO dijo…

La presente entrada sólo puede leerse en el contexto del blog FILOSOFÍA CRÍTICA. De lo contrario la estupefacción del lector resultará inevitable. Sigan, por favor, los enlaces y avancen “hacia atrás”, sin prisas. Las claves del mensaje encuéntranse en el camino (de 2007 a 2013) que conduce hasta aquí, pero hay que recorrerlo para entenderlas.
10:11 a.m.

Spears dijo…

Gracias por su respuesta-aclaración, comedida y con observaciones notables. Más o menos, había entendido que en efecto su crítica a la escatología felicitaria de los monoteísmos abrahamánicos también incluía a su tercera variante, pero su explicación sobre la situación presente resulta pertinente.
3:10 p.m.

Anónimo dijo…

Todo apunta a que es cierto lo que afirma ENSPO de que Hitler era más sensible en líneas generales al islam tradicional(alejado del fundamentalismo) que al cristianismo(El mismo Leon Degrelle lo afirmó en su día, hay vídeos en la red donde se puede comprobar). El hecho de que las milicias islamistas que defienden al pueblo palestino utilizen el saludo romano(llámese fascista) es una forma de reivindicar su esencia como pueblo frente a los entes sionistas que los oprimen, para ellos es la reivindicación de la soberanía frente al mal tiránico, al margen de toda cosmovisión ideológica.
10:23 a.m.

Anónimo dijo…

Yo no creo que este blog promueva una negación de lo sagrado. Pero el camino hacia lo sagrado es estrecho y exigente. Para demasiados, lo sagrado no es más que una muleta existencial. Entonces su dios se convierte en una blasfemia.
4:25 p.m.

LA IZQUIERDA DEL TERCER MILENIO dijo…

La cuestión no es dios sí dios no, sino ¿cuál es realmente nuestro dios (nuestros valores)?
4:27 p.m.

Anónimo dijo…

No quiero ser insultante, pero menuda idiotez. Las posiciones de este blog, sólo pueden surgir de una malinterpretación profunda de lo que fue el fascismo y sus bases filosóficas. Si Fini, traicionó al fascismo, no fue precisamente por apoyar el judío-cristianismo, jajaja, Fini no podía ser más ateo (Dios había muerto), todos conocemos la anécdota cuando un joven católico le pregunta si él cree en la divina trinidad, el joven Fini le responde que en la única divina trinidad en la que cree es en la de su líder, a nadie después de esa respuesta le podría sorprender la posterior traición y su absoluta entrega a los que controlan el mundo.
Y después el blog culmina como es lógico de su falsa concepción con un escrito nazi (los que malinterpretaron el fascismo), que a nadie sorprende de sus galas de materialismo alemán de una sociedad que con la consigna de la primacía de la ley implantó practicas horrendas (y ojo que yo no creo en el holocauto) como lo fue la eutanasia, tan horrenda que el mismo Hitler se tuvo que echar para atrás después de la intervención del catolicismo y su jerarquía, que intercedió por miles de enfermos que aunque tenían curación eran asesinados con gran frialdad, por la supremacía del gen alemán. (Cabe recordar que los aliados representantes del materialismo capitalista no dudaron en bombardear las poblaciones católicas de Dresde y Nagasaki y aún hoy se habla de la milagrosa salvación de los padres jesuitas que se encontraban en Hiroshima).
Al final, lo que queda del blog, es la interpretación del fascismo que tuvieron los Fini, los Almirante, los Tarchi, etc. El fascismo no vale por su historia, de hecho a los nostálgicos de ayer que aun creen en el corporativismo, en el Estado Sindicalista solo les decimos que hay que devolverse a una esencia (que reclama el blog para el fascismo), atea hedonista y post-pagana, en pocas palabras el modelo que han aplicado los ultra-derechistas neonazis en todos sus colores y facciones.
Mussolini en pocas palabras no fue fascista, de hecho su gobierno fue a-fascista sino anti-fascista el legado de su gobierno en especial el ventennio debe ser rechazado por completo y la RSI seguramente estaba tratando de encontrar adeptos al proclamar a Dios en sus primeros artículos, seguramente Mussolini el genio que el blog llama de derechas estaba loco cuando habló de la perennidad del Decálogo, y la unica misión de Heidegger fue la de devolvernos a un mundo sin Dioses, seguramente también debía estar un poco borracho al proclamar que sólo Dios puede salvarnos o al decir que Nietzsche es el gran seguidor de Platón. Claro para que hablar de los otros intelectuales fascistas, de la época que proclamaron a Platon, seguramente locos de derecha.
9:36 p.m.

Nacho dijo…

Hola, quizá esta pregunta se aleja un poco del asunto del post, pero quisiera preguntar sobre Hannah Arendt, si es cierto que fue amante de Heidegger. Quisiera saber, si es posible, qué opinas de la obra de Arendt y de su indudable influencia. Estoy leyendo “Eichmann en Jerusalen”.
Un saludo a todos,
1:17 a.m.

Anónimo dijo…

Al último anónimo(el del texto tan extenso) decirle que maneja creo yo varios conceptos erróneos según sus creencias, cuando habla de ultraderechistas neonazis en realidad no se a que se refiere, al parecer éste es in término contemporáneo, eso de “neonazi” suena a creación y manipulación del lenguaje llevada a cabo por el sistema para promover confusionismo entre la población, en todo caso los neonazis serán de ultraderecha, pero no lo son los NS(llamados nazis). Relaciona corporativismo con el estado sindicalista, lo cual es contrapuesto, un sistema corporativista en los económico y sindical no deja de ser un modelo de sindicalismo vertical, lo cual choca con un modelo de estado nacional-sindicalista(lo que algunos definen como fascismo), esto ya lo dejó bien claro Ledesma Ramos cuando afirmó que el corporativismo sindical del estado sólo encubre la lucha de clases, pero no soluciona el problema, en cambio un estado cuya economía está basada en el sistema sindicalista sí supera dicha situación antagónica entre clases. Saludos.
8:22 a.m.

Kerl dijo…

Al que nos acusa de idiotas pero dice que no quiere insultarnos (¿?): Si usted se tuviera la menor idea de lo que está hablando, distinguiría entre la religión judeocristiana y el judeocristianismo secularizado. Los valores religiosos secularizados no requieren de ninguna creencia en Dios. Si así fuera, la secularización no se distinguiría de la religión en estado pre-secularizado o puro.¿Lo entiende usted?
Pero los idiotas somos nosotros.
Luego pretende que el nazismo fue “horrendo” por la eutanasia. No sé qué tiene que ver esto con nuestro post, donde nos hemos limitado ha adjuntar una documentación con fines de reflexión, no hemos hecho ninguna defensa del nazismo y todavía menos de la eutanasia, que ni se nombra en el post.
Pero los idiotas somos nosotros.
Después afirma lo siguiente:
“Al final, lo que queda del blog, es la interpretación del fascismo que tuvieron los Fini, los Almirante, los Tarchi, etc. El fascismo no vale por su historia, de hecho a los nostálgicos de ayer que aun creen en el corporativismo, en el Estado Sindicalista solo les decimos que hay que devolverse a una esencia (que reclama el blog para el fascismo), atea hedonista y post-pagana, en pocas palabras el modelo que han aplicado los ultra-derechistas neonazis en todos sus colores y facciones.”
Esto ya es literalmente ININTELIGIBLE. Pero si pretende que el fascismo es hedonista y lanza su acusación desde posiciones cristianas, le recordaré que el judeocristianismo es, todo él, puro hedonismo de gentuza cobarde incapaz de aceptar la muerte y que sólo sirve a dios por interés personal e individual en su vida eterna (un egoísmo de dimensiones cósmicas). En cada cristiano hay un judío negociante que mantiene un contrato con lo sagrado. Pero la relación sagrada y la contractual son incompatibles, algo de lo que usted no se ha enterado porque no sabe ni redactar una frase coherente.
Pero los idiotas somos nosotros.
Heidegger no dijo que sólo Dios puede salvarnos, sino que “sólo un dios puede salvarnos”. Y desde luego no se refería a la soteriología transmundanista ni al dios cristiano, sino a lo sagrado y a la existencia de Europa.
Sostiene usted que “Mussolini no fue fascista”, pero si no lo fue él, ¿quién lo fue? Supongo que el papa y todos los meapilas de sacristía son más fascistas que Mussolini, sobre todo el argentino filosemita actualmente en el poder vaticano.
Nietzsche invirtió a Platón y lo negó radicalmente, pero según Heidegger en esa negación permaneció preso de las propias posiciones platónicas de base sin darse cuenta de ello. Usted es un mangante manipulador de frases que no tiene ni idea de lo que habla y que se limita a defender a religión judeocristiana a pesar de la evidencia de su procedencia y esencia judaica.
Nada más que responder. Ya hemos perdido bastante el tiempo.
Saludos cordiales.
1:59 p.m.

Anónimo dijo…

Que Mussolini, se derechizo y se apartó del fascismo lo sostiene el blog hasta más no poder, que el gobierno del Ventennio no fue un gobierno fascista es una posición de este blog, y esto coincide con los postulados de Tarchi o de Fini.
El blog y su propuesta de fascismo o las proyecciones de la filosofía y la antropovisión fascista en la política, llevan a la inacción (su máxima es crear pequeñas comunidades apartadas del resto de la sociedad) o simplemente consiste en una propuesta de lucha contra el catolicismo (pero si todo gobierno NR a estado vinculado a la religión desde la izquierda nacional de Peron a Nasser), o llevan a una negación absoluta de aquello que Mussolini hizo y dijo en el poder.
En fin, el autor de este blog propone que el fascismo se limita a los postulados del Nietzsche a un pensamiento imbuido del cientificismo del Gaya Ciencia, lo cual no es cierto ni lo sera. Si dicha tesis se aceptara se borraría de un tajo toda la labor intelectual de Panunzio o de Del Vecchio, claramente inspirados en Platon.
Salud.
2:41 p.m.

Anónimo dijo…

P.D. Cuando dije que el gobierno de Mussolini era afascista sino antifascista, estaba siendo sarcástico sobre los planteamientos de este blog y los planteamientos de Mussolini despues de la guerra.
Aun así me referí a Hitler y la eutanasia simplemente porque el artículo dice que el nazismo malinterpreto al fascismo y porque el autor de este Blog fue parte de un movimiento que se llamaba AE que en sus planteamientos aceptaba la eutanasia, hoy en día promovida por toda la élite de poder global, pudiendo destacar al Population Council y a la Ford Foundation.
3:34 p.m.

ENSPO dijo…

Usted ha escrito “Mussolini no fue fascista”.
Este blog ha sostenido que Mussolini derechizó el fascismo.
Evidentemente, se trata de dos afirmaciones muy distintas, excepto para alguien que va acusando de idiotas a los demás con una falta de rigor que roza la debilidad mental.
Mussolini pensó y fundó el fascismo. Su programa del 13 de mayo de 1919 es la prueba de que la izquierda nacional reivindicada por nosotros no es una entelequia o un simple ideal o doctrina.
Mussolini sólo pudo derechizar el fascismo porque previamente había sido fascista. O sea que la frase “Mussolini no fue fascista” carece de sentido si se tiene en cuenta todo lo que este blog viene explicando y defendiendo desde hace ya unos cuantos años (2007-2013).
Pero nosotros no podemos enseñar a leer y mucho menos a razonar, actividades en las que sus deficiencias de usted son notorias.
Después sostiene que el autor de este blog defendió la eutanasia porque militó en AE. Pero esto es falso. El autor de este blog redactó el programa político de AE PERO NUNCA MILITÓ EN AE. El autor de este blog es responsable del texto programático en cuestión, pero no, y ni en lo más mínimo, de otras posturas que AE adoptara como organización.
Jaume Farrerons jamás ha estado afiliado a AE.
Sus pretensiones son, por tanto, se miren como se miren, rigurosamente falsas y absurdas.
Pese a habernos insultado (nos ha llamado idiotas desde el principio) vamos a mantener sus posts, pero ya le aviso que cualquier nuevo insulto por su parte dará lugar a la activación del control de spam y a la supresión de sus mensajes difamatorios.
5:18 a.m.

ENSPO dijo…

Más aclaraciones:
Este blog no propone el introspeccionismo en lo más mínimo. Esto se lo dejamos a los evolianos.
Al contrario, FILOSOFÍA CRÍTICA ha animado a la acción política y revolucionaria. El anónimo MIENTE de forma sistemática, como puede acreditarse.
Existe un partido político, la IZQUIERNA NACIONAL DE LOS TRABAJADORES, con sede en la calle de Alemania, 16, de Figueres, al que apoyamos (aunque, como es lógico, la INTRA es orgánicamente autónoma respecto a este blog).
Se ha publicado un libro, “La manipulación de los indignados”  (Madrid, 2012), donde explicamos la posición a adoptar desde la izquierda nacional frente a este fenómeno de los indignados, analizando los motivos de su fracaso hasta ahora, así como una estrategia y una táctica alternativas para el derrocamiento del régimen oligárquico en España.
Nuestro blog nunca ha dicho que el fascismo se reduzca a la inspiración filosófica de Nietzsche. Esto es falso. El fascismo es una suerte de herejía del marxismo, que conserva los elementos revolucionarios de Marx en un marco axiológico nietzscheano. Marx y Nietzsche al 50% (habría que tener en cuenta también a Bergson). El proceso de génesis del fascismo desde la izquierda clásica se puede seguir en la obra de Sorel y en el desarrollo personal e ideológico del propio Benito Mussolini, dirigente histórico SOCIALISTA de primera magnitud.
El fascismo puro es anticristiano, otra cosa es el fascismo derechizado. La presencia de católicos tras la derechización sólo demuestra hasta qué punto el fascismo tuvo que pactar con las instituciones judaicas y corruptas para encaramarse en el poder; hasta qué punto, además, la derecha nutrió las propias filas fascistas en el momento en que comenzó aquella nefasta subversión conservadora del ideario fascista originario que culminara en el ominoso Ventennio.
También explica, dicha TORSIÓN/INFILTRACIÓN DERECHISTA, las causas de un fracaso que Mussolini quiso enmendar con el giro a la izquierda nacional de la RSI, pero ya demasiado tarde.
En España sucedió lo mismo, en términos generales, con las JONS.
Los verdaderos fascistas negamos a su dios y pisoteamos la imagen de Cristo. Nuestro libro de cabecera es “El Anticristo”, de Nietzsche; nuestra revolución pone punto final a dos mil años de aculturación oriental en perjuicio de las raíces culturales trágico-heroicas de Europa. Platón era ya un traidor egipcio entre los griegos. Las sectas pitagóricas fueron la primera quinta columna de la anti-Europa en Grecia. El cristianismo es un “platonismo para el pueblo” (Nietzsche).
Los tenemos calados, a los viejos ultras cristianos, ahora ya no se puede apelar a la ignorancia y quien resulte engañado será porque quiere serlo.
Esta izquierda nacional nace para evitar repetir los errores del pasado.
Saludos cordiales.
5:50 a.m.

ENSPO dijo…

Para Nacho:
Lo primero que puedo decirte es que, independientemente del sentido político de la figura de Arendt (que era sionista, liberal y pro-occidentalista), su obra merece leerse, sobre todo la trilogía sobre “Los orígenes del totalitarismo”.
En “Eichmann en Jerusalén”, además de la conocida tesis sobre la “banalidad del mal”, lanza críticas sobre el judaísmo oficial nada desdeñables, por ejemplo que las denostadas leyes de Nüremberg son el mismo tipo de normas que rigen los matrimonios y la ciudadanía israelí.
También te recomiendo la obra “¿Qué es la política?”, editada por Paidós, y “Responsabilidad y juicio”, de la misma editorial.
No me parece de mucho valor, en cambio, su obra, con pretensiones filosóficas, “La condición humana”, un intento fallido de emular a “Ser y tiempo” de Heidegger.
La lectura de Arendt nunca es inútil, pues se encuentran datos, ideas y enfoques parciales que la propaganda oficial acostumbra a ocultar y que, tratándose de una fuente autorizada por el propio sistema, tienen mucho valor de cara a cuestionar ciertos dogmas periodísticos, doctrinario-políticos y cinematográficos (o literarios) de la industria cultural de masas.
Sin embargo, Arendt no es nunca totalmente sincera y hace afirmaciones muy cuestionables, como por ejemplo que los bombardeos aliados no tuvieron ningún papel en la política nazi hacia los judíos, pues el genocidio ya se había decidido.
Esto es falso y con fechas en la mano se puede probar que mientras los nazis planeaban deportar a los judíos a Madagascar, los ingleses, siguiendo el espíritu que llevó a la redacción de “Germany must perish” en 1941, ya planeaban el exterminio de la población civil alemana.
En suma, Arendt es una autora oligárquica y su nivel intelectual y mayor veracidad en ciertas cuestiones no cambia este hecho fundamental.
Espero que lo dicho te haya servido para algo, pero la verdad es que no soy un especialista en Arendt aunque haya leído la mayor parte de sus obras y las tenga muy en cuenta como fuentes de información fáctica.
Saludos Nacho.
7:31 a.m.

Nacho dijo…

Muchas gracias por la respuesta. No acostumbro a leer sobre el holocausto, ni sobre nazis malvados. Sin embargo, he de decir que “Eichmann en Jerusalen” contiene críticas al estado de Israel que me han sorprendido, y eso teniendo en cuenta que el libro fue escrito a principios de los años 60. Por otra parte, en el libro se dice que Eichmann fue sionista y un defensor de la creación de un estado para los judíos.
Resulta curioso comprobar cómo Eichamnn fue prácticamente un “don nadie” hasta que fue secuestrado de Argentina y tuvo el juicio-circo. Lo digo, porque Göring, en el juicio de Nüremberg, se extrañaba de que le hablaran de supuestos jerarcas nazis a los que ni conocía.
Particularmente asombroso es que sigan existiendo juicios sobre el mismo asunto en la actualidad, con nonagenarios.
Muchas gracias por tu respuesta. Me sirve de mucho, por supuesto. Por cierto, se estrena una película sobre Hanna Arent estos días.
Saludos,
7:44 a.m.

Frel dijo…

Referente a lo que comenta ENSPO sobre la infiltración de elementos derechistas en el fascismo, de agentes externos para deformar el patriotismo socialista que defendía y afirmar a continuación que lo que ocurrió en las JONS fue algo parecido, más bien habría que matizar, son situaciones bien diferenciadas por la naturaleza de los hechos. En todo caso fue a raíz de la unificación con Falange Española cuando la línea ideológica revolucionaria del nacionalsindicalismo ramirista se empezó a deformar y a causar enfrentamientos dentro de la organización, obviamente por la presencia de meros reformistas(llámalos derechistas si quieres, el mismo José Antonio tampoco lo tenía claro) procedentes de F.E, pero no fue dentro de las mismas JONS. Personalmente creo que no hubo una derechización del fascismo mussoliniano, el Duce sabía perfectamente lo que hacía y subió al poder aupado por el rey Victor Manuel III de Italia, el cual también lo retiró posteriormente del mismo pasada poco más la veintena de años. Mussolini aceptó subir al poder pactando con la oligarquía italiana(banqueros y terratenientes), o sea, asegurando el predominio de las clases dirigentes, con lo cual en sí no se puede llamar derechización, fue aceptar el orden establecido.
Un saludo.
10:43 a.m.

Frel dijo…

Por otro lado interpretar que la República de Saló, o sea la República Social Italiana fue un intento de enmendar la situación para volver a los orígenes puramente fascistas del régimen Mussoliniano y de esta forma eliminar el estigma derechista del mismo, opino que no es así, como he comentado en el anterior mensaje Mussolini subió al poder con una serie de condiciones pactadas(e incluso impuestas) por la monarquía cuyo jefe del estado era el rey Víctor Manuel III. La RSI fue un intento creo yo de ganarse a la clase trabajadora, de recueperar la credibilidad perdida, para mantenerse en el poder, porque si esto se entiende como una rectificación para enmendar una situación, la verdad es que Mussolini tardó demasiado tiempo en hacerlo, en plena segunda guerra mundial, lo cual no es casualidad.  Hace tiempo lei un comentario tuyo(de ENSPO)en la web de INTRA(en una entrada) opinando de la misma forma sobre la república de Saló, yo también tiempo atrás creía que dicha República obedecía a un verdadero cambio de carácter natural por parte del Duce, pero reflexionando y analizando el contexto histórico y el origen de su régimen todo hace pensar que más que nada hubo oportunismo y ganas de recuperar el prestigio perdido.
11:03 a.m.

ENSPO dijo…

Para Frel:
En ningún momento he pretendido que los procesos de derechización en Italia y España fueran idénticos, esto resulta del todo imposible, por no decir ridículo, sólo he señalado que en ambos casos se observa un proceso de derechización. Nada más.
Por el amor de dios, Frel, ¿cree usted que debe recordarme la fusión de las JONS con la Falange?
El proceso de derechización que sufrió el fascismo español comienza en efecto a partir de la alianza falangista (esto lo hemos explicado en otros posts y repetido hasta la saciedad, así que difícilmente se nos puede reprochar ignorancia sobre el tema).
Pero la derechización del fascismo español no termina con José Antonio: prosigue durante la guerra civil y se traduce en la afiliación masiva de derechistas católicos de toda laya, incluidos ex cedistas.
El proceso de derechización culmina todavía con el decreto de unificación que fusiona la Falange de las JONS y el carlismo (tradicionalismo), o sea, la ultraderecha católica “a la derecha” de la CEDA.
En cuanto a Italia, sostiénese, al parecer en serio, que el fascismo no se derechizó, sino que sólo pactó con el orden establecido. Curiosa retórica. Cuando un partido revolucionario pacta con el orden establecido y este orden establecido es de derechas: católico, nobiliario y monárquico por más señas, entonces estamos ante una derechización flagrante. Otra cosa es jugar con las palabras.
Pero el proceso fascista de derechización no se limitó al pacto con la corrupta oligarquía italiana: se detecta en el interior del propio Fascio a medida que los “ras” locales van adquiriendo importancia y poder frente a los “fascistas viejos” del programa de Milán. Mussolini intenta al principio resistirse y conservar los elementos genuinamente fascistas (=izquierdistas) del proyecto; incluso llega a presentar su dimisión ante los recalcitrantes “ras” derechistas católicos, pero finalmente se doblega por pragmatismo u oportunismo. La derecha se ha apoderado del Fascio.
Esta derechización en toda regla está perfectamente documentada y sólo porque el Fascio se derechizó pudo Mussolini pactar con la aristocracia, la monarquía y el clero sin excesivos (aunque no pocos) problemas internos (el sector izquierdista continuó existiendo a pesar de las desafiliaciones de los revolucionarios decepcionados).
Únicamente por este motivo puede, también, hablarse de un intento de recuperar las ideas revolucionarias del fascismo originario durante el fugaz episodio de Salò: si el fascismo no se hubiera derechizado, dicho intento no habría supuesto una RUPTURA interna del partido, con los fascistas de derechas apoyando la invasión angloamericana y los fascistas de izquierdas (auténticos), sostenidos por los alemanes, intentando continuar la lucha por Italia y por el “verdadero” fascismo como República SOCIAL Italiana.
Evidentemente, todo ello demasiado tarde, porque el fascismo, en tanto que régimen derechizado (Ventennio), había ya perdido el apoyo popular del que pudo disponer al principio.
En la actualidad todo esto no podría suceder porque los “fachas” son ya católicos y de derechas. Para derechizarse hay que estar primero en la izquierda (en NUESTRO caso, en la izquierda NACIONAL). De esta circunstancia nada cómoda no tienen ni idea los fascistas de nuestros días. Pero bien que se encargan, estos fachas, de fagocitar inmediatamente cualquier intento de reivindicación del fascismo revolucionario (de izquierdas). Es un gesto instintivo de los cobardes servidores de Yahvé que tienen la desvergüenza de llamarse “patriotas” mientras militan en el apátrida “pueblo de Dios”, fundado por el judío Saulo de Tarso para destruir todas las naciones del mundo (excepto una).
12:06 p.m.

ENSPO dijo…

Estimado Frel:
Coincido con usted cuando dice que la República de Salò no obedecía ya en Mussolini a un verdadero impulso revolucionario. En efecto, la cosa llega forzada y demasiado tarde. Además, los alemanes hubieran bloqueado y de hecho bloquearon cualquier intento de socialización, a la que sólo se recurre en el último mes de guerra.
En fin, pura “fachada”, a pesar de que muchos fascistas de base creyeran luchar por un “verdadero fascismo”.
Pero Mussolini ya los había traicionado una vez y sólo utilizaba el idealismo de los jóvenes para prolongar la irreversible agonía de su poder personal. Un nuevo fascismo únicamente se podría haber fundado contra Mussolini, y esto era una imposibilidad por la propia naturaleza “carismática” de la fuente de legitimación política fascista, adoctrinal.
La historia fáctica del fascismo es, en suma, en cierto sentido, la historia de un fraude. Pero no menos que el comunismo o la democracia liberal.
Por ello distinguimos entre fascismo histórico-fáctico y fascismo normativo (= “fascismo” como posibilidad abierta de orden puramente espiritual). El único momento histórico del fascismo que coincide con la norma o canon es el fascismo fundacional y, más en concreto, el fascismo del programa del 13 de mayo de 1919. Todo lo demás aseméjase demasiado a una farsa que se va precipitando rápidamente hacia el escarnio de los ideales nietzscheanos. Donde el nazismo incurre en la brutalidad, el fascismo lo hace en el ridículo.
La opción política NR es hoy la izquierda nacional, no ninguna suerte de neofascismo. Esto se ha dicho y repetido en nuestro blog. Que nadie se llame, pues, a engaño. Mucho menos usted, Frel, que lleva años siguiéndonos.
12:40 p.m.

Frel dijo…

En ningún momento he pretendido recordarle dicha fusión(no se lo tome tan a pecho), me he imaginado que conoce bien el tema, sólo lo he comentado para profundizar un poco más en la cuestión y como bien usted indica, el proceso de deformación ideológica(usted le llama derechización) continuó de forma más pronunciada durante la guerra civil con la incorporación masiva de militantes de la CEDA, especialmente de las JAP(juventudes de Acción Popular)y posteriormente para rematar la guinda con el humillante decreto de unificación en Octubre de 1.937. Respecto a la definición de fascismo de derechas o de izquierdas(éste último usted lo califica de auténtico), pienso que es una definición muy banal, siempre claro que como usted indica la izquierda para usted es lo que significa el proyecto INTRA, la izquierda en su sentido axiológico, no hay que relacionarlo con el concepto clásico de izquierda, porque claro, entonces el fascismo auténtico no es ni de derechas ni de izquierdas, aunque para una gran mayoría de ingenuos el fascismo es de derechas(por los motivos ya conocidos). Usted explica bien las divisiones y enfrentamientos que hubo dentro del Fascio y afirma con rotundidad como Mussolini traicionó el verdadero ideario fascista, como así fue. Por supuesto que a estas alturas no me llamo a engaño, tiene usted razón y no acepto definiciones tan absurdas como “neofascismo”, un proyecto serio NR es algo muy diferente como es obvio.
4:03 p.m.

ENSPO dijo…

No, para nosotros la “izquierda” no es una ideología. Durante la revolución francesa izquierda era el liberalismo capitalista, pero luego la izquierda pasó al democratismo radical, más tarde al anarquismo, al socialismo y, finalmente, en el siglo XX, al comunismo. La izquierda es un campo sociológico, una función (X) de una situación de poder, un concepto estratégico y táctico, pero no una ideología.
De manera que como usted insiste en considerar que existe una de “ideología de izquierdas”, el concepto de izquierda nacional le sabe a rayos. Pero nosotros hemos justificado decenas de veces nuestra acepción del término, la única posible para entender el uso lingüístico de la palabra por parte de los hablantes, de los ciudadanos, del pueblo… Es de ese significado del que conviene partir si se pretende hacer política, porque el código simbólico básico de la mayoría de los votantes y trabajadores es la dualidad derechas/izquierdas.
Y no, no nos tomamos “a pecho” el recordatorio de que las JONS se fusionaron con la Falange, es que usted nos reprocha un tema que hemos tocado en varias entradas de esta bitácora de manera harto detallada.
Por otro lado, niega la derechización. Claro, si la izquierda es una ideología, la derecha también lo es y nos movemos entre dos bloques gaseosos que nutren el actual bipartidismo español, ayuno de contenido pero repleto de falsas pretensiones doctrinales autojustificadoras.
Habría una derecha y una izquierda eternas y entonces el fascismo sería de derechas. No hubo pues derechización. Pero entonces no se explica la aparición del fascismo, su procedencia, el programa del 13 de mayo de 1919, el ateísmo y nietzscheísmo, la trayectoria socialista de Mussolini…
!Pero todo esto ya se ha explicado! Sólo hay que ir a los posts correspondientes.
Ocurre que no podemos poner en cada comentario todo el contenido de FILOSOFÍA CRÍTICA, una página que ya tiene casi 200 entradas. Para refutar ciertas ideas hay que remitirse a los materiales del blog en su conjunto y ello nos obligaría a enlazar cada palabra, cosa que a veces hacemos hasta cierto punto, pero de lo que no se puede abusar porque entonces el último texto publicado quedaría colapsado por la lectura de otros textos previos que ya llevan años colgados aquí, aunque el usuario reciente no los conozca.
Es, en fin, imposible matizar tanto e hilar tan fino cuando se está respondiendo a una cuestión específica.
Saludos cordiales.
5:45 p.m.

Frel dijo…

¿Cuándo he afirmado que la izquierda y la derecha son ideologías?, yo siempre he dicho que son opciones políticas, ahí están los textos que he enviado en otras entradas, usted ya lo sabe, se ha hablado del tema de forma específica, matizando los conceptos, a estas alturas debe tenerse bien claro. Creo que en el anterior mensaje dejo bien claro el concepto que usted tiene de la izquierda(en su sentido axiológico) cuando habla del fascismo, algo totalmente diferente de la opción de izquierdas clásica que todo el mundo conoce, por lo tanto no debe existir confusionismo alguno sobre el tema. No quiero entrar en polémica en relación al primer párrafo de su último mensaje cuando afirma que el concepto izquierda pasó a ser utilizado por diferentes ideologías de carácter socialista en sus más diversas variantes(socilademocracia, comunismo, anarquismo), mi opinión queda bien reflejada en otras entradas que tratan sobre el tema, para mí dicha afirmación no tiene sentido a tenor de los acontecimientos históricos, de esto se ha debatido en otras entradas y mi opinión siempre ha quedado bien definida. Tranquilo que yo no intento reprochar tema alguno, sólo he matizado sobre la cuestión, para eso existe el debate, para cambiar impresiones y puntualizar sobre el mismo.
Un saludo.
3:31 a.m.

ENSPO dijo…

Que izquierda y derecha son opciones políticas es una obviedad. Es como elaborar la complejísima “hipótesis” de que los elefantes son animales y que esto ha quedado acreditado por la evidencia. !!!Para ese viaje no hacen falta alforjas!!! Le ruego que cite esas supuestas explicaciones donde dice que su postura ha quedado ya acreditada, porque nosotros no podemos tener constancia de los miles de comentarios, supongo que al ser suyos usted los recordará.
Resuma su postura sobre el tema porque ya no sé de qué estamos debatiendo.
¿Qué es la izquierda clásica?
No existe ninguna izquierda clásica, lo que existe son ideologías como el comunismo, el anarquismo, el radicalismo democrático, la socialdemocracia…
Pero usted pretende que esto no se sostiene. Dice:
“No quiero entrar en polémica en relación al primer párrafo de su último mensaje cuando afirma que el concepto izquierda pasó a ser utilizado por diferentes ideologías de carácter socialista en sus más diversas variantes(socilademocracia, comunismo, anarquismo), mi opinión queda bien reflejada en otras entradas que tratan sobre el tema, para mí dicha afirmación no tiene sentido a tenor de los acontecimientos históricos, de esto se ha debatido en otras entradas y mi opinión siempre ha quedado bien definida.!”
¿Puede acreditar estas afirmaciones? Gracias.
Saludos cordiales.
4:18 a.m.

Frel dijo…

Si es una obviedad que la derecha y la izquierda son opciones políticas no se el por qué se discute sobre ello, yo siempre lo he afirmado. Negar que existe una izquierda oficial, la surgida a raíz de 1789(al igual que la derecha) no tiene sentido, se puede llamar clásica o de otra forma, pero es la que forma parte del bipartidismo, sí existe esa izquierda como opción política no tiene sentido negarlo, las ideologías son algo muy diferente hasta usted lo especifica: “No existe ninguna izquierda clásica, lo que existe son ideologías como el comunismo, el anarquismo, el radicalismo democrático, la socialdemocracia…”. Obviamente no le doy la razón cuando afirma que la izquierda clásica(la que conoce todo el mundo) no existe, por lo demás afirmar que existen las ideologías no es un descubrimiento nuevo, ironizo sobre el tema en relación a la comparación en el ejemplo de que los elefantes son animales, lo mismo digo. Cuando usted afirma que la izquierda pasó al anarquismo es un claro ejemplo de incoherencia,¿Desde cuándo los anarquistas han aceptado la división derecha-izquierda?,¿Desde cuándo los anarquistas han aceptado la dictadura partitocrática?, siempre han sido declarados enemigos de los partidos políticos. Por lo demás es mejor dejar de debatir o discutir sobre el tema, veo que hay un confusionismo contínuo, no llegaremos a coincidencias satisfactorias.
Un saludo.
5:01 a.m.

Anónimo dijo…

En 1789 no surge una izquierda oficial, surge la noción misma de derechas e izquierdas y la izquierda es el capitalismo burgués.
Pero luego ocupa ese lugar el anarquismo, el socialismo, el comunismo.
Precisamente por eso, la izquierda no puede ser considerada una ideología.
Y que es una opción política, esto es una perogrullada.
La izquierda es una función (X), vacía, que puede ser llenada por una opción política OPUESTA AL PODER VIGENTE.
En estos momentos no hay izquierda. O la única izquierda sería la izquierda nacional en tanto que opuesta a la globalización capitalista.
5:12 a.m.

Anónimo dijo…

Pues parece que el que niega que el anarquismo sea izquierda lo había incluido antes en el paquete de la izquierda clásica.
5:15 a.m.

ENSPO dijo…

Nosotros no hemos negado nunca que la izquierda exista, esto no tiene sentido.
Lo que decimos es que es una función política y sociológica, una posición relativa con respecto al poder una relación de éste con las masas y de las masas con éste. ¿Tanto cuesta distinguir entre función y estructura?
El concepto de función supone que ésta es una X que va siendo llenada por distintos valores en el respecto de otros factores.
O sea que no negamos que el comunismo, por ejemplo, haya definido la función de izquierdas en un momento dado.
Lo que negamos es que la izquierda sea una ideología, un contenido, una estructura, y no la función misma, de manera que ésta puede ser ocupada por otras opciones políticas e ideológicas, como la izquierda nacional.
En suma, el comunismo fue izquierda como lo fue el capitalismo liberal burgués después de 1789 y hasta la revolución de 1848, cuando la función izquierda pasa a ser ocupada por otras ideologías y opciones políticas.
Pero el comunismo dejó de ser izquierda con Stalin y ya no es izquierda, como no lo es tampoco el capitalismo.
Es menester entender de qué hablamos cuando hablamos de izquierdas. Y es verdad, pretender que izquierda es una opción política no dice ni aclara nada, es una obviedad, una perogrullada.
5:23 a.m.

ENSPO dijo…

Que el anarquismo es una ideología de la misma familia que el socialismo y el comunismo, por tanto que en su momento entró en la ecuación como función de izquierda, creo que ya se debatió y demostró, pues todas las ideologías en cuestión se definen por unos determinados VALORES COMUNES. Nuevamente me remito a la conferencia: “Nacional-Revolucionarios, ¿una opción de izquierdas?”, donde se explicaron los conceptos valores/ideología/programa político y sus respectivos correlatos institucionales.
El anarquismo es una ideología.
Como el resto de las de su familia, ha ocupado el espacio político de izquierdas hasta el hundimiento del comunismo, que pone fin a la ecuación derechas/izquierdas formulada en 1848 por el desplazamiento a la derecha del capitalismo burgués revolucionario de 1789.
Desde 1989 estamos, empero, en un mundo sin izquierda, es el gran triunfo de la oligarquía, que mantiene a las viejas izquierdas vivas en estado de coma para que ese espacio no pueda ser ocupado por ninguna izquierda genuina (como lo sería la izquierda nacional). La oligarquía ha fabricado una falsa izquierda para controlar las fuerzas que puedan articularse contra ella como resistencia y oposición.
Sin embargo estoy de acuerdo en dejar este tema, en el que parece que no llegamos a acuerdo alguno pese a haberse presentado copiosos argumentos en defensa del concepto funcional de izquierda.
Usted no lo entiende. Punto y final.
Saludos cordiales.
5:32 a.m.

Frel dijo…

Que el anarquismo es una ideología, eso ya se sabe, yo nunca lo he negado, ¡Cómo voy a negarlo!pero que el anarquismo ha rechazado siempre cualquier sistema político(autoritarismo como ellos lo definen) también es cierto, esto es obvio, sólo hay que leer a Mijail Bakunin para corroborarlo, no lo confundamos con los falsos grupos anarquistas contemporáneos creados por el sistema a los cuales se les ha tachado siempre de “extrema izquierda”, ni tampoco confundamos épocas de la historia en las cuales las circunstancias han generado situaciones de alianzas puntuales y contradictorias(como en la guerra civil aquí en España),de ahí surge el absurdo confusionismo, cuando es algo tan fácil de discurrir. Negar que la izquierda(al igual que la derecha) es una opción política que surgió a raíz de la revolución burguesa de 1789 es otra incongruencia, esto está más que demostrado, ya se ha demostrado explicándolo en otras entradas. El socialismo en sus más diversas variantes nunca ha sido de izquierdas, la izquierda es un concepto que vuelvo a repetir surgió de la burguesía industrial a partir de la citada fecha, el problema surgió cuando intencionmadamente la izquierda(dirigida por la oligarquía) se apoderó de dicha ideología para adoctrinar a los trabajadores y alejarlos d elas inquietudes revolucionarias, esto es algo que ya conocemos y el gentío lo tiene más que asimilado. Lo de 1848 fue un conato de revolución social por parte d ela clase obrera, propugnado mayoritariamente por los anarquistas, nada que ver con la izquierda, otra vez usted vuelve a cometer la equivocación. En el París revolucionario de 1848 Mijail Bakunin y Richard Wagner(cuando era un joven ácrata)estuvieron juntos ocodo a codo levantando barricadas en París, con esto queda bien demostrada mi exposición. Mejor será dejar de discutir sobre el tema y pssar a la siguiente entrada, eso sí, quizás sea usted el que no entienda nada, yo se perfectamente cual es el concepto que tiene usted de la izquierda, lo que usted llama Izquierda Nacional en su sentido axiológico, algo que no tiene nada que ver con el concepto comúnmente conocido de izquierda, por lo tanto el concepto que usted defiende de izquierda nunca ha existido.
Un saludo.
6:59 a.m.
http://www.nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2013/06/el-fascismo-en-diez-lineas.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s