las dos placas… del KL

miércoles, diciembre 29, 2010

Las dos placas

Hasta el año 1989, en la entrada del campo de concentración de Auschwitz los “turistas” podían ver una placa conmemorativa en honor de los 4 millones de judíos allí asesinados. Se suponía que esa cifra formaba parte de los 6 millones de hebreos que, en total, los nazis habrían exterminado a lo largo de la Segunda Guerra Mundial.
Ahora bien, ya en los años sesenta empezaron a suceder cosas bastante extrañas por lo que respecta al holocausto. Por ejemplo, ocurrió que las autoridades académicas oficiales reconocieran que los campos situados dentro de las fronteras de Alemania no habían sido de exterminio, sino meros campos de concentración; que en ellos no se habían utilizado cámaras de gas para matar prisioneros en masa y hornos crematorios para eliminar los cuerpos de las víctimas. Sitios como Dachau, tan emblemáticos en el juicio de Nüremberg y donde los aliados habían asesinado a toda la guardia del establecimiento sin mediar investigación ni juicio alguno en el mismo momento de liberarlo, resultaba ahora que no eran campos de exterminio. Nunca hubo cámaras de gas en Dachau. Las montañas de cadáveres que encontraron allí los “liberadores” eran víctimas del tifus, una enfermedad provocada por la situación de descoyuntamiento de Alemania como consecuencia de… los bombardeos angloamericanos de exterminio de la población civil alemana. ¿Se juzgaría a los soldados americanos que masacraron a los vigilantes desarmados de Dachau? Por supuesto que no.
En cualquier caso, en la nueva versión, los campos de exterminio sólo habrían existido en la Polonia dominada por los nazis. Como prueba se mostraba una presunta cámara de gas de Auschwitz que, según ha sido reconocido expresamente por las propias autoridades del museo, es sólo una “reconstrucción” realizada a posteriori con fines “pedagógicos”. No obstante, pese al fraude, ¿no disponíamos de los diarios de Rudolf Höss, el máximo responsable alemán del campo, quien habría “confesado” el holocausto e incluso “confesó” la existencia de campos de los que no se ha tenido ninguna noticia posterior? Lamentablemente, los vencedores se abstuvieron de practicar pericial alguna en los cadáveres hallados en Auschwitz. Y no se sabe por qué motivo procesal, siendo así que los restos de gas inviscerados en los huesos de los asesinados habrían probado la verdad de la Shoah de manera concluyente… Ahora bien, ¿qué probaría, por el contrario, la ausencia de Zyklon B en los restos de las víctimas? Los fiscales de Nüremberg prefirieron, prudentemente, basarse en testimonios, harto más controlables, de los reclusos y de sus vigilantes. Los primeros eran literalmente fantásticos y ni siquiera hablaban de cámaras de gas, sino de bebés quemados vivos en zanjas y geiseres de sangre… !Pensemos en todos los testigos que juraron haber visto las cámaras de Dachau o Buchenwald “con sus propios ojos”! Incluso el sacerdote del holocausto, Elie Wiesel, en su clásico La nuit, omitió hablar de gas en la primera edición de la obra. Fueron las ediciones sucesivas las que introdujeron, sin enrojecer de vergüenza, los cambios “oportunos” a efectos de que concordaran el relato oficial y la narración novelesca de “víctima” tan importante.
Los testimonios de las víctimas se habían mostrado poco fiables, por no decir simplemente falsos, en repetidas ocasiones. Para que la historia manipulada del holocausto ostentara cierta credibilidad, debían “obtenerse”, en fin, testimonios “aplastantes” de los propios perpetradores. Y se consiguieron, !cómo no! La cuestión es de qué manera. Un libro relata las memorias de uno de los soldados que detuvieron a Höss y explica la forma en que se le iban a extraer las deseadas piezas de convicción judiciales de los “campos de la muerte”. En la actualidad, sabemos que los EEUU utilizan la tortura de forma sistemática y que en la Segunda Guerra Mundial los simpáticos ingleses bebedores de té torturaban, también sistemáticamente (y aunque nada digan de ello las películas de Hollywood), a cualquier prisionero alemán al que el mando militar británico considerara oportuno reventar los testículos a patadas. ¿Cómo no iban a torturar a los responsables de los campos de concentración si de ello dependía la justificación moral de la guerra más colosal de la historia?
Por si fuera poco, el fin del comunismo trajo consigo un nuevo y significativo cambio, esta vez en la placa que conmemoraba las víctimas de Auschwitz. Se retiró la vieja y se colgó una nueva. Ahora ya no eran 4 millones los asesinados en Auschwitz, sino 1,5 millones. ¿Qué pasó con los otros 2,5 millones y con el testimonio de Höss, que “corroboraba” (a puñetazos y con toda su familia amenazada de muerte en manos de los comunistas) la cifra declarada ahora no válida? De acuerdo con la matemática más elemental, cuando a seis millones se le restan 2,5 millones, el resultado son 3,5 millones. Y si es cierto que los 4 millones quizá se referían al total de víctimas, no sólo a las judías, lo que no puede pretenderse es que entre esos 4 millones “hinchados” no había ni una sola víctima judía y que, por tanto, la sustracción de 2,5 millones no afecta en nada al cómputo total de víctimas hebreas. Pero la cifra oficial, que no es racional, sino mítica, se mantiene contra toda lógica, impávida, congelada, en los 6 millones. Ha nacido una nueva fe, una religión cívica universal del judío-víctima-singular. Oremos.Los móviles políticos del mayor fraude de la historia
Evidentemente, de todas las consideraciones anteriores, que son ya conocidas por los que se han molestado en investigar el tema, no puede concluirse que nunca existió una persecución nazi de los judíos, que los judíos no fueron deportados e internados en campos de concentración, que millones de ellos no fueron asesinados o perecieron en dichos campos a consecuencia de las condiciones de vida, los abusos, la explotación, el homicidio deliberado y el caos generado en 1945 por la derrota de Alemania. Tampoco se puede concluir que el régimen nazi no abogaba por una ideología racista incompatible con los derechos humanos y que, como dictadura totalitaria, no vulneraba los principios democráticos más básicos. Mucho menos se puede concluir que, a tenor de la manipulación existente en el tema del holocausto, el nacionalsocialismo quedaría legitimado incluso aceptando los crímenes contra la humanidad que realmente perpetró y que ni siquiera los revisionistas más acérrimos se atreven a negar, como por ejemplo las masacres de los Einsatzgruppen en Rusia y el inhumano trato dado a los prisioneros de guerra soviéticos, con 3 millones de víctimas (un trato peor, incluso, que el dado a los militares alemanes cautivos por los propios soviéticos, con 1,5 millones de víctimas). En suma, si se trataba de “condenar” el nazismo, no hacía falta el relato manipulado del holocausto, sino una simple descripción objetiva de lo sucedido en Alemania entre los años 1933 y 1945.
El nazismo es responsable, por activa y por pasiva, de gravísimas e insoslayables vulneraciones de los derechos humanos. El régimen de Hitler no podría ser objeto de redención posible aunque se revisara la historia y cesaran las exageraciones. Esto debe quedar muy claro. Pero, en primer lugar, no pueden hacerse extensivos sus abusos al fascismo como tal. El régimen de Mussolini no cometió genocidio alguno, y aunque se le puedan reprochar actuaciones criminales en Cirenaica y Etiopía, tales hechos no convierten el fascismo en una ideología exterminadora, como se pretende al equipararla al “mal absoluto” encarnado por Hitler. Ahora bien, la existencia de un fascismo no genocida era especialmente peligrosa, desde el punto de vista ideológico, para los vencedores del conflicto, siempre que situemos este hecho en el contexto iluminador de una guerra que se había legitimado como cruzada en defensa de la democracia, los derechos humanos y la civilización frente a la barbarie fascista.
¿Por qué hubo, en definitiva, que construir la industria del Holocausto, si se trataba sólo de condenar el nazismo? No vamos a repetir aquí las razones explicadas ya por Norman Finkelstein, que son ciertas pero que se quedan muy, muy cortas, frente a la tozuda y escandalosa realidad. El problema era, para los vencedores, triple: 1/ la existencia de regímenes fascistas no genocidas, que podían de alguna manera declararse inocentes y resucitar ideológicamente el fascismo a pesar de tratarse de dictaduras, pues ni siquiera éstas llegaban a categoría de genuinos totalitarismos; 2/ la presencia, entre los vencedores, de auténticas dictaduras totalitarias (la Unión Soviética) que superaban incluso al nazismo por lo que respecta al control estatal-policial de la sociedad civil; 3/ la evidencia de que dichas dictaduras eran genocidas y que, con millones de víctimas a sus espaldas (como poco 13 millones de víctimas del comunismo antes de que empezara el holocausto, cualquiera que haya sido la dimensión, sentido y alcance del mismo), iban a presentarse en el juicio de Nüremberg en calidad de fiscales; 3/ los crímenes perpetrados por los vencedores contra el pueblo alemán y el plan de exterminio que se desarrolló entre la publicación del libro de Kaufmann en 1941 y la consumación del plan Morgenthau en 1947, por no hablar de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki; 4/ las exigencias de la ultraderecha judía y sionista por lo que respecta a un motivo incontestable que justificara la fundación en Palestina del Estado de Israel, reclamación que implicaba la perpetración impune, contra los palestinos, de crímenes contra la humanidad comparables a los nazis.
En suma, eran los propios genocidios, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad de los vencedores de la Segunda Guerra Mundial los que obligaron a diseñar un montaje propagandístico que situara el nazismo, en términos de criminalidad, muy por encima de las mencionadas atrocidades “democráticas” y “progresistas”. Puesto que las vulneraciones penales de los nazis eran, pese a su tremenda magnitud, menores frente a los crímenes cósmicos imputables a los vencedores, unos hechos éstos que, además, debían ignorarse, silenciarse y minimizarse para burlar la ley, hubo que inventar un auténtico relato de terror que permitiera identificar al fascismo en su conjunto con el “mal absoluto”. Frente a ese ente diabólico de carácter quimérico, incluso los 100 millones de víctimas del comunismo quedaban convertidos en anécdota y no merecían ni siquiera un juicio, máxime cuando esas víctimas habían sido acusadas de “fascistas”. En efecto: !un fascista no puede ser víctima, es siempre culpable por el simple hecho de existir! No digamos ya los 13 millones de civiles y prisioneros alemanes exterminados por los defensores de los derechos humanos. Los alemanes, supuestamente culpables por partida doble, como fascistas y como teutones, del mayor crimen de la historia humana, fueron masacrados sin que las autoridades democráticas pestañearan un segundo en nombre de los valores humanitarios que decían defender. Una evidencia que sólo ahora empieza a salir a la luz, con cuentagotas y cifras de víctimas rebajadas que, presumiblemente, irán creciendo a medida que, simultáneamente, se contraigan las de “el Holocausto” (Finkelstein).
Por tanto, la finalidad del relato manipulado de Auschwitz ha sido y es el siguiente: que los mayores asesinos de la historia disfruten no sólo de total impunidad por sus crímenes, sino que pasen a convertirse en la “encarnación” política y casi “física” del progreso, la democracia y los derechos humanos. Para lograr tan abominable fin los susodichos canallas han tenido que falsificar los hechos, engañar, amenazar, torturar, asesinar incluso a ciudadanos molestos, intoxicando a la población europea durante décadas con propaganda basada en puras mentiras conscientes. En una palabra, han prostituido los “valores humanitarios” hasta extremos que no permiten ya distinguir el régimen oligárquico imperante en el mundo de una dictadura totalitaria como aquélla, la “teutona”, que empero no dejará nunca de denostar la filmografía de Hollywood como ejemplo de “lo perverso” por excelencia. !Pero la perversión anida precisamente en Hollywood e inspira desde el principio su empresa de adoctrinamiento global!
La democracia y los derechos humanos: eso es justamente lo que está por hacer y lo que nosotros proponemos emprender aquí y ahora. A tal efecto habrá que derrocar a los oligarcas. Es menester restaurar la realidad histórica y la justicia jurídica. Pero no para blanquear el fascismo, no para combatir los déficits democráticos con una nueva dictadura, sino para exigir e institucionalizar una genuina democracia. La historia no ha hecho más que empezar porque se detuvo, congelada, en 1945. Durante sesenta años la oligarquía transnacional nos lavó el cerebro. Pero ese tiempo ya pasó. El tren de la humanidad se ha puesto de nuevo en marcha. Es menester acabar de una vez por todas con el actual sistema de dominación basado en el control de la información, porque, de lo contrario, no los nazis, sino los sionistas, acabarán con la vida civilizada en este planeta. !La lucha ha comenzado! Nuestra arma más importante es la verdad, que implica el rechazo de la violencia: la misma verdad en tanto que imperativo ético de objetividad que ya aparece tímidamente en éste y en muchos otros sitios de internet, a lo largo y ancho de la red. Debemos, en fin, organizarnos para un combate espiritual que no necesita de metralletas, sino sólo del férreo compromiso sagrado de mantenerse fiel al mandato del ser; y no otra cosa significa el proyecto nacional-revolucionario de una sociedad democrática fundada en la ética pública de veracidad a toda costa, en la norma de no mentir jamás aunque no nos guste aquéllo que, en cada caso, como éste de Auschwitz, haya que desocultar.
Jaume Farrerons
Publicado porENSPOen2:26 a.m.

14 comentarios:

Jackobsdijo…

El tren de la humanidad se ha puesto de nuevo en marcha? No se en q te basas para decir eso, más bien parece un delirio mesiánico en toda regla… Nuestro sistema político-económico es incompatible con nuestro sistema filosófico-jurídico, esa es la verdad a mi modo de ver. Consecuentemente las pretendidas garantías democráticas, Derechos Humanos y demás ralea se quedan a la hora de la verdad en papel mojado, declaraciones programáticas de principios y carecen de toda efectividad en el mundo real. Mutadis mutandis lo mismo puede afirmarse de la filosofía. Los asesinos q nos gobiernan, si me permites el plagio, se han apropiado de la ética de nuestra sociedad. No es como piensan muchos solo una capitis deminutio, el binomio filosófico-jurídico a dia de hoy se ha visto completamente desvirtuado, reducido al papel de mero acolito del sistema. La potestas está por encima de la auctoritas, ese es el verdadero drama de la época q nos ha tocado vivir…
7:07 a.m.

Jaume Farreronsdijo…

Esta es la situación ciertamente, pero a nosotros nos toca luchar para modificarla. Y que la humanidad se ha puesto de nuevo en marcha es un hecho: podemos citar libros publicados en los que se reconoce, al menos parcialmente, la verdad y podemos decir la verdad en la red, difundirla, debatirla.Estamos en condiciones de fundar “el partido de la verdad” e intentar que la gente nos dé su respaldo para acabar con la corrupción, el crimen y la incompetencia de la oligarquía.No se trata de un delirio mesiánico. Si lo fuera, ¿quién estaría aquí delirando, según tú? ¿Soy yo el que delira cuando veo y compro un libro donde se reconoce que los aliados mataron de hambre a millones de civiles alemanes indefensos? ¿Lo habré soñado?Mas para delirios mesiánicos ya tenemos a Laureano Luna y sus contactos con Dios. Aquí nos basamos en hechos.La historia se pone lentamente en marcha. Lentamente, repito, pero SE PONE en marcha. La mentira ya no se sostiene ni un minuto más. Muchos estarán de acuerdo conmigo cuando hablan de “Las victorias del revisionismo”. ¿Y qué pueden ser sino victorias, cuando el propio sistema universitario oficial ha tenido que reconocer que en Dachau no se usaron cámaras de gas para exterminar prisioneros?La cuestión que “entre nosotros” tenemos que aclarar es si cuando protestamos por el hecho de que la libertad de expresión sea pisoteada por quienes dicen defenderla y la reivindicamos PARA NOSOTROS, esta postura supone un apoyo a la libertad de expresión EN CUANTO TAL y PARA TODOS, o sólo una mera negativa IRÓNICA a tomarnos en serio los derechos humanos.Quería dejar claro que el mío es el primer caso, no el segundo.

¿Es el tuyo el segundo?

Me consta que existen planteamientos de este tipo por las afirmaciones que hacen personas del ámbito ultraderechista como, por ejemplo, el Sr. D. Pedro Varela.

7:51 a.m.

E20109060dijo…

Jaume, ¿ Qué mejor tema para mandarte mis saludos y mejores deseos para este 2011 ? A seguir el camino y hacer a un lado los escombros puestos a propósito que impiden caminar libremente el sendero del pensamiento claro en búsqueda de una mejor realidad alejada de la inmundicia enmascarada actual. Saludos desde este lado del charco.
1:11 p.m.

Jaume Farreronsdijo…

Lo mismo te deseo desde la Europa geográfica, que no la Europa espiritual a la que tú también perteneces.Y saludos también a todos los seguidores de este blog. Buen año 2011. !Que la fuerza de la verdad y el honor de los leales a la patria os acompañe!Sin vosotros la lucha de este “agujero de tirador” sería mucho más dura y solitaria.
2:34 p.m.

Jackobsdijo…

Antes de nada noblesse obligue, desear un buen año, a pesar q todo indica q el 2011 va a ser uno de los peores de la historia de nuestro pais, en especial a partir de febrero. Cuando te califico de iluminado no pretendo ser ofensivo, simplemente descriptivo. Las reglas del juego son las q son, les jeux sont faits et rien ne va plus. Los alfiles siempre se van a mover en diagonal, pq para q se movieran de otra forma habría q cambiar de juego, romper el tablero, jugar con otras reglas… y eso significaría algo comparable como poco a otra guerra mundial. Las normas de nuestro mundo fueron fijadas como digo en 1945 en las conferencias de los vencedores. Que importancia tiene q un niño se suba a una silla? De un simple manotazo lo puedo devolver al suelo otra vez. Las victorias del revisionismo son en mi opinión completamente pírricas. Diferimos como puedes ver en el diagnostico del escenario actual, a eso me refería cuando hablé de delirio. Nunca como ahora la represión política en España ha alcanzado un grado tan asfixiante, la reclusión de PV es el mejor ejemplo de ello. El partido de la verdad dices, la gente no está interesada en la verdad sinó en la búsqueda de la felicidad, consagrada incluso como derecho en algunas Cartas Magnas. Al respecto de tu pregunta final, no la eludo, a pesar de tratarse de algo personal y creer sinceramente q no viene al caso. No me considero ns ni fascista sinó más bien neoliberal en el sentido clásico del termino, con lo q obviamente entiendo q es necesario un marco jurídico-institucional estable q permita el progreso económico. Una especie de acuerdo de mínimos q garanticen la seguridad jurídica de una inversión. La historia ha demostrado de forma fehaciente q el bienestar económico no necesariamente ha de venir ligado a un régimen garante de los DH, China por ejemplo no deja de ser una dictadura atroz y en cambio está creciendo a pasos agigantados. Reniego pues de la idea del buen salvaje, para Kant uno se convierte en humano sólo a través de la educación. Como dije en cierta ocasión, solo se puede tratar como caballero a quien entiende de honor.
9:58 a.m.

Jaume Farreronsdijo…

Sostienes que “la gente” no está interesada en la verdad sino en la búsqueda de la felicidad. Por supuesto. Si la gente estuviera interesada en la verdad, no tendríamos que plantearnos el problema de cómo cambiar las cosas. Gracias por informarnos de la evidencia más palmaria, algo que no es una precisamente una novedad que ignorásemos, sino nada menos que el punto de partida de este blog.Pero no entiendo qué pretendes sugerir con tal perogrullada, ¿quizá que sólo es válido o razonable asumir los valores que fácticamente asume la mayoría de la sociedad? Si es así, plantearse cualquier revolución, cambio cultural o alternativa política carecería de sentido. Normalmente, se plantea algo nuevo y “mejor” cuando lo vigente ya no vale DE IURE, aunque DE FACTO la mayoría, por inercia, se mantenga aferrada a una tal axiología caduca. Para eso están los argumentos, los fundamentos, la política, la crítica cultural, etcétera. Se preyende TRANSFORMAR. Se parte de una REALIDAD a transformar. Se tiene a las masas “en contra”. ¿Puede, en este contexto, argumentarse lo que las masas valoran como una refutación del proyecto de reforma o revolución? ¿Podía argumentársele a un cristiano primitivo que la mayoría de la socieadad romana era pagana? ¿Qué sentido podía tener esta crítica para un cristiano primitivo que lo que precisamente buscaba era cristianizar Roma?Tu sugerencia de que la mayoría quiere la felicidad, esgrimida como argumento refutador o deslegitimador de los planteamientos de este blog, me parece insostenible cuando de lo que se habla es, precisamente, de ética y política, es decir, de DEBER-SER, de forjar una alternativa válida a “lo que hay”.Dicho sea con todos los respetos, me parece también incoherente que te declares neoliberal y a la par critiques el tipo de sociedad imperante en la actualidad. Si me equivoco y no eres un crítico, mis disculpas. Ahora bien, ¿reivindicas lo vigente? ¿Cómo casa éso entonces con las manifestaciones CRÍTICAS que has hecho hasta ahora?¿No abogas por lo vigente? ¿Cómo puedes declararte entonces neoliberal, cuando el liberalismo representa en una palabra la ideología formal u oficial-institucional del sistema?Saludos.
3:18 p.m.

Anónimo dijo…

Más claro no te lo puede decir este Jakobs. Primero ha intentado enmarronarte empujándote para arrinconarte en una defensa del negacionismo nazi. Al ver que dejas muy clara tu postura respecto a ese tema y que por ahí no tiene nada que hacer te dice dos cosas: 1/ que él es neoliberal, en fin, un energúmeno del sistema; 2/ que aunque tú defiendas la verdad, la mayoría de la gente lo que quiere es la felicidad. O sea que si no eres un nazi, eres un idiota con delirios mesiánicos y no tienes nada que hacer. Ergo: renuncia a la lucha, cretino, has perdido de antemano. Y sobretodo, que nadie te apoye. Todo con muy buena educación aparente pero soltando el veneno para hacer el máximo de daño intoxicador posible. Eres un loco que delira. En suma, insisto, creo que Jakobs es el lunático que dice estar en contacto con dios y lo que viene a hacer aquí es a intentar desacreditarte como pueda. Pero le estás dando sopas con onda en las respuestas. Aunque lo mejor es que pases de él. Pierdes el tiempo, no viene a debatir, sino a confundir.
3:43 p.m.

LA IZQUIERDA DEL TERCER MILENIOdijo…

Yo no creo que sea Laureano Luna en persona, pero sí podría ser alguien de su entorno. Lo que está claro es que intentar desautorizar las posturas críticas de este blog diciendo que la mayoría de la gente sólo busca la felicidad es como decir que hay que abolir el delito de homicidio en el código penal porque siempre habrá asesinatos.
3:07 p.m.

axeldijo…

Quizás como complemento al tema Auschwitz… vale la pena añadir este texto de un libro de David Irving, “PRUEBAS CONTRA EL HOLOCAUSTO”:
El gran mito He buscado durante más de diez años en todos los archivos y no he encontrado nada sobre una posible conexión entre Adolf Hitler y el Holocausto. No hay ningún documento en los archivos… Me resultó muy anormal no hallar ningún documento que relacionara a Adolf Hitler con malos tratos a los judíos. En cambio, si que encontré varios documentos de Adolf Hitler destinados a proteger a los judíos (de la ira o iniciativas particulares)… Tengo un documento de los archivos americanos que reproduce un telegrama firmado por Rudolf Hess y enviado a todos los Gauleiters en el que se indica que no deben incendiarse ni destruirse establecimientos judíos… Hay también muchos otros documentos que atestiguan que Hitler ha tratado de evitar todas las acciones e iniciativas individuales contra los judíos… El Ministerio del Interior informa que el Führer Adolf Hitler no quiere preocuparse con una solución al problema judío hasta que la guerra no haya terminado. Es algo típico de Hitler… Y la verdad es que no hubo cámaras de gas en Auschwitz. Ahora sí las hay. Pero todo son falsificaciones posteriores a la guerra realizadas por los polacos. Los americanos hicieron lo mismo en Dachau y durante muchos años se enseñó una cámara de gas a los turistas hasta que el gobierno alemán admitió que se trataba de una falsificación americana y fue retirada… La “cámara de gas” de Auschwitz tiene dos puertas que dejan debajo una rendija de casi 10 centímetros. Esto es imposible. Una cámara de gas ha de estar herméticamente cerrada. Además, hay una ventana con cristales corrientes, que se pueden romper con facilidad. Esto sería un detalle absurdo en una cámara de gas, pero no en un depósito de cadáveres que es lo que en realidad era…. Si no había cámaras de gas en Auschwitz, ¿de dónde viene esa leyenda? Y digo leyenda y no mentira, pues ahora millones de personas en todo el mundo lo creen como una religión. Yo antes también era un buen creyente. Y si no había cámaras de gas, ¿donde están los seis millones de judíos desaparecidos?”… El jefe de la propaganda inglesa envía un mensaje a Churchill en el que desaconseja firmar esa acusación: “He descubierto que se trata de una mentira que puede poner en peligro nuestra propaganda”. Pocos meses después dice: “No sé cuánto tiempo más podremos mantener que los alemanes están matando judíos en cámaras de gas. Es una mentira grotesca, como la de que los alemanes en la I Guerra Mundial fabricaban mantequilla con los cadáveres de sus enemigos, y aquello hizo perder la credibilidad a nuestra propaganda”. Estas pruebas son ignoradas por todos los historiadores. Y hay muchos más ejemplos. (Ediciones Ojeda 2008. 14 euros )
4:40 a.m.

Jackobsdijo…

Por alusiones creo q me he ganado el derecho a q alguien me explique quien es Laureano Luna y pq se me relaciona a mi con ese señor. En todo caso no he venido aquí a generar ningún conflicto, así q si realmente molesto no tengo inconveniente en dejar de publicar comentarios y pasar a un estado de durmiente, con eso creo haber contestado a dos comentarios. En respuesta al resto de las entradas debo decir en primer lugar q Irving no es un historiador demasiado escrupuloso en el uso de sus fuentes como quedo demostrado a través de Evans en el proceso judicial del año 2000. http://es.wikipedia.org/wiki/Irving_contra_Lipstadt_y_otros
al margen de esta consideración, la conocida tesis de Irving según la cual H. no tenia ni idea de lo q estaba pasando y todo fue obra de los mandos intermedios, no puede ser contemplada en mi opinión como eximente alguno de responsabilidad criminal. Cuando se ocupa un puesto de responsabilidad existe el deber de garante, en el caso planteado se trata de un jefe de estado y de gobierno, uno puede ser reo de responsabilidad criminal tanto por acción como por omisión. Entiendo y conmigo la mayoría de la doctrina penal entiende lo mismo, q el jefe del ejecutivo es asimismo el máximo responsable del buen funcionamiento del aparato administrativo estatal. Salvando las distancias de todo orden, recordemos el caso GAL en ESP, cuando ante el acoso de la justicia el entonces presidente de gobierno FG consiguió eludir la responsabilidad criminal declaró q se enteró de todo por los periodicos.
10:47 a.m.

Jackobsdijo…

La respuesta a JF como no podía ser de otra manera merece un trato particular. Para contestar a lo q me preguntas debo entrar en el terreno puramente personal. Siendo honesto conmigo mismo debo confesar q no se donde tengo los pies aun, o mejor dicho, quizá tengo un pie en cada esquina. Por un lado pienso q el sistema liberal es el mejor de los posibles, el gran despegue de la humanidad en los últimos 200 años no tiene parangón en la historia, cualquiera de nosotros vive 1000 veces mejor q Felipe II, los grandes faraones murieron de enfermedades q hoy están erradicadas… Todo ello es gracias al sistema liberal y al marco legislativo q ha permitido su desarrollo. Cuando se han intentado otras aventuras como el socialismo lo único q se ha conseguido es detener el reloj de la evolución humana cuando no retroceder ese proceso al neolítico, lease Cuba. Lo dicho hasta aquí sea retenido y quede en alto por un lado. Sin embargo por otro lado soy también consciente del momento actual, o al menos de mi particular percepción del momento actual. Ya se q ahora me crucificaran pero a fin de cuentas no hago mas q responder con una opinión personal q es tan valida como cualquier otra. En mi opinión hemos llegado a un momento tal o estamos cercanos a él en q el sistema en q vivimos no permite ya su propia evolución al prohibir el debate intelectual de las ideas pues el único conocimiento permitido a dia de hoy es el tecnico, es decir, aquel q permite el funcionamiento del sistema. Yo no creo en las conspiraciones, es una lógica, un devenir q se impone poco a poco y empobrece primero la mente, la educación y acabará limitando también aspectos de riqueza material como podemos comprobar a través del empobrecimiento generalizado en q derivará la actual crisis económica. Ya se q suena irreal y apocalíptico, pero parecería q estamos avanzando hacia una especie de nuevo feudalismo. Se condena de antemano cualquier consideración filosófica, humanística o de justicia q no cumpla estrictamente los criterios lógicos impuestos de forma vertical por no se sabe quien ni q. La política, la justicia, todo se ha rendido ya a esa lógica. Esta degradación es la tónica dominante hoy en dia, resulta obvio como se está concentrando el poder en unas pocas manos, conste en acta aquí q no solo me refiero al poder económico, y se condena obligatóriamente al resto a una desinformación, deseducación… El drama está en q los q más o menos vemos alguna luz somos cuatro gatos, pq la masa no quiere calidad, al contrario, aplaude la pobreza de contenidos. Es un drama digo y es el drama de la época q nos ha tocado vivir…
11:32 a.m.

Jaume Farreronsdijo…

Comparto mucho de lo que dices, por ese motivo rechazo las posiciones conservadoras. No hay vuelta atrás, a la sociedad tradicional, que hemos superado para siempre. Queda entonces abierta la cuestión de una MODERNIDAD ALTERNATIVA. El socialismo marxista ha fracasado, ciertamente, pero por sus valores. Un sistema socialista no puede funcionar sobre una base de valores hedonistas, porque es ineficaz y termina en la ruina. Pero, ¿cabe pensar otro socialismo?
El fascismo, por su parte, fue un intento, también fracasado, de socialismo. Fracasó, empero, porque se derechizó desde el principio. Pero la Alemania nacionalsocialista no fue derrotada por su ineficiencia, como la URSS, sino por otros motivos.Este blog intenta interpretar el pasado reciente para comprender por qué las alternativas al liberalismo han sido neutralizadas y qué hay que hacer para que esa MODERNIDAD NO LIBERAL que la historia demanda a gritos pueda encontrar el camino.De ello depende el futuro de la humanidad.
10:37 a.m.

Anónimo dijo…

Acabo de visitar Dachau. Por supuesto que había duchas de gas. Si bien no se usaron para el exterminio en masa, estaban totalmente preparadas para ello y hay varios testimonios de que se usaron para gasear a grupos pequeños. Si bien no se conoce como un campo de exterminio, 45.000 personas murieron de hambre y de trabajar hasta desfallecer, siendo prácticamente cadáveres andantes. Así como cientos de soldados rusos a los que mataron de un tiro en la nuca. Me parece bien que seas crítico con ambos bandos de la historia, pero te recomiendo que visites Dachau y observes lo que allí pasó.
12:34 p.m.

Jaume Farreronsdijo…

¿Testimonios? La única cámara de gas que había en Dachau era para despiojar la ropa y evitar las epidemias de tifus. No fue un campo de exterminio. Cierto, los presos fueron maltratados, pero como represalia por el plan genocida que los aliados diseñaron y pusieron en práctica contra el pueblo alemán antes de que empezara el holocausto. Esto no justifica los crímenes nazis, porque nada justifica el exterminio de inocentes (aunque el tema haya sido tremendamente exagerado), pero habría que poner punto final a la estrategia de machacar con la propaganda de la shoah para ocultar las atrocidades de los vencedores.
2:36 p.m.

http://www.nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2010/12/las-dos-placas.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s