UCRANIA, LA HOJA DE RUTA EN CATALUÑA

JUEVES, NOVIEMBRE 02, 2017
UCRANIA LA HOJA DE RUTA EN CATALUÑA

Según fuentes bien informadas –cerca de los servicios de inteligencia y en la Red- sobre Puigdemonr, no habrá sido más que un lanzar cortinas de humo su comparecencia en Bruselas -cerca del palacio Berlayamont, en el barrio de las instituciones europeas, ¬de donde le ví desalojar a hurtadillas y a toda prisa, como lo que ya es, un simple fugitivo. Así, no habrá venido aquí –conforme a esas fuentes- más que con un objetivo bien preciso “in mente”, conseguir financiación, para el escenario insurgente que tienen en mente montado él y los suyos, el “Maidán catalán” como le llama ya la prensa extranjera –en plena arrancada mientras escribo estas línea por las calles de Barcelona-. y cerca precisamente del (principal) aprendiz de brujo del Maidán de Kiev- (ver foto), y de las revoluciones “de colores”, el banquero Georges Soros (y parentela) Algo que vaticiné en algunos de mis libros (“Guerra del 36 e indignación callejera”, “Cataluña en guerra” (y no sólo) A asociar “de oficio” a la actitud equivoca de la diplomacia israelí de cara a la crisis catalana, No creo en la meigas pero hay las: ¡Españoles abrid los ojos, bien alerta, al nuevo disco rojo en Cataluña! Lo ven hasta los niños: Ucrania, la hoja de ruta de Puigdemont y de sus mentores extranjeros en Cataluña.
FUENTE:
http://juanfernandezkrohn.blogspot.com.es/2017/11/ucrania-la-hoja-de-ruta-en-cataluna.html

Anuncios

IVAN VELEZ, discípulo de GUSTAVO BUENO, opina sobre la crisis actual de ESPAÑA

LOS INTELECTUALES Y ESPAÑA:

IVÁN VÉLEZ:

“La independencia solo será posible si los españoles la toleran”

EMILIA LANDALUCE

28 OCT. 2017

Iván Vélez (Cuenca, 1972) es uno de los miembros más activos del grupo de discípulos de Gustavo Bueno. Para este arquitecto e historiador aún hay esperanza para una izquierda nacional que no apueste por la balcanización de España y que termine con todos los derechos históricos de los territorios. “España no es ninguna prisión de naciones”

P.–El Parlament ha votado independencia.
R.–Se ha votado pero una nación política es mucho más que una votación. Por otro lado, el poder también se ejerce de manera ascendente. La independencia sólo será posible si la ciudadanía española se desentiende de sus responsabilidades políticas creyendo que su único contacto con la política son las urnas. Los españoles deben exigir que se cumplan las leyes y no permitir que los políticos titubeen.

P.-¿Cómo debería actuar el Estado?
R.-Al margen de la aplicación severa de la ley que merecen los golpistas, el Estado, cautivo de la coyuntura partitocrática, debe retomar el control de la comunicación para neutralizar la propaganda hispanófoba que la Generalidad se ha encargado de azuzar. El 155 va a ser duro y hay que recuperar a la opinión pública extranjera. Por otro lado, me parecería un error una convocatoria inmediata de elecciones porque lo que se necesita en Cataluña es desmontar la arquitectura nacionalista y eso requiere de tiempo.

P.-¿Por qué España tiene tan mala imagen exterior?
R.- Por la escala de su Imperio y de su Historia. Porque, como dijo Gómara, fue capaz de hacer “la mayor cosa después de la creación del mundo”. Levantar cientos de ciudades con un canon claro, ser capaz de integrar tantísimas etnias… Configurar una parte formal del mundo actual, la Hispanidad. Eso crea muchas susceptibilidades. Por eso nuestra Leyenda Negra es la más persistente.

P.-Uno de los países más críticos con España con la actuación frente al nacionalismo es Reino Unido. Tras el Brexit a ellos no les interesa una Europa fuerte.
R.-Persiste la Leyenda Negra porque hay intereses en algunos ámbitos en destruir a un rival. En este caso la Europa de las naciones. Una Europa de los pueblos sería mucho más débil.

P.-Somos un país moderno. Español es el mejor CEO del mundo. Somos pioneros en derechos, además de creativos, solidarios, demócratas… Y fuera de España se sigue hablando de Francoland. ¿Es una reelaboración de los mitos hispanófobos?
R.- La Generalitat paga a periodistas y profesores que difunden los tópicos negrolegendarios… El gran problema es que hay muchos españoles que han asumido esos tópicos. Uno de ellos es considerar a España como una autoritaria prisión de naciones, antesala de la nación de naciones.

P.-Pinker dice que los 5.000 grupos étnicos que existen en el mundo no pueden tener Estado.
R.- Gustavo Bueno, mi maestro, subrayaba la potencia del mito de la cultura. Se ha pasado a la exacerbación y a darle más importancia a todo lo que tenga que ver con la cultura: el idioma, las famosas señas de identidad… ¿Por qué? Porque tras la caída del nazismo, el componente racial es indefendible. No se pueden medir cráneos como hacían los nazis, y antes, los catalanistas del XIX. Por eso recurren a la lengua.

P.-Pero Indalecio Prieto, por ejemplo, era españolista pero parte de la izquierda ha renunciado a España.
R.-Podemos, abanderado de la pureza izquierdista, ha perdido de vista el territorio. Viven en un mundo metafísico en el que el territorio no tiene nada que ver. Desde el materialismo filosófico entendemos que la tierra, o capa basal de la que se extraen recursos y energías, es absolutamente clave; que toda sociedad política tiene que estar implantada en un territorio. Ellos, sin embargo, creen que la nación, la democracia, es un mero sentimiento, una emoción.

P.-La excesiva influencia del idealismo alemán.
R.-Por ejemplo, creen que ha habido una imposición del español en América. El español no pudo imponerse porque cuando llegaron los conquistadores no había un ministerio de Educación que implantara el idioma en todo el continente. El español se impuso porque fue una lengua que por cuestiones históricas, comerciales, bélicas, literarias… fue ganando terreno. Y eso es lo que desde aquí no se quiere ver. Por eso la última frontera de los separatistas, irrenunciable, es la lengua. Es la única forma de intentar trazar fronteras en la actual nación política que es España.

P.-Defíname España.
R.-Desde luego no es una unidad de destino en lo universal. La actual España es fruto de la transformación del imperio español en naciones soberanas: España, Bolivia, Colombia, Paraguay…. Eso, políticamente. Luego, lo importante es que esa transformación está vinculada a una de las partes constitutivas del mundo actual: la hispanidad. Existe un enorme sustrato que nos une con un conjunto de naciones soberanas en la que se habla español. Un señor que habla esta lengua puede entenderse desde la Patagonia hasta casi Alaska. Por eso considero que se debe mirar mucho más al otro lado del Atlántico, y terminar con el papanatismo europeísta. Es preciso revisar el influjo orteguiano. Por otra parte, España se hizo frente al Islam y, por su situación geográfica, tiene una responsabilidad frente a los movimientos islamistas.

P.-¿Vive España una guerra de propaganda con los nacionalistas catalanes parecida a la que tuvimos con holandeses, luteranos… durante el Imperio?
R.-Veo el paralelismo en que es una guerra propagandística, pero Cataluña no tiene ejército. No hay un frente de trincheras, sino mediático, ideológico, de manipulación en las escuelas catalanas. Allí, por ejemplo, se omite España porque hay que desligarse de ella. Niegan la historia de España porque la consideran un error histórico del que hay que alejarse. Pero luego ocurre algo curiosísimo. Tratan de catalanizar a aquellos españoles excelentes como Cervantes o Santa Teresa y se les trata de buscar un origen catalán… Hasta a Cortés le han tratado de buscar orígenes catalanes.

P.-Pero catalanes, vascos, almerienses… participaron de la acción imperial [Felipe II tenía a Luis de Requesens como principal diplomático]. Eso no se aprende en los colegios catalanes.
R.- La Leyenda Negra se asume en España sobre todo a finales del XVIII y durante el XIX. En ese periodo, además, se quiebra la metodología imperial y el pactum translationis, origen y justificación de los gritos de los libertadores. Cuando se rompe esa inercia histórica se rescribe la Historia. Y en grandes áreas del mundo hispano se entiende el Imperio como un fracaso. ¿Qué se hace entonces? Buscar las esencias previas y convertir esos 300 años en un oscuro paréntesis.

P.-La imagen de la intolerancia se asocia a España.
R.-La Leyenda Negra se fue adaptando a los tiempos. Una nueva visión que se debe, en gran medida, a la Ilustración. España es vista como una sociedad fanática incapaz de hacer la revolución. No obstante, la revolución hispana siguió un curso propio ligado a las estructuras virreinales, que se transformaron en naciones políticas.

P.-¿Antes de la Constitución de 1812?

R.-La emancipación de las naciones se hace efectiva cuando la figura cohesionadora del Rey en el que se deposita la soberanía, está cautivo en Bayona (1808). Entonces el pueblo recupera la soberanía. Y no sólo la recupera en la Península ibérica sino también en juntas urbanas y criollas de América, porque al menos en esos sectores se habían homologado con sus pares peninsulares.

P.-Los independentistas dicen: ¿Y por qué no ahora Cataluña? Como Cuba y Filipinas…
R.-Presentar a Cataluña como una colonia española es una falsificación. Los catalanes participaron activamente en la empresa americana. Es más, desde el reinado de Felipe V, algunos sectores se enriquecieron a costa de Cuba gracias al proteccionismo mercantil español y a actividades como el tráfico de esclavos, que dejaron importantes dividendos con los que se construyó la ciudad de los prodigios en la que hoy flamea esa parodia textil cubana llamada estelada.

P.-Este verano los arqueólogos se sorprendieron de encontrar en una de las torres que formaba el Gran Tzompantli de México 500 cráneos de mujeres, niños…
R.-Una de las cosas más importantes que están sucediendo es que las crónicas de los conquistadores españoles, que podrían ser sospechosas de ser falsas o exageradas, se están verificando por la vía de la arqueología. Eso está desactivando la Leyenda Negra.

P.-De la Malinche se habla como de una traidora.
R.-Refiérase a ella como Doña Marina porque la bautizaron enseguida y se convirtió en española. Doña Marina siguió a Cortés, que, objetivamente, fue un libertador de pueblos. Las alianzas que forjó con totonacas, tlaxcaltecas… se sellaron porque les ofrecía unas condiciones mejores frente al opresor mexica.

P.-Que eran los que se dedicaban a hacer los Tzompantli con cráneos de niños.
R.-Exactamente. El México actual tiene más que ver con el virreinato que con el mundo precortesiano (el Anáhuac) que era un mosaico étnico. No se puede acusar a doña Marina de traidora porque no puede traicionar a algo (México) que entonces no existía y que está tan desligado con el territorio al que llega Cortés. Esta conexión interesada entre el México independiente y el prehispánico se alimenta en el siglo XIX de la mano de los liberales y de potencias extranjeras interesadas en depredar el territorio.

P.-Y la izquierda también compra esa Arcadia feliz.
R.-Claro. Se alimenta por tres vías. En América por la vía del indigenismo; en España por la vía de la islamofilia y, finalmente, por otro tipo de indigenismo español como son los nacionalismos fraccionarios (vascos, catalanes y gallegos) que buscan sus esencias poniendo entre paréntesis la acción española. Y claro, dicen que son layetanos o vascones… un disparate.
Es que un catalán (hasta los nacionalistas) tiene que ver más con un extremeño que con un paisano del siglo XI.

P.-Usted es de formación marxista ¿cómo se siente dentro de la izquierda?
R.-Hay que matizar qué es la izquierda. Si por izquierda entendemos que es no aceptar derechos históricos, no admitir privilegios entre españoles vinculados a la región en que viven, ni tolerar medidas a favor de la marginación de elementos comunes como el español… entonces sí que me siento de izquierdas. ¿Y cómo me siento respecto a los que se denominan de izquierdas…? Pues, casi siempre, ajeno.

P.-Incluso Bescansa ha dicho que Podemos parece no tener un plan para España.
R.-Sí que lo tienen. Por aspectos puramente culturales, la autodenominada izquierda pretende ahondar en la desigualdad del resto de los españoles respecto a aquellas regiones que han obteniendo privilegios descapitalizando otras regiones.
Hay un movimiento sano de españolidad que va de derecha a izquierda al que Podemos parece ajeno.
Podemos es la quintaesencia de lo peor del Régimen del 78. Quieren la realización del derecho a decidir y la balcanización nacional, que es algo que está completamente insinuado en la redacción de la Constitución española porque contó con los nacionalistas que querían la destrucción nacional y el robo de una porción del territorio común por una parte: sus sectas.

P.-Dicen que sin ellos el consenso…
R.-Pero se incluyó la confusión de regiones y nacionalidades de forma muy calculada. Luego los nacionalistas han hecho valer estos conceptos para configurar una red clientelar e institucional que ha favorecido un movimiento potentísimo que ha dado lugar a la realidad actual, en la cual el español en Cataluña está marginado. Y hay que aspirar a la igualdad y a la libertad de uso. Creo que está resurgiendo una españolidad al margen de los partidos que acabará cristalizando. Hay gente que se ha quitado el complejo de esa identificación gratuita entre España y Franco.
P.-Un cambio constitucional parece destinado a ahondar en la desigualdad entre regiones.
R.-Las indefinidas izquierdas españolas consideran que hay españoles de primera y de segunda. Este momento es el final de un proceso larguísimo. Lo veo, no obstante, como una oportunidad. Si fuéramos capaces de articular un frente transversal cuyo punto de partida fuera España y la igualdad de sus ciudadanos…

P.-Dicen que hay críticas de los errejonistas…
R.-Errejón es el primero que habla de plurinacionalidad y que asume los postulados del catalanismo. El PSOE también lo tiene muy difícil. Está cautivo del formalismo federalista y el federalismo asume las tesis del catalanismo, algo que no entiende Sánchez. No se puede defender el federalismo asimétrico porque no se puede asumir la desigualdad. Su somos la izquierda es un lema vacío. Le pasará factura.

P.-¿Se debe reivindicar a Hernán Cortés?
R.-Sí. Cortés y las estructuras del Imperio español favorecieron la protección del indígena. Cortés incorpora a esos hombres a la Historia Universal, algo que en ciertos sectores de esa izquierda culturalmente relativista es inasumible. Porque: ¿con quién se identifican los podemitas? ¿con los tlaxcaltecas o con los mexicas? ¿Con los esclavos o con los esclavistas?
===
FUENTE:
http://www.elmundo.es/opinion/2017/10/28/59f36f97468aeb8c7e8b4640.html
Diario “EL MUNDO”, Madrid, 28 de octubre de 2017 / En la sección “OTRAS VOCES”

“LA MALDAD DE HITLER O EL MISTERIO DEL FASCISMO”

LA MALDAD DE HITLER O EL MISTERIO DEL FASCISMO. Los verdaderos motivos de la “cruzada antifascista” en la Segunda Guerra Mundial son harto distintos de los que cuenta la publicidad institucionalizada habitual. Al liberalismo capitalista le ha importado muy poco el maltrato a la “sagrada” vida del “individuo”, máxime cuando no afectaba a personas “importantes”, es decir, ricos o poderosos -léase: “elegidos”. Tampoco el autoritarismo del Tercer Reich puede explicar la guerra: tan autoritario como Hitler, o más incluso, lo era Stalin, quien, a diferencia del Führer de los alemanes, nunca fue secundado mayoritariamente por su pueblo en unas elecciones democráticas. Sin embargo, el aliado de los occidentales era Stalin, no Hitler. ¿Crímenes nazis? Sólo desde 1945 y hasta el ataque a Irak (2003), los Estados Unidos han invadido o intervenido en 37 naciones soberanas y provocado guerras con un saldo de 20 millones de víctimas. Si nos remontamos a los orígenes de la historia yanqui, los inmigrantes-invasores puritanos (Nueva Jerusalén) celebraron su acto fundacional con el genocidio de los pobladores autóctonos norteamericanos, unos 5 millones de personas. Luego, uno tras otro, los EEUU construyeron la sangrienta cadena de crímenes de lesa humanidad (esclavitud negra, invasión y anexión de México, agresión a España…) que caracteriza su expansión imperial y culmina con el bombardeo de Dresden, el lanzamiento de dos bombas atómicas sobre civiles en Hiroshima y Nagasaki y el genocidio del pueblo alemán (13 millones de víctimas). La historia del colonialismo británico, otro de lo aliados liberales carcaterísticos de Occidente, supera en horror, incluso, a la de los EEUU. Las cifras globales del régimen colonial occidental en el Tercer Mundo rebasan los 1000 millones de víctimas. Las vulneraciones nazis de la normativa humanitaria internacional, en parte inventadas (Katyn, jabón de grasa judía, lámparas de piel humana) o exageradas (cámaras de gas de Auschwitz), aunque innegables, no pueden constituir verdaderos motivos morales para justificar la alianza occidental con el totalitarismo comunista. Pondérese al respecto que el régimen de Stalin superó mucho antes y con creces a los nazis en la matanza masiva (20 millones de víctimas, 13 millones de ellos antes de que comenzara el Holocausto) y sólo fue desbancado en el ranking de la carnicería sistemática por otra dictadura comunista, a saber, la china de Mao (60 millones de víctimas). Así las cosas, esta dictadura donde las haya nunca fue atacada militarmente por Occidente en nombre de los derechos humanos y la democracia. Antes bien, China llegó a alcanzar la condición de “nación más favorecida” por los EEUU y organizó las primeras olimpiadas post mortem -además de otras incontables atrocidades impunes-, pero a la ONU no se le movió ni una pestaña ante tales infamias. Los verdaderos motivos de la diabolización de Hitler y de la elevación del antifascismo a religión cívica universal de la oligarquía financiera judaica, nada tienen que ver, en consecuencia, con lo que nos han explicado las autoridades capitalistas y sus agencias de propaganda. ¿Cuáles son, pues, en realidad? El misterio del fascismo. Un secreto bien guardado.
NOTA. Muy pronto espero haber desatado este nudo gordiano de la historia en mi libro “Verdad y muerte II”, de inminente publicación.
PARANOIA NAZI. Eso de que los judíos controlan los medios de comunicación y hasta las universidades de Occidente no lo diría jamás una persona culta y progresista:
https://actualidad.rt.com/…/42488-Galtung-Los-jud%C3%ADos-c…
LA ÚNICA Y MODÉLICA DEMOCRACIA EN ORIENTE MEDIO. Un baluarte f rente a la barbarie islámica. Resoluciones de la ONU violadas por Israel:
http://tribunalrussell.blog.pangea.org/…/ES-manquements-et-…
¿RACISMO JUDÍO? ¡Jamás! Meras calumnias antisemitas. ¿Quién, sino un loco como Hitler, cuestionaría el carácter democrático y humanitario del judaísmo? Palabras de la más alta autoridad religiosa del Estado de Israel, el supremo rabino sefardita Ovadia Yosef:
“Los no-judíos son animales y sólo existen para servir a los judíos”:
http://www.jta.org/…/sephardi-leader-yosef-non-jews-exist-t…
“Los árabes deben ser exterminados”:
http://news.bbc.co.uk/2/hi/middle_east/1270038.stm
Más de 800.000 israelíes asisten al funeral del rabino racista y genocida:
http://www.timesofisrael.com/jerusalem-closes-down-for-rab…/

CONSECUENCIAS DE LAS TISCHGESPRÄCHE …

domingo, agosto 13, 2017
CONSECUENCIAS DE LAS TISCHGESPRÄCHE PARA LA DETERMINACIÓN DE LA “FILOSOFÍA” DE ADOLF HITLER

Adolf Hitler leyendo el periódico.

ADOLF HITLER DIXIT: “A LARGO PLAZO NACIONALSOCIALISMO Y RELIGIÓN NO PODRÁN SEGUIR EXISTIENDO JUNTOS” (“Conversaciones privadas de Hitler”, Barcelona, Crítica, 2004, p. 4). [Abajo a la izquierda, foto de portada de la edición española de las Tischgespräche de Henry Picker con la parte de las conversaciones omitidas por François Genoud debido a problemas de derechos de autor]. En los años 20-30 del siglo pasado el nacionalsocialismo desarrolló dos discursos, uno público, político, exotérico, y otro ideológico y esotérico. Cuando hablo de esoterismo no me refiero al ocutismo o a la sobada Sociedad Thule, sino al sentido originario de la palabra esotérico, que significa: no expuesto al público, nada más. ¿Por qué no se podía presentar lo fundamental de la doctrina nazi a las instituciones, ciudadanos y votantes alemanes? Pues por la misma razón que la mayoría de los partidos políticos, máxime si son revolucionarios, no lo hacen: para no perder votos o apoyos sociales de cualquier índole. En el caso del NS eso estaba especialmente indicado, porque, así como el comunismo pretendía ser la aplicación política de la filosofía de Marx, el fascismo y el nacionalsocialismo representan también la aplicación política de la filosofía de Marx pero sólo después de la crítica radical a que ésta fuera indirectamente sometida por la filosofía de Nietzsche (véase Georges Sorel y Benito Mussolini, quienes realizan la crítica directa basándose en Nietzsche). Ahora bien, la filosofía de Nietzsche era incompatible con la conciencia cristiana predominante a la sazón entre el pueblo alemán. Los ataques de Nietzsche a Alemania, que en su obra son característicos, afectan a la Alemania cristiana, que el filósofo ve encarnada en el Segundo Reich de Bismarck.

LA PARADOJA DE LA REVOLUCIÓN

Toda revolución comporta esta paradoja: el revolucionario intenta transformar la sociedad, pero necesita a esa misma sociedad para realizar sus objetivos. Consecuencia de esta aporía: como activista pragmático tiene que instituir un doble discurso, a saber, 1/ un discurso dirigido a las masas, político, sin sustancialidad ideológica; 2/ un discurso ideológico que constituye el verdadero fundamento intelectual del proyecto en cuestión.

En el caso del fascismo y del NS, estamos ante un discurso (1) que se apoya, entre otros elementos, en el cristianismo de las masas; y otro discurso (2) cuyo objeto es, precisamente, erradicar ese mismo cristianismo, recuperar la cultura “pagana” y forjar el “superhombre” (Übermensch). No todo en el discurso exotérico tiene que ser “mentira”, por ejemplo el nacionalismo no lo era, pero hubo cuestiones que convenía omitir o neutralizar, y nadie puede negar que los nazis tuvieron aquí muchos problemas con la cuestión religiosa, meollo del debate ideológico interno que el Führer prefirió dejar en suspensión hasta el presuntamente victorioso final de la guerra.

El Führer en sus conversaciones sinceras.
Sin embargo, la derrota del nazismo puso en evidencia cuál era la verdadera ideología nazi. La doctrina esotérica se convirtió en exotérica y este hecho es ya políticamente irreversible. Los NS contemporáneos se encuentran en el siguiente dilema:

————- *o repetir en la actualidad el discurso (1), que es filocristiano pero NO ES el verdadero discurso ideológico del nacionalsocialismo;

————- *o promover abiertamente el discurso (2) como ideología nacional-socialista, algo que, desde el punto de vista político, seguiría siendo suicida aunque la sociedad ya no sea tan cristiana como lo era en tiempos del Führer.

Por este motivo entiendo que, abstracción hecha de otras cuestiones no menos graves, el NS es irrecuperable en cuanto tal como proyecto político, pero en todo caso el NR coherente tiene que mantener en su discurso político una posición estrictamente laica y neutral en materia de religión, omitiendo toda referencia elogiosa al judeo-cristianismo hasta que sea posible su erradicación.

AUTENTICIDAD DE LAS TISCHGESPRÄCHE

Respecto a las objeciones que me han hecho a las Tischgespräche, como que Martin Bormann, ateo radical, pudo haber manipulado el texto taquigráfico de base tomado por Heinrich Heim (y copiado por Picker), da la casualidad de que, por puro azar, esto parece poco menos que imposible, porque el propio Picker confeccionó su edición de las Tischgespräche directamente a partir de dichos documentos taquigráficos. Y ésta coincide, en lo fundamental, con la versión del otro editor, François Genoud, que se basa en el texto revisado por Martin Bormann. Así que Bormann respetó las palabras de Hitler, como no podía ser de otra manera. Las dos versiones se corresponden, no hay una diferencia sustancial de sentido, excepto en lo que concierne al hecho de que Picker habla en primera persona y explica lo que dice Hitler, mientras que en el texto de Bormann es Hitler el que habla. Por tanto, el texto más fiel tiene que ser el de Bormann, taquigrafiado por Heim, y no el de Picker. Esto se debe a que Picker, por su parte, no taquigrafió, mientras sustituyó a Heim, sino que anotó aquello que Hitler iba diciendo, y en el resto se basa a su vez en el texto taquigrafiado de Heim que sirve de base a Bormann para la versión definitiva del documento. El libro que sirve de fuente a la traducción citada por mí es, por este motivo, la versión de Genoud, en la cual, por problemas de derechos de autor, debería faltar la parte de los monólogos que va del 12 de marzo al 1 de septiembre de 1941, registrados por Picker sin recurrir al instrumento taquigráfico (así lo explica el editor en el Prefacio, aunque luego, sorprendentemente, nos encontramos con que de tales fechas sí hay entradas). En el resto, insisto, las dos ediciones coinciden en cuanto al sentido del discurso del Führer y no parece, aunque tengo todavía que verificarlo punto por punto, que la edición de Picker contenga manifestaciones de Hitler que contradigan las ideas expuestas en la edición de Genoud. Por otra parte, si esa contradicción existiera, los propios editores habrían hecho mención del asunto en los materiales introductorios a la obra, que hallamos en ambas ediciones. El texto de Picker nos resulta útil, consecuentemente, sólo para verificar que Bormann no manipuló los originales taquigráficos de Heim.

Así que nos encontramos aquí con una de las pocas fuentes fiables y directas (ya haremos la lista de los documentos doctrinales canónicos) para conocer la ideología NS en su fuente más autorizada y exclusiva, que no puede ser otra que la del Führer Adolf Hitler porque era él quien, como dictador, tenía el control absoluto del movimiento. En los Tischgespräche podemos “conocer” pues la “filosofía” de Hitler y, por ende, la verdadera esencia del nacionalsocialismo. El resto, con muy pocas excepciones de las que ya hablaremos, es propaganda.

Jaume Farrerons
La Marca Hispànica, 4 de agosto de 2017

Más información aquí: http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2017/08/la-autenticidad-de-las-conversaciones.html

Publicado por ENSPO en 3:39 p. m.
————————————————–
FUENTE:
https://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2017/08/consecuencias-de-las-tischgesprache.html